Heraldo de la Segunda Invitación, Vol 7, octubre de 2021

Articulo 1: El estándar  establecido por Dios (escrito por Maurício A. Berger)

Articulo 2: La Misma Fe del Hermano de Jared (escrito por Coriolano Pacheco)

Articulo 3: Testimonio de Kelvin Henson (escrito por Kelvin Henson)

Articulo 4: Maná de la Mañana - Traer la verdad a la luz - La bendición de Dios sobre los videntes (escrito por Peter Gould)

ARAUTO ESPANHOL

Volumen 7, artículo 1 - octubre de 2021: escrito por Maurício A. Berger

El estándar  establecido por Dios

1 - Somos, en muchos sentidos, un grupo privilegiado entre los Santos de los Últimos Días porque se nos ha dado la capacidad de ver en la oscuridad y entender lo que nuestros hermanos en la Iglesia no perciben, no se permiten creer, ni aceptar, aunque esta historia tenga una mínima posibilidad de ser cierta porque hiere sus creencias habituales.

2 - Sin duda, aunque se permitan, aunque sea por curiosidad investigar el surgimiento de este grupo debido a la porción sellada de las Planchas de  Mormón, muchos seguirán aferrándose a los preceptos humanos sobre este asunto de naturaleza profética en los últimos días, donde podemos leer en 2 Nefi 27: 21-26 que aquel a quien el Señor llama para que lea las palabras de este libro sellado se dirigirá a un pueblo de corazón duro cuyos líderes dirán que todo va bien en Sion, que Sion prospera (2 Nefi 28:21, 24-31), y que negarán estas cosas cuando empiecen a ocurrir entre ellos.

3 - De manera clara e inequívoca, la profecía descrita en este contexto indica que no sería un líder de la Iglesia, exactamente como se nos enseña en los entresijos de la sociedad de los Santos de los Últimos Días.

4 - Joseph nos enseñó que "es inherente al ser humano poner límites y restricciones a las obras y a la forma de actuar del Todopoderoso". - History of the Church, volumen 5, pp. 529-530.

5 - Argumentar que sólo el Presidente de las Iglesias de la Restauración puede traducir la porción sellada profetizada en 2 Nefi 27 al Libro de Mormón equivale a poner límites al Todopoderoso y determinar cuál debe ser su forma de actuar, ignorando lo que nos muestra el versículo 23 que dice "Porque he aquí, yo soy Dios, y soy un Dios de milagros; y mostraré al mundo que soy el mismo ayer, y hoy, y por los siglos; y no obro con los hijos de los hombres sino según su fe", y en el versículo siguiente revela que "otra vez", tal como hizo en el pasado, llamaría a uno que sería de la misma manera que sus profetas en dispensaciones anteriores, desacreditado por su propio pueblo en los últimos días.

6 - Joseph, al traducir la Biblia, específicamente el texto de II Tesalonicenses 2:2-9, enseñó acerca de que Dios permite el engaño al decir que: "antes de la venida de Cristo vendría una apostasía en la restauración y se manifestaría el hombre de pecado", a quien llama el hijo de la perdición (porque llevaría a su iglesia a la perdición en los últimos días), siendo que en el versículo 7, menciona que el misterio de la injusticia opera (en medio de la iglesia) y que opera sólo porque "Cristo le permite operar...". hasta que se cumpla el tiempo en que será quitado del camino (mostrando que este hombre de perdición es alguien que estaría en el liderazgo de la iglesia, porque de este medio será quitado), cuando luego el versículo 8 dice que el malvado que (vers. 4) se sienta, "como Dios, en el templo de Dios", y como sólo el presidente de la iglesia se sienta hoy en la posición más alta, y casi adorado como un Dios por los miembros de la iglesia, sin inhibir nunca tal acción, como debe ser, presupongo que este hombre, a quien (vers. 8) "el Señor deshará con el soplo de su boca, y aniquilará con el resplandor de su venida" es, sin duda, el que ocupa el cargo de presidente de la iglesia, que ya no corresponde al auténtico Evangelio que por Joseph Smith Jr había sido restaurado en el siglo XIX.

7 - Sí, el Señor, Jesucristo, (versículo 9) cuya venida "no tendrá lugar hasta que haya una apostasía" en la iglesia restaurada en la última parte de la plenitud de los tiempos, por la obra de Satanás (que ya ha estado ocurriendo desde la muerte de Joseph y Hyrum Smith en medio de la restauración), con todo poder y señales y prodigios mentirosos, a fin de llevar a todos, si es posible, a la perdición.

8 - Esta tendencia, sin embargo, no es algo nuevo, y en cierto modo, "permitir este engaño, ha sido siempre el método utilizado por DIOS para probar a sus elegidos". Sólo así, Él puede saber quiénes son sus Shadrachs, Meshachs y Abnegos entre su pueblo.

9 - Sin embargo, para encender de nuevo este fuego, y de forma más intensa que los anteriores, se requiere en primer lugar que evaluemos la apariencia del Libro Sellado por nosotros mismos, de conformidad con la promesa de Moroni "de que podemos conocer por nosotros mismos la verdad de todas las cosas mediante la oración sincera".

10 - No podemos permitirnos, con tanta información que proviene de las obras estándar de nuestra fe disponibles hoy en día en todos los hogares del mormonismo, en ser engañados por los preceptos de los hombres que nos dirigen, una vez que tenemos el Evangelio Eterno, "como una vara de hierro en nuestras manos" para asegurarnos si lo que se nos enseña en los púlpitos de la Iglesia, sigue siendo, en pleno acuerdo con la voluntad de Cristo o no.

11 -Cuestionablemente, la aparición del Libro Sellado en nuestros días, procedente de una fuente desconocida para los miembros, les parece algo tan chocante como debió serlo para los judíos cuando Amós, por ejemplo, se presentó ante el pueblo de la alianza con la revelación de que el Señor no hará nada a su pueblo, sin informarle antes de las calamidades propuestas para su arrepentimiento por medio de sus siervos los profetas. Puesto que ya tenían en su seno a su profeta, que a su vez afirmaba que Amós era falso, y por esta razón el pueblo de la alianza en sus días lo rechazó.

12 - Pero, ¿qué se puede decir de la aparición de este libro, si cumple en sus detalles la ley de los testigos, norma establecida por Dios tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento y también en el Libro de Mormón y en Doctrina y Convenios, parámetro establecido por los cielos para que el pueblo de la Alianza pudiera confirmar la verdad sobre todas las cosas?

13 - Juzguen ustedes mismos, si por la negativa de los santos a averiguar por sí mismos el origen de este libro por medio de la ley de los testigos estipulada por el propio Dios en las sagradas escrituras, ¿no estarían ofendiendo de alguna manera a la Suprema Inteligencia del universo, cuando admiten la veracidad de las obras estándar que guían sus creencias y su fe en la restauración, pero sin embargo se eximen, por meros preceptos humanos, de obedecer tal ley?

14 - ¿No estarían, en este caso, como atestigua Santiago en su Epístola en la Biblia, capítulo 2:10, infringiendo toda la ley al tropezar en este único punto? - Sin embargo, no se trata sólo de este único punto, como bien se informa a continuación.

15 - Puesto que en este caso la ley de los testigos ha sido cumplida, en sus detalles, por este traductor, tal como se exige en el texto de Isaías 43:9 - ¿no coloca tal negativa a estos por debajo de sus propias capacidades intelectuales con las que el cielo los ha investido, si persisten en actuar de manera contraria a lo que el Señor exige de ellos como pueblo de la Alianza?

16 - Vea abajo, extracto de la Revelación recibida del 19 al 27 de marzo de 2020, en la que el Señor nos da de forma clara e inequívoca la comprensión que debemos tener en relación a este asunto - la ley de los testigos.

"21. Esta vez, sin embargo, a diferencia de lo que se le exigió a mi siervo Joseph en los primeros días de la restauración, yo, el Señor, le exigí a mi siervo elegido, al que hoy conocéis como Mauricio Artur Berger, que convocara a sus testigos incluso antes de que se produjera la traducción, para que pudieran testificar sobre la veracidad de las planchas, ya que yo, el Señor, en mi omnisciente sabiduría, preveía que debido a sus divergentes preceptos e intereses personales, cada uno tomaría caminos diferentes tras la traducción.

22. Sin embargo, nada puede anular de la historia de este segundo convite, ese momento sublime en el que conjuntamente, los ocho testigos originales atestiguaron al mundo, por la confirmación del Espíritu Santo que fue derramado sobre ellos en esa sublime ocasión, que las planchas son auténticas mientras elevaban sus voces en un solo corazón a Mí, Jesucristo, como debe ser Mi pueblo en la plenitud de los tiempos; unidos en el corazón cuando cantaban "cantad aleluya al señor".

23. ¿Dónde están ahora sus testigos? No importa. Lo que importa, es que mi siervo elegido siguió el patrón requerido por mí, el Señor, como se indica en sus sagradas escrituras. Pero, ¿y vosotros, que decís ser mi pueblo en estos últimos días, por qué no hacéis lo mismo?

24. ¿Por qué no tienen la norma de averiguar los hechos como se les exige en sus escrituras? ¿Hasta cuándo debo llamarte al arrepentimiento por tu rigidez de cerviz?

25. Sin embargo, Mi pueblo no se detiene ante nada, al escuchar la voz fabricada de los que conspiran sin causa alguna contra Mi ungido, al prestar atención a la voz de los malvados traidores que se han infiltrado entre vosotros, y que de entre Mis elegidos se han levantado para engañaros, mientras que los hechos, junto con los testigos de los artefactos presentados por Mi siervo, Mauricio, nunca podría, según la ley de los hombres, ser rechazado por ningún tribunal de la tierra, ya que hay tantos testigos fidedignos en este suceso, más de los que la propia ley de los hombres requiere, para dar fe de cualquier hecho que se presente en los tribunales humanos.

26. Entonces, ¿cuánto más no sería cierto este evento presentado por este hombre que usted conoce como Mauricio Berger? Quien, a través de la palabra divina de vuestras escrituras, siguió la pauta estipulada por Mí, el Señor, que soy vuestro abogado ante el Padre, el Juez de toda la Tierra, respecto a la aparición de estos registros entre los hijos de los hombres, para que los mismos fueran mostrados por el poder y el don de Dios a tres testigos, y además de éstos, a cuantos más fueran necesarios para sacar a la luz esta obra.

27. A pesar de la negativa de mi pueblo a ver la luz que procede de este registro en medio de las tinieblas que se encuentran en las iglesias de la restauración, mis entrañas se llenan de compasión para que se cumpla en ellos lo que fue dicho por mí cuando llegaran estos días, que no los echaría del todo en el día de mi ira, sino que me acordaría de la misericordia.

28. He aquí, pues, que os digo, como dije a mi pueblo en tiempos pasados, que a causa de los muchos espíritus falsos que han salido a la tierra engañando al mundo, después de la traducción de este antiguo registro por la mano de mi siervo, Mauricio, he aquí a los que profesan ser mi iglesia en estos últimos días, que se han alejado de mis propósitos, y aunque se acerquen a mí con la boca y con los labios me honren dentro de los muros de sus iglesias, han vuelto a apartar su corazón de mí apegándose a los preceptos de los hombres, porque lo que fue dicho por mí a Jeremías debe cumplirse en vosotros y en vuestra generación, Que os daré pastores según mi propio corazón, que os apacentarán según mi voluntad, y los apacentarán con el verdadero conocimiento de mi palabra; porque reuniré de todas las naciones un pueblo santo para mí, el Señor, y os tomaré de entre los santos de los últimos días para llevarlos al correcto entendimiento de mi voluntad en lo que respecta a la ley de consagración, para que este pueblo, que será un pueblo remanente de la restauración de mi evangelio, no vuelva a caminar según la terquedad y los preceptos de los hombres. "

Acceda a la revelación en este enlace: - http://olivroseladooficial.org/revelacao-recebida-entre-os-dias-19-a-27-de-marco-de-2020/

17 - Como toda historia tiene dos lados, y sólo el lado que pudimos asimilar hasta ese momento a través de lo que nos han contado, como los registros de la Iglesia Mormona se han tejido durante los últimos dos siglos. Ha llegado el momento, y ahora es el momento predeterminado por Dios, con la aparición de esta Segunda Invitación, para que reescribamos la historia de nuestra religión de la manera correcta; ya no según los preceptos meramente de esta u otras Iglesias que se dividieron con la muerte de Joseph y Hyrum Smith, sino por lo que es verdaderamente el Evangelio Eterno de Jesucristo, a través de lo que ahora somos capaces de entender por nosotros mismos. No sobre la base de lo que los hombres puedan relatarnos, sino a través de las revelaciones dejadas, como una guía segura para conducirnos a través de las nieblas de las tinieblas, que están siendo disipadas por medio de este proyecto divino llamado de tan noble causa, como lo prescribe la profecía acerca de aquel que en los últimos días será llamado a leer las palabras de la porción sellada de las planchas de Mormón, ya que en la plenitud de los tiempos se presentaría ante el pueblo de la alianza, que "de nuevo" se acercaría al Señor pro forma, y con sus labios lo honraría, pero sus corazones estarían lejos de él, por seguir más bien los preceptos de los hombres que las auténticas enseñanzas de Cristo, delineadas en una vara de hierro para conducirlos al árbol de la vida. - 2 Nefi 27: 21-25

18 - Sin embargo, puesto que la traducción del Libro de Mormón, así como las revelaciones de Doctrina y Convenios son en la actualidad las mismas que fueron reveladas al pueblo de la Iglesia en la apertura de la plenitud de los tiempos, cuyas leyes y ordenanzas transcritas en sus páginas deben, como enseñó Joseph Smith Jr; por "mandamiento inmutable", atender en su plenitud al pueblo del convenio en la actualidad, con el mismo carácter y trascendencia con que atendió al pueblo mormón en los primeros días de la restauración. Entonces resulta fácil discernir, sobre la base de estas escrituras, si en realidad las doctrinas puras del Evangelio, tal como fueron restauradas en el siglo XIX, han sido alteradas en los meandros de la iglesia SUD hasta este momento de la historia, en el que hemos comenzado a propagar El Libro Sellado entre los Santos de los Últimos Días, y con él, la aparición de la Segunda Invitación, tal como se transcribe en 2 Nefi 29: 1, donde el Señor menciona que hará una obra maravillosa en medio de ellos, para recordar los pactos que hizo con los hijos de los hombres; y para que Él extienda su mano la "segunda vez" para recuperar a su pueblo, que es un remanente de la casa de Israel.

19 - Dicho esto, desafío a cualquier miembro de la Iglesia que juzgue que este grupo está equivocado, a que averigüe, ante una investigación diligente y una reflexión cuidadosa sobre el tema que se expone a continuación, en consonancia con las escrituras, si el pueblo de su iglesia sigue apegado a la vara de hierro o si ya ha sido de alguna manera, sutil e imperceptiblemente desviado por el brazo de la carne hacia el valle de las densas nieblas, que tienden a nublar la visión espiritual de todos aquellos que dejan de lado las escrituras para seguir ciegamente los preceptos puramente de los hombres.

 

La densa niebla del sueño de Lehi, tiende a disminuir la visión espiritual de aquellos (iglesia/ D&C 10:67) que iniciaron el camino de la restauración, pero que en cierto momento dejaron caer la vara de hierro para seguir los preceptos de los hombres, llegando a extraviarse y, sin rumbo, perdieron su verdadero propósito a la Vista de Dios. - 1 Nefi 8:23

20 - Utilizaré aquí, una línea de razonamiento sólo sobre los registros de la restauración y las escrituras correlacionadas con la "ordenanza sacramental", para mostrar cuánto de esta ordenanza primordial para nuestra salvación fue alterada en los meandros de la iglesia SUD, aunque hay una lista significativa de otras ordenanzas que, de la misma manera, fueron modificadas en esta referida institución, que no mencionaré en este artículo por falta de espacio.

21 - Empezando por la oración sacramental; está escrito en los manuales de la iglesia que hay dos oraciones sacramentales, y sin embargo son "fijas e inmutables", y fueron predeterminadas incluso en el consejo del cielo, para ser leídas o memorizadas, "con el fin de ser repetidas textualmente", es decir, según el registro de nuestras escrituras. (Manual del estudiante de D&C, curso 324-325, página 43. 29).

22 - También en los manuales de la iglesia, podemos leer que una "oración fija", como lo es la oración sacramental, "es aquella que es revelada por el Señor para un propósito especial" y debe ser repetida "palabra por palabra" para que las sagradas ordenanzas "puedan ser realizadas de una manera exacta", tal como Dios las ha determinado en las escrituras para nuestro beneficio y exaltación. (Manual del estudiante de seminario, estudio del D&C y la Historia de la Iglesia, precisamente en la página 41', último párrafo).

23 - Finalmente, ya que se entiende perfectamente, sobre la base de las enseñanzas que se nos han dejado a través de Joseph Smith, que es impensable cambiar una sola palabra de la oración sacramental, le hago tres preguntas, sobre la base de los registros de Moroni 5:2, en el Libro de Mormón, así como la revelación de Doctrina y Convenios, 20:79, donde ambos encontramos palabras adversas a lo que se ofrece hoy en la mesa sacramental.

- Al leer estos dos registros citados anteriormente, ¿podría alguien decirme en qué parte de la oración sacramental, donde se bendice la copa en recuerdo de la sangre de Cristo, encontramos la palabra "agua"?

- Teniendo esto en cuenta, ¿podría alguien decirme qué es lo que llevó a las autoridades generales, en el transcurso del tiempo, a consentir en cambiar una palabra "fija e inalterable", de una oración que nos interconecta plenamente con el Espíritu de nuestro Dios, por otra que no se corresponde en absoluto con la palabra original, la cual, representa el símbolo que prefigura la sangre que Él derramó en nuestro favor?

- ¿Cómo puede el pueblo de la alianza, en la actualidad, permitir juntos, tal engaño a sí mismos, cuando unidos en una sola voz dicen amén de acuerdo a una oración dictada de una tablilla transcrita debajo de la mesa sacramental, cuyo mensaje no transmite la esencia de la verdad, como se encuentra en nuestras escrituras, en cuyos textos se transcribe: "bendice y santifica este 'vino' por las almas de todos los que beben de él"; pero que en el ínterin, la palabra clave había sido alterada, con el propósito de justificar el cambio que se hizo de la sustancia vino, al elemento agua en la mesa sacramental, en mera concordancia con esta nueva pronunciación, "bendice y santifica esta 'agua' por las almas de todos los que beben de ella"?

24 - Citando las razones que llevaron a las autoridades generales a cambiar la pronunciación original de esta oración fija e inmutable de nuestras escrituras, de vino a agua; nos encontramos con otro asunto de suprema importancia en la ceremonia sacramental, que había sido cambiado por la interpretación actual de la Iglesia del D&C 27, en relación con el evento de agosto de 1830, cinco meses después de la fundación de la Iglesia, en el que Joseph Smith es interrumpido por un ángel, mientras va a comprar vino para conmemorar el Sacramento, y el ángel se lo impide diciendo que no debe comprar vino a sus enemigos, y que no importa lo que uno coma o beba al conmemorar el Sacramento, siempre que recuerde el cuerpo y la sangre de Cristo.

25 - Por esta revelación se nos enseña en la Iglesia que fue a causa de esta amonestación dada a Joseph Smith, por la voz del Salvador mismo, que las autoridades generales consintieron en el uso del agua en las reuniones sacramentales, y no se ha usado más vino desde entonces. Sin embargo, si reflexionamos cuidadosa y diligentemente sobre este asunto, veremos que no puede haber entre los hombres de la tierra, desde que la Sección 27 de Doctrina y Convenios fue revelada, ninguna otra autoridad con mayor comprensión y credibilidad en este asunto que el mismo hombre que la recibió -en este caso, Joseph mismo.

26 - Él, podría haber ido a casa en esa ocasión y simplemente conmemorar el Sacramento con agua, si hubiera estado claro para su propio entendimiento, que de hecho podría ser cualquier cosa. Pero, a pesar de lo que las autoridades de la iglesia SUD enseñan en la actualidad, Joseph se dio cuenta, a través de lo que había registrado en el versículo 2, de que en realidad "no importa lo que uno beba al participar del sacramento siempre y cuando recuerde la sangre de Cristo" y, actuando sobre lo que había escuchado del Señor en ese momento, como se lee en el versículo 4, se dio cuenta de que, aunque no debía usarse en el sacramento ningún vino comprado a sus enemigos, aún quedaba el mandamiento de que dicha ordenanza debía conmemorarse con "vino nuevo", elaborado por los propios miembros de la Iglesia.

27 - Y esto es exactamente lo que hizo Joseph Smith, como se registra en los manuales de la iglesia, donde leemos: "... En obediencia a esta revelación, preparó 'un poco de vino de su propia creación' y así realizó el sacramento dentro de su propia casa, que consistía en la reunión de sólo cinco personas, Newel Knight y su esposa, Joseph y su esposa, y John Whitmer". (Manual del Estudiante del Seminario, estudio de D&C e Historia de la Iglesia, precisamente en la página 49).

28 - De acuerdo con este tema, Joseph Fielding Smith explicó que: "Joseph no debía usar vino en el Sacramento a menos que fuera producido por los propios santos y de reciente fabricación, y que el vino se usara principalmente por su "semejanza con la sangre"." (Manual del Estudiante de D&C, curso 325-325; pag.55 bajo el tema "No importa lo que se coma o lo que se beba al compartir el sacramento").

29 - Además, podemos leer en la Palabra de Sabiduría, dada como revelación al pueblo de la Iglesia, tres años después de la tan citada Sección 27, que la voluntad del Señor siguió siendo la misma desde que restauró el evangelio en 1830. Sobre el uso del vino en el sacramento; como leemos en la Sección 89 de Doctrina y Convenios, versículos 5-6: "que no es bueno ni aceptable a los ojos de vuestro Padre que alguno de vosotros tome vino o bebida fuerte, 'excepto' cuando os reunís para ofrecer vuestros sacramentos ante él. Y he aquí que "debe ser vino", dice el contexto, sí, "vino puro", de uvas de la vid, "de tu propia fabricación"."

30 - En concordancia con lo anterior, leemos que así lo entendió también Brigham Young poco después de la muerte de Joseph, cuando en el acta de la reunión celebrada en 1845 dice: A las 4, nos reunimos en casa del Dr. Richards con el Presidente Young, Heber C. Kimball, Willard Richards, John Taylor, Amasa Lyman, George A. Smith, Orson Pratt, N[ewel K. Whitney, George Miller, L. Richards y J. Young. Ofrecimos nuestras oraciones sobre una variedad de temas. (...) Se decidió emplear al Hermano Isaac Morley para hacer '100 barriles de vino para el sacramento'. (William Clayton, An intimate chronicle: the journals of William Clayton, p. 171-172; 3 de julio de 1845)

- ¿Con qué autoridad se cambió el simbolismo principal del sacramento, el que nos recuerda la sangre del Salvador derramada por nosotros, ya que Joseph ha afirmado más de una vez que las ordenanzas son inmutables y nunca deben ser alteradas de ninguna manera, pues en la correcta observancia de sus ceremonias y simbologías se encuentra el poder del sacerdocio?

31 - Tal vez, por esta razón, vemos hoy en día a la iglesia "dando sillas de ruedas a los discapacitados físicos" (usuarios de sillas de ruedas), porque no vemos en su seno, milagros como los que se vieron en el comienzo de la restauración, como informó el hermano David W. Patten en los días de Joseph, cuando en su misión al este, "muchos enfermos fueron sanados y muchos cojos caminaron" (Enseñanzas del profeta J.S. compiladas por Joseph Fielding Smith; página 29; párrafo 2).

32 - No es casualidad que D&C 84:20 diga eso: "en sus ordenanzas se manifiesta el poder de la divinidad".

- Ante estas verdades, me pregunto por las razones que llevan a los santos en hoy en día, para no fabricar su propio producto de la vid.

33 - Lo que veo, sin embargo, es un conjunto de doctrinas que se han invertido sutilmente, de tal manera en su contexto original, que lo que es verdad absoluta en las escrituras, suena a herejía en medio de la sociedad SUD, mientras que la mentira prevalece entre los santos como si fuera la verdad suprema e inmutable, pues tal como está escrito, ellos "cambiaron la verdad por la mentira". - Romanos 1:25

34 - Esto es tan cierto, que si reflexionáramos con humildad sobre la posición casi inflexible de la Iglesia en la actualidad respecto al uso del agua en el sacramento, veríamos que no les importa lo elevados que puedan parecer sus argumentos basados en sus escrituras, pues cualquier alegato contrario a su posición arbitraria siempre será incoherente para el entendimiento colectivo de la iglesia en general. Si uno de sus obispos, por ejemplo, entendiendo las escrituras, opta por servir el zumo de uva como emblema de la sangre de Cristo en la mesa sacramental, entre otras cosas porque podría ser cualquier cosa, ¿no? - Pero siendo honesto contigo mismo, ¿qué crees que le pasaría a ese obispo una vez que su actitud fuera continuada?

35 - Ahora, no hay duda de que este obispo sería llamado en el consejo disciplinario, y si no viniera a retractarse, pronto sería excomulgado de la Iglesia, por acto de apostasía.

36 - Pues, según el manual "Predicando mi Evangelio Pag. 44", APOSTASÍA significa el "alejamiento de la verdad", y en el caso en cuestión, la verdad que prevalece es la predicada por la iglesia y no ya la prescrita en las escrituras.

37 - Con esto, hermanos, basado en las escrituras, me doy cuenta de cuan grande es el engaño engendrado en los meandros de la Iglesia SUD, para que no haya medios de practicar dentro de ella, lo que verdaderamente nos ordena sus obras estándar, como se reveló con la apertura de esta dispensación.

- ¿No sería eso, en sí mismo, una razón de peso para que Dios llamara en la actualidad a quien quisiera, como hizo Amós, para advertir a su pueblo, de lo mucho que se ha alejado de los verdaderos mandamientos restaurados en su Iglesia en el siglo XIX? .

38 - Entrando en otro asunto, todavía con respecto al sacramento, leemos tanto en el libro de Moroni 4:1-3, como en Doctrina y Convenios 20:76-77, que otro libro de Moroni 4: 1-3, así como en Doctrina y Convenios 20: 76-77, que otro mandamiento invariable en la restauración del Evangelio, es el hecho de que "toda la Iglesia", refiriéndose a todos los miembros, sin excepción, debe arrodillarse junto con los élderes, en el momento de la oración sacramental. De hecho, no hay ningún pasaje en las obras estándar de la Iglesia, que permita sólo a los ancianos y a los sacerdotes que bendicen el Sacramento, como se hace en la actualidad, representarnos en este acto de la más sublime reverencia y humildad con respecto a esta ordenanza.

39 - En el artículo de Justin R. Bray, titulado "Excessive Formalities in the Mormon Sacrament", muestra que fue después de que los miembros llegaron a Utah, que esta práctica fue inhibida. Las autoridades generales, al parecer, estaban preocupadas por las excesivas formalidades (Bray, Justin R. - Excessive Formalities in the Mormon Sacrament, 1928-1940. Intermountain West Journal of Religious Studies 4, no 1 (2012).

40 - Finalmente, al entrar en la última cuestión que planteo aquí respecto al sacramento, recurro a la lectura del Libro de Mormón, precisamente en 3 NEFI 18: versículos 5, 11, 29 y 30, así como, al contexto de D&C 20: 68, donde se puede leer, que sólo los "miembros bautizados" de la Iglesia, pueden participar definitivamente en el sacramento. Esto es tan cierto, que los manuales de la Iglesia atestiguan, a través de un registro dejado por John Whitmer, que en los primeros días de la restauración, "los discípulos (es decir, los miembros bautizados), solían excluir a los incrédulos (es decir, los que no eran bautizados) de las reuniones sacramentales". (Manual del estudiante de D&C, curso 325-325; pag.99 parg. 01).

41 - En otro Manual, se dice que los antiguos santos de la Iglesia "se negaban a permitir que los no miembros asistieran a las reuniones sacramentales". Por ello, el Señor reveló la Sección 46, autorizando a asistir a las reuniones a todo aquel que buscara sinceramente el Reino. Leemos clara e inequívocamente en el contexto de esta Sección, por la cual las autoridades generales de la Iglesia SUD han obtenido en los tiempos modernos un nuevo entendimiento, por el cual ahora se permite que todos los visitantes puedan ser invitados a participar en los servicios sacramentales.

42 - Sin embargo, tal instrucción de la Iglesia en la actualidad no corresponde a la intención original de esta revelación, en la que el Señor informa de Su voluntad, de que sólo aquellos que estuvieran "buscando fervientemente el reino", y no sólo un buscador que estuviera visitando la Iglesia por primera, segunda o tercera vez, serían dignos de asistir a las reuniones sacramentales. (Manual del Estudiante del D&C/ Historia de la Iglesia; página 75 bajo el tema "¿quién puede asistir a las reuniones de la Iglesia?").

43 - Aún así, como se puede notar en la lectura de D&C 20:68, "que el deber de los miembros", después de haber sido recibidos en la comunión de Cristo por el bautismo, era aprender de los ancianos y sacerdotes, todas las cosas que pertenecen a la iglesia, para "sólo después", tomar del "sacramento, y de ahí ser confirmados por la imposición de manos como miembros de la Iglesia, para que todas las cosas se hagan en orden".

44 - En otras palabras, este era el orden original de las cosas. E incluso si una persona era invitada a participar en las reuniones sacramentales mostrando a los miembros que buscaba sinceramente el reino, no podía sin embargo compartir con los hermanos los emblemas hasta que fuera bautizado. Por lo tanto, los miembros bautizados de la Iglesia no sólo tendrían la obligación de ver que una persona no bautizada participara en los emblemas, sino que "tendrían el deber" por el mandato del Salvador en 3 Nefi 18:28-30 de no permitirlo.

45 - Además de todo esto, está muy claro por la lectura de 3 Nefi 18:6 y 13:14 que: "6 debemos procurar hacer siempre el sacramento como lo hizo Jesús, de la misma manera... y 13 cualquiera de entre vosotros, que haga más o menos que esto, no está edificado sobre su roca, sino que está construido sobre un cimiento de arena; y cuando caigan las lluvias y vengan las inundaciones y los vientos soplen y golpeen contra ellos, caerán....

14 Por lo tanto, benditos seáis si guardáis mis mandamientos, que el Padre me ha ordenado daros".

46 - Sin embargo, aunque alguien dude en verificar estas cosas por sí mismo, porque se aferra al hecho de que los falsos profetas surgirán en la parte final de los tiempos, esto no anula las verdades que te he relatado aquí, que muestran claramente que las alteraciones de naturaleza sagrada no solo ocurrió por la ruptura de algunos pactos, así como vino de una manera lenta y progresiva en los meandros de la iglesia SUD, y que la mayor parcela de culpa, recae sobre los hombros de estos que ignoran estas verdades incontestables, simplemente por la negativa en no querer ver lo que dicen sus escrituras.

47 - Y, créanme hermanos, el sacramento fue sólo un ejemplo que cité entre los muchos cambios que se produjeron con el paso del tiempo, después de la muerte de Joseph y sus primeros apóstoles, respecto a los elementos esenciales e inmutables del evangelio restaurado por Cristo en el siglo XIX. - Mateo 13: 14-15. 48

- ¿O los mandamientos del Libro de Mormón, así como las leyes y ordenanzas reveladas en Doctrina y Convenios, serían menos verdaderos hoy que en los primeros días de la restauración?

¡Claro que no!

48 - Sin embargo, si la comprensión de esto no es suficiente para que los santos de la iglesia SUD tomen una posición verdaderamente espiritual al lado del único agente de su fe, el Señor Jesucristo, entonces tendrán que resignarse a ser comparados por los santos de esta Segunda Invitación con el pueblo del pacto descrito por Jesús, "como ciegos guiados por otros ciegos"; colando mosquitos, pero tragando camellos, en el sentido de querer parecer puros y limpios en las cosas más pequeñas ante los hombres, pero sin darse cuenta de ello transigen en los asuntos más importantes de las leyes y ordenanzas sagradas ante Dios.

49 - Y si no despiertan a lo que las Escrituras les dicen de verdad, permanecerán espiritualmente ciegos, por el hecho de que se tapan los ojos para no ver y los oídos para no oír. Esto, al menos hasta que lleguen al otro lado del velo, en un grado de gloria menor del que anhelaban en vida, aquí en esta tierra, para darse cuenta realmente, sin embargo, demasiado tarde, de que habían dejado caer la vara de hierro en el camino hacia el árbol de la vida, y se extraviaron entre las densas nieblas de las tinieblas en apego a las tradiciones de los hombres, y no según los mandamientos de Dios -2 Nefi 27: 25

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 7, artículo 2 - octubre de 2021: escrito por Coriolano Pacheco

La Misma Fe del Hermano de Jared

Se ha argumentado que la porción sellada de las planchas de Mormón será revelada cuando el pueblo de Dios tenga la fe del hermano de Jared, de acuerdo con Éter 4:27. De ahí la supuesta contradicción del cumplimiento de esta profecía en la actualidad, cuando no se cumple esta condición. Me propongo aclarar este asunto. Primero, sin embargo, es apropiado entender el contenido de las planchas de oro en la custodia de Moroni.

La primera parte, que corresponde a la porción más pequeña de las planchas, sin sellar, fue traducida por Joseph Smith Jr. Después de la traducción, Moroni tomó las planchas, regresando en 2007, cuando las entregó a Mauricio A. Berger, en el Monte Agudo, en la ciudad de Agudo (Rio Grande do Sul, Brasil), para la traducción de la parte que estaba sellada.

Mauricio  A. Berger nos enseña que el pequeño libro que se comió Juan, en Apocalipsis 10:8-10, que era dulce en la boca y se volvió amargo en el vientre, es la parte del Libro de Mormón traducida por José Smith. Dulce, porque es la verdadera palabra de Dios. Se vuelve amargo, lo que significa las consecuencias perjudiciales de no prestar atención a las palabras en él o de descuidar sus preceptos, lo que llevó al Señor a pronunciar la condenación sobre los hijos e hijas de Sión en 1832 (D&C 84:53-61), que sólo se eliminará cuando se preste la debida atención al Libro de Mormón, las revelaciones dadas en Doctrina y Convenios hasta la última revelación dada a Joseph Smith III. (1)

Moroni mos da la siguiente explicación de esta primera parte de las planchas de oro, traducida por José Smith, en PALABRAS DE MORONI:

"11 Sin embargo, el Señor me ha ordenado separar en tres conjuntos todo el registro contenido en las planchas de Mormón, para ser revelado en tres períodos de tiempo.

12 El primer conjunto es un apéndice preparatorio del segundo y el segundo del tercero. El primero sirve para constituir un pacto entre Dios y los gentiles mediante el arrepentimiento y constituye un registro abierto que se da en preparación de los pueblos para entender cosas mayores cuando se revelen.

13 Y si no endurecen sus corazones cuando llegue la segunda parte, no sólo conocerán los misterios de Dios a través de la primera parte, sino que también recibirán más, un poco aquí, un poco allá, línea tras línea, precepto tras precepto, hasta que los misterios de Dios sean conocidos a través de la revelación de la segunda parte, para la comprensión de todas las cosas relativas a su iglesia en los últimos días (1). (1) Alma 12:9-10

14 Sin embargo, he aquí que lo contrario ocurrirá con aquellos que posean la primera parte de los registros compilados por mi padre Mormón en los últimos días, sí, en los días de los gentiles, pero que no estarán dispuestos a meditar en sus corazones, ni tampoco se acogerán al don superpuesto a una promesa transcrita por mí, Moroni, y que corresponde a las dos primeras partes de los escritos de mi padre, ya que dejé registradas "estas mis palabras a modo de exhortación" incluso antes de sellar "estos registros", lo que corresponde a más de un registro sellado, pues en ningún momento dije "este registro" cuando mencioné que sellaría "estos registros".(1) (1) Moroni 10:2

Cuando Mauricio retiró los sellos, en presencia de tres testigos brasileños y ocho estadounidenses, se encontró con una segunda porción sellada que contenía ¡siete sellos!

De las cuarenta y dos planchas a las que Mauricio quitó los sellos, diecinueve han sido traducidas y publicadas bajo el nombre de El Libro Sellado de Mormón, que contiene las siguientes secciones: un resumen de parte del Libro Sellado de Moisés, Los Apóstoles de Moisés y Los Hechos de los Tres Nefitas.

Las veintitrés planchas restantes, que se traducirán y publicarán más tarde, contienen un tercio de las revelaciones dadas a Juan en la Isla de Patmos y las profecías hechas por el hermano de Jared.

En cuanto a la parte sellada restante, que contiene siete sellos, Mauricio A. Berger aclara que Apocalipsis 10:3 que, menciona siete truenos que hicieron sonar sus voces, son siete profetas, cuyas palabras están selladas, para el tiempo del fin, cuando Jesucristo venga a su Templo y abra la última parte sellada del Libro de Mormón, que contiene siete sellos correspondientes a las palabras de los siete truenos o siete profetas. Uno de estos registros es el Libro de Moisés sellado, del cual Mormón hizo un resumen parcial, dejando de lado las profecías para un sabio propósito futuro. (1)

Habiendo entendido así la estructura de las planchas de oro, nos queda aclarar el verdadero significado de Éter 4:7. La aclaración es hecha por Moroni, como sigue:

“A su vez, este conjunto que corresponde a la segunda parte, sobre la cual yo, Moroni, predije en una doble profecía que me fue revelada por Jesucristo, cuyo contexto establece tanto la aparición de este Libro de Mormón sellado, que ha de ser revelado antes de la venida de nuestro Señor a la vista de sus discípulos en los últimos días, como el registro de los siete sellos que mi padre, Mormón, predijo en este registro, que sólo nuestro Señor es digno de abrir el resto de los sellos que contiene en el conjunto sellado de estas planchas de Mormón, a través de los eventos que han sido profetizados sobre las naciones de la tierra (1), después de su venida a Sión en la Nueva Jerusalén, y los siete eventos que se desarrollarán con los hijos de los hombres, todos predichos en estos registros, que por él, Jesucristo, serán revelados a aquellos que tendrán la fe del hermano de Jared (2), antes de que él venga desde arriba de la Sión celestial, y la tienda de Dios se establezca entre los hijos de los hombres, y el reino de nuestro Señor someta a todas las naciones bajo sus términos. (1)” D&C 101:23; D&C 77:6; Apocalipsis 5:5 | (2) Éter 4:7" (Palabras de Moroni 17).

Enfatizando las palabras de Moroni y complementándolas con las revelaciones que Mauricio A. Berger ha recibido: La porción sellada del Libro de Mormón a la que se refiere Éter 4:17 es la última porción de las planchas de oro que será revelada por el Salvador mismo, cuando venga a su Templo, que será construido en el Condado de Jackson, en el sitio demarcado por Joseph Smith. En esta ocasión, los santos que morarán en Sión (la Nueva Jerusalén), construida en Missouri, tendrán la fe del hermano de Jared.

¡Viva Sión! ¡Viva Israel! ¡Hosanna al Señor!

Coriolano Pacheco


(1) Artículo LOS SECRETOS DE DIOS, de autoría de Mauricio  A. Berger, publicado en la revista ARAUTO DO SEGUNDO CONVITE, junio/2019.

Acceso en la web: olivroseladooficial.org

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 7, artículo 3 - octubre de 2021: escrito por Kelvin Henson

Testimonio de Kelvin Henson


Testimonio de Kelvin Henson

(de como llegó a ser uno de los testigos de las planchas de Mormón)


Fui invitado por Bob Moore y Joseph Smith a ir a Brasil con ellos, junto con Brad Gault, Gary Metzger, Tyler Crowell, David Gilmore y Sam Gould. Llegamos a Brasil el 3 de marzo de 2018 y fuimos recibidos por cinco de los santos, incluyendo a Joni Batista y Wagner Zeppenfeld, dos de los tres testigos brasileños. Nos llevaron a almorzar y mientras conversábamos, los encontré acogedores y emocionados de que estuviéramos allí. Luego nos llevaron a la casa de Mauricio Berger, donde nos quedamos todos el fin de semana. Él no estaba en casa cuando llegamos, pero conocimos a su mujer, que también fue muy acogedora y se alegró de tenernos, así como a dos de sus hijas, que eran un poco más tímidas. También conocimos a Valdeci Machado, el otro testigo brasileño, así como a Nelson Victoria, que ayudó a interpretar con Gary Metzger.

Estaba hablando con David en el balcón del apartamento cuando vi que Mauricio había llegado. Se emocionó al vernos y se acercó a cada uno, saludándonos por nuestro nombre y dándonos un abrazo. Inmediatamente nos invitó a sentarnos, y compartió su testimonio. Al terminar, se abrió a las preguntas. Le hicimos muchas preguntas, y hablamos hasta la noche. Respondió a todas nuestras preguntas sin vacilar y a menudo utilizó las escrituras en su respuesta. Cuando le preguntamos por los intérpretes, los sacó de un maletín y los pasó para que los observáramos.

Vi la piedra que se había roto anteriormente, que fue fusionada de nuevo por Moroni. También vi la otra piedra que era nueva. Ambas tenían caracteres grabados, y eran similares en tamaño y forma, pero no eran copias exactas. La nueva era clara y tenía pequeñas vetas de cobre incrustadas. Ambas tenían una cresta para sujetarlas a un marco. Por lo que entendí, la piedra más antigua funciona en la mente de Mauricio, mientras que la nueva refleja y refracta literalmente la luz de la palabra. Nos lo mostró con una linterna en una habitación oscura. La piedra refracta la luz en seis puntos diferentes, tres en cada lado. Los caracteres de las placas se traducen al inglés y al portugués para Mauricio. Él lee el portugués mientras Joni lo escribe, y luego copia lo que ve en inglés.

Mientras hablábamos esa noche, Mauricio mencionó que sabía que Tyler y yo vendríamos como testigos porque nos vio en sueños separados. No nos dijo los sueños en ese momento porque nos dijeron que íbamos a encontrarnos con el resto de la congregación para las presentaciones y la cena. Nos llevaron a un edificio separado y nos reunimos en un aula donde tienen la iglesia. Nos sentamos en un gran círculo y cada persona se presentó. Gary y Nelson se intercambiaron como intérpretes. Cuando me puse de pie para hablar, compartí con ellos que soy un pecador y que me sentía inadecuado para ser invitado a este viaje. Podía pensar en varios otros hombres que consideraba más justos que yo y que estarían mejor calificados para esta obra. Sin embargo, estaba feliz de estar allí y agradecido por la cálida acogida que habíamos recibido. Cuando volvimos a casa de Mauricio, me enteré de que mis sentimientos de inadecuación ya se habían revelado a Mauricio en su sueño sobre mí.

Mientras los otros hombres se preparaban para ir a la cama, llevé a Gary y nos reunimos con Mauricio en el salón, donde me contó su sueño. Mencionó que tuvo este sueño después de la primera visita de Joseph y Bob, pero antes de que supiera nada de mí. El siguiente es el sueño de Mauricio con respecto a mí:

Mauricio está conduciendo por una larga carretera. No sabe por dónde va. Mientras conduce, me ve haciendo autostop a un lado de la carretera. Mauricio se detiene y me pregunta a dónde voy. Le digo que no lo sé. De todos modos, me invita a subir al carro y me pregunta cómo me llamo. Le digo que me llamo Kelvin Henson. Está escuchando música cristiana y le pido que la cambie por rock and roll. Seguimos por la carretera, sin saber a dónde vamos. Al final me doy cuenta de que dondequiera que vayamos es para gente justa. Hablo y le digo que no puedo ir allí porque no soy justo y tengo muchas cosas que me frenan. Le digo que se detenga y que yo saldré de aquí. Mauricio se detiene y me invita a ir a ver. Decido quedarme en el carro y nos vamos por la carretera.

Cuando Mauricio se despertó tecleó mi nombre en Facebook, tras recordar lo que era del sueño. Vio que yo era una persona real y supo que debía venir como testigo. Empezó a orar por mí, y dijo a la congregación que orara por mí por mi nombre para que bajara como uno de los testigos. Más tarde pregunté a Wagner y a Joni por separado si habían orado por mí. Ambos confirmaron que habían orado por mí debido al sueño de Mauricio. Mauricio también mencionó que yo tenía un aspecto diferente en su sueño: tenía el pelo más largo y no tenía barba. Me pareció interesante, porque cuando era más joven llevaba el pelo largo y no tenía vello facial. También era el periodo de mi vida en el que me gustaba mucho la música rock. No voy a escribir el sueño con Tyler, ya que no puedo recordar todos los detalles, pero sí recuerdo que también tenía un aspecto diferente en el sueño de Mauricio, posiblemente de él cuando era más joven. Sam Gould tuvo la idea de que el Señor nos ha estado preparando a los dos durante años para este llamado específico.

El domingo comenzó con un buen desayuno y una conversación sobre los acontecimientos del día anterior. Nos llevaron a la iglesia en carros separados pero llegamos juntos al edificio. Al bajar de los vehículos, nos encontramos con "El espíritu de Dios como un fuego ardiente" que se estaba tocando en un piano en el interior. Valdeci estaba a cargo y nos dijo que el Espíritu Santo estaba en la casa de Mauricio cuando nos recogió y lo animó a que esta reunión estuviera abierta a la dirección del Espíritu Santo.

Wagner y Joni fueron invitados a subir para compartir con nosotros sus testimonios. Esto fue seguido por Mauricio que subió y dio un mensaje corto, pero muy bueno. Joseph F Smith se levantó y habló bajo la influencia del espíritu, declarando que Wagner sería ordenado como Elder ese día para ayudar en el trabajo con Mauricio. Sam Gould se puso entonces de pie y confirmó que el mensaje provenía del Espíritu Santo. La congregación votó y el mensaje del Señor dado a través de Joseph se hizo realidad. Cassiane, que es nueva en el grupo, también tuvo una experiencia de sentir el Espíritu Santo "El Espíritu de Dios como un fuego está ardiendo". Bob Moore testificó que vio al Espíritu Santo moverse sobre ella.

Después del servicio volvimos al apartamento de Mauricio. Los ocho testigos fueron con Wagner, Valdeci, y Mauricio a su casa mientras el resto de la congregación fue a almorzar abajo. Cuando nos reunimos en el salón, nos dijeron que Joni iba a traer las planchas y que tardaría una media hora. Pedí que tuviéramos un tiempo de adoración como preparación, así que cada uno dijo una oración y comenzó a cantar varias canciones de fogata. Una de las canciones que cantamos fue "Canta aleluya al Señor". Mauricio se conmovió con esa canción y nos pidió que la cantáramos tres veces más ese día para que los demás pudieran escucharla.

Joni llegó con una pequeña maleta y volvimos a cantar "Sing Hallelujah to the Lord" para que lo oyera. Mientras cantábamos, Joni levantó las manos y empezó a orar. Mauricio también se puso a orar. Después de cantar, Joseph hizo una última oración. Joni se acercó al centro del círculo, sacó las planchas de la maleta y los dejó en una mesita.

Hubo un momento de quietud antes de que Gary se adelantara para levantarlas. Las dejó en el suelo y, lentamente, seis de los ocho testigos se adelantaron para examinarlas. Joseph y yo nos quedamos sentados. Yo había decidido antes que la única manera de saber si éstas eran las verdaderas planchas del Libro de Mormón era si el Espíritu Santo estaba presente. Así que me quedé quieto durante varios minutos para poder estar tranquilo y escuchar el espíritu de Dios. No pasó mucho tiempo antes de que sintiera un ardor en mi pecho, el mismo sentimiento que me vino después del sermón de Joseph Smith el 29 de octubre. Vi por el rabillo del ojo que José me observaba, así que me volví para mirarle. Estaba sonriendo. Me tendió la mano y la estreché.

Por fin me tocó sostener las planchas después de todos los demás. Las planchas eran finas y tenían la apariencia de oro. Tomé las planchas y me sorprendió lo pesadas que eran. Examiné los tres anillos que tenían un color plateado y también eran magnéticos. Giré las planchas y palpé los grabados que estaban marcados por delante y por detrás de cada placa.

Mauricio anunció que iba a abrir la parte sellada por primera vez. Con unos alicates, arrancó la cabeza de los alfileres que sujetaban la parte sellada y pasó la primera página. Observé cómo una expresión de emoción y asombro aparecía en su rostro.

Las planchas de la parte sellada eran un poco diferentes de las otras planchas. Las planchas de la primera sección eran planas y tenían grabados poco profundos. Las planchas de la parte sellada tenían los mismos grabados, pero tenían hendiduras más profundas en el lugar donde estaban los escritos. Estas planchas también parecían más brillantes. Mauricio empezó a pasar las planchas de la parte sellada para ver cuántas iba a traducir antes de la sección reservada a Cristo. Pasó unas 40 páginas cuando vi que Joni, que le ayudaba, se emocionaba. Miré y vi que salía una esquina de una plancha que parecía diferente al resto. Pude ver que tenía una especie de dibujo grabado, en lugar de líneas de caracteres.

Mauricio volteó la siguiente planchas, revelando esta especial. El Espíritu Santo llenó inmediatamente la sala y oí varios gritos de júbilo de los demás testigos. Nos maravillamos ante la bella factura del cuadro que teníamos delante. No tardamos en ver que representaba la ciudad santa de Sión descendiendo sobre la tierra. El cuadro era horizontal, por lo que había que girar las planchas para verlo correctamente. Pudimos comprobar que había sido grabada desde el otro lado porque estaba levantada en el frente. En la parte superior había una figura en el centro con las alas extendidas. Dentro de las alas había una ciudad. En la parte inferior había un hombre con pequeños rayos de luz a su alrededor, de pie en una cúpula. Había líneas más largas que comenzaban en la figura central superior y se expandían hacia abajo. A mitad de camino, a la derecha, había otro hombre con puntos detrás y debajo de él. En el lado izquierdo opuesto había tres personajes en una línea horizontal. Junto a la cúpula, en la parte inferior derecha, había tres hombrecillos, un pozo de fuego y una especie de vivienda, como una tienda de campaña, todo junto. Sobre la vivienda había tres líneas que bajaban en ángulo desde la derecha. En el borde de la placa había un pequeño círculo. Junto a la cúpula, en la parte inferior izquierda, hay una pequeña ciudad. Sobre ella, en el borde izquierdo, hay un círculo más grande con pequeños rayos alrededor.

La magnificencia de esta imagen era asombrosa. Seguimos maravillados con la imagen de esta plancha, que era la plancha superior de la segunda parte de la porción sellada. Había pequeños bloqueadores en este punto que impedían que las placas siguieran girando. Mauricio nos dijo que Moroni había dicho que había dos partes en la porción sellada, pero todos estábamos allí para ver por primera vez que esto era cierto.

Nos reunimos alrededor de las planchas y nos arrodillamos en oración. Mauricio ofreció una oración, abriendo en el nombre de Jesús y cerrando con el nombre de Jesús. Otros oraron después, y yo empecé a formar una oración de acción de gracias en mi mente. Cuando empecé a orar, me llegó al corazón la necesidad de entregar mi vida al Señor y a su obra. Así lo hice y el Espíritu Santo me invadió de nuevo. Después de nuestro tiempo de oración, comenzamos a discutir la experiencia mientras Mauricio ponía las planchas en el cuarto de atrás. Había una unidad entre nosotros en que todos sabíamos que esto era real. Me encontré con Mauricio cuando volvió a salir y me habló en portugués. Como tengo un conocimiento intermedio del español, que es similar, pude entender lo que dijo. Me dijo que había entendido todas las palabras de mi oración, que había sido pronunciada en inglés. Me alegré de que  el Señor le permitiera entender mi oración de dedicación. Después de unas dos horas con las planchas, salimos del apartamento y nos reunimos con el resto de la congregación para comer. Mientras estaba en la fila, me giré y vi a Mauricio. Él sonrió y me dijo: "Ahora tú conduces el carro".

Después de la comida estuvimos discutiendo sobre el cuadro de las planchas de oro y empezamos a especular sobre lo que significaba todo aquello. Mauricio se levantó en silencio y sacó los intérpretes de su bolsa. Entró en la habitación trasera donde estaban las placas y cerró la puerta. Nos dimos cuenta de que iba a traducir la plancha, así que nos reunimos y David ofreció una oración. Mientras oraba, oímos el crujido de los planchas que se giraban en la otra habitación. Al cabo de un rato, Mauricio nos invitó a entrar en la habitación donde estaban las planchas de oro abiertas en esa figura. Nos explicó lo que representaba cada parte. Bob escribió inmediatamente todo lo que se nos dio, que es lo siguiente:

"La imagen en toda la parte superior con los edificios en la parte inferior, que está curvada hacia abajo en un arco, representa la Sión celestial. Los rayos descendentes representan los siete espíritus de las siete iglesias (mencionadas en el Apocalipsis de Juan). La imagen bajo el rayo central (4º) es un pastor que sostiene un bastón. Representa a Jesucristo. Hay ocho rayos de luz que emanan de él. El ocho es el número de Cristo. Debajo de los pies de Jesús hay una línea que se extiende por la parte inferior de la página. Cerca del final de la línea, a la izquierda, hay una pequeña imagen de una ciudad. Está bajo los rayos del sol, que está por encima y a la izquierda de la pequeña ciudad. La ciudad de la izquierda representa a Jerusalén en el último día. Sobre ella hay símbolos de tres tiempos y dos profetas. Mauricio también dijo que hay dos religiones, aunque no sabe cuáles son.

La pequeña imagen cerca del final y sobre la línea de la derecha es una imagen para otra ciudad. Representa la tierra que rodea a Sión. A la derecha y arriba hay una imagen de la luna. Hay tres figuras a la izquierda de la ciudad, que representan 3 profetas para ese día. Las líneas a la izquierda de la ciudad representan la destrucción que viene sobre esta parte del mundo. Sobre la ciudad a la izquierda de ella, pero a la derecha del centro hay una figura más grande. Representa a Moroni, que está mirando hacia el centro donde los rayos están bajando. Una imagen de las placas aparece a su izquierda, pero cerca de él, a la altura de su boca. Hay tres puntos a la derecha de Moroni y con una distancia igual para que lleguen a su altura. Debajo de sus pies hay siete puntos. Representan las siete dispensaciones.

Entre las dos ciudades hay un semicírculo centrado en los pies de Jesús y con la línea como base. Simboliza una cúpula de protección sobre Sión, mostrando que la destrucción que se representa trayendo la guerra a la ciudad de la derecha no penetra la cúpula protectora sobre Sión.

Todo el grabado muestra a la Sión celestial descendiendo hacia Jesús, que está de pie en Sión debajo de los espíritus de las siete iglesias. Jesús está dirigiendo el cumplimiento del Apocalipsis de Juan, cuando Jesús venga a su templo y lea esta parte que permanece sellada bajo esta plancha."

Hay algunos puntos que recuerdo que Mauricio compartió y que no están incluidos en la reseña de Bob. La línea que cruza toda la parte inferior de la placa representa la masa de agua que separa las dos ciudades. También mencionó que todos los que estén dentro de la cúpula serán protegidos de la destrucción, mientras que todos los que estén fuera y sean justos serán protegidos por los tres profetas. Finalmente, los tres puntos detrás de Moroni representan tres períodos de tiempo del Libro de Mormón.

Hubo más bendiciones del Señor con respecto a nuestro viaje a Brasil, incluyendo otros sueños e interpretación de lenguas, pero estos son los que me involucran directamente. Testifico a toda la gente de la Tierra que las planchas de oro, que vi en la casa de Mauricio Berger el 4 de marzo de 2018, son las mismas planchas del Libro de Mormón dadas a José Smith Jr. Sé que esto es cierto ya que me fue confirmado por el Espíritu del Señor. También testifico que la porción sellada fue abierta por primera vez por Mauricio Berger, asistido por Joni Batista, en presencia de todos los testigos. Espero que llegue el día en que podamos leer lo que está escrito en esas planchas, ya que nos ayudará en nuestro esfuerzo por vivir con rectitud. Imploro a todos los que lean este relato que consulten al Señor, para que sepan que es verdad. Que las bendiciones de Dios estén sobre Mauricio mientras traduce estas preciosas planchas. Que las bendiciones de Dios sean sobre su propio pueblo, para que sea elevado en su santo Reino. Amén.


Testimonio de Kelvin Henson
(de su trabajo como escriba para la traducción)


A las 3:00 pm hora brasileña [el 25 de mayo de 2018], Mauricio Berger nos llevó a Joni Batista y a mí a la habitación trasera de su apartamento donde realiza el trabajo de traducción de la parte sellada del Libro de Mormón. En una esquina de la habitación, hay una pequeña mesa con un escritorio en el extremo más cercano a la esquina. El área está preparada para que él traduzca y para que yo escriba las palabras que él dice. Mauricio se sentó en el escritorio, de espaldas a la esquina de la habitación. Joni y yo nos sentamos en la mesa frente a él. Mauricio había clavado clavos en lo alto de las paredes, uno a su izquierda y otro a su derecha. Tomó una sábana con dos cuerdas atadas a ella y la ensartó alrededor de estos clavos. El resultado fue un pequeño espacio triangular, entre las dos paredes y la sábana, donde Mauricio se sentó en el escritorio. Joni y yo estábamos en el exterior de la sábana, en el otro extremo de la mesa. Justo antes de empezar, miré en su pequeño triángulo y no había nada más que las planchas, los intérpretes, que ha sujetado en un marco, y una silla. Me senté en un computador y Joni se sentó a mi lado. Para esta pequeña parte, Mauricio sólo me hizo escribir a máquina. Pero más tarde me dijo que tendría que escribirlo porque tiene que haber una copia física de la traducción. Esta primera vez para mí fue sólo un pasaje corto, y sólo lo hicimos en inglés, ya que la parte portuguesa de la porción ya había sido completada. Los tres nos arrodillamos en el suelo y Mauricio ofreció una oración. Luego tomamos asiento y comenzó la traducción. Mauricio pronunció las palabras lo mejor que pudo. Algunas de ellas las entendí, mientras que otras tuvieron que ser deletreadas. Joni se sentó a mi lado y observó, haciendo preguntas a Mauricio para aclarar algo cuando yo no podía entender algo, o pensaba que una palabra no sonaba bien. Hubo algunas veces en que Mauricio se equivocó y releía la palabra hasta que pudimos descifrarla. Los errores que se cometían eran menores, como sustituir accidentalmente una letra "a" por una "o". A menudo, en esos momentos de duda, me pedía que apagara la luz, ya que estaba sentado junto al interruptor de la pared. Me dijo después que a veces la luz artificial que se reflejaba en las planchas interfería con lo que veía a través de las piedras. La traducción que escribí fue de quince líneas de texto y ciento noventa y siete palabras. Le pregunté a Mauricio cuánto había en las planchas, y puso los dedos en el punto donde empezaba y donde terminaba. Era poco más de la mitad de una línea de caracteres. Más tarde contó once caracteres que se habían traducido en esa sesión. También explicó más tarde cómo trabajan los intérpretes. Ve una lista de artículos y otras palabras de relleno para la traducción al inglés que elige para poner en el lugar previsto. No lo entiendo del todo, y no sé si alguna vez lo entenderé. Pero Mauricio dijo que cuando leyó el inglés conmigo hoy, había menos opciones para elegir. Cree que como esta vez le ayudé yo, no necesitó tanta ayuda de los intérpretes como cuando está solo. Fue una experiencia maravillosa ayudar en la traducción. El Espíritu Santo estuvo presente y me dio la claridad mental necesaria para entender los intentos de Mauricio por pronunciar las palabras en inglés, algunas de las cuales estaban lejos de ser correctas, y para sugerir los pequeños cambios necesarios. Atestiguo que la traducción fue realizada sólo por el poder divino de Dios, que ha hecho surgir esta obra a su tiempo y a su manera. Tengo entendido que se supone que yo seré el escriba en inglés para la extensión completa de la porción sellada, pero no sé si ese es el plan del Señor, ni sé cuándo se completará.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 7, artículo 4 - octubre de 2021: escrito por Peter Gould

Maná de la Mañana: Traer la verdad a la luz - La bendición de Dios sobre los videntes

PG.Herald.Vol7.A4

La Lectura de Hoy es de Mormón 4:16-18 [Mormón 8:13-14 LDS]

Con respecto a:  Traer la verdad a la luz - La bendición de Dios sobre los videntes.

“16 He aquí, doy fin de hablar de este pueblo 17  Yo soy hijo de Mormón, y mi padre era descendiente de Nefí; yo soy el mismo que esconde este escrito para los fines del Señor; las láminas en que se halla no tienen valor, a causa del mandamiento del Señor 18 Pues Él verdaderamente dijo que nadie las tendrá para medrar, mas la historia que hay en ellas es de gran valor; y quienquiera que la sacare a luz, a él bendecirá el Señor”.

Es un truismo en la vida capturado por la frase: "la historia se repite" - que es sólo una reafirmación del principio de que la naturaleza básica (caída) del hombre no ha cambiado en 6000 años.

En la era de 1830, cuando el Libro de Mormón fue traducido, José Smith sufrió considerable persecución y adversidad - pero de todas ellas Dios lo libró ("a él lo bendecirá el Señor"). En esta era del mundo las páginas selladas del Libro de Mormón han comenzado a ser traducidas, y el hermano Mauricio Berger ha sufrido considerable persecución y adversidad pero, de nuevo, "a él lo bendecirá el Señor".

La naturaleza básica del hombre es decir: "debería haberse hecho de otra manera" o "no debería haber hecho eso" o "yo lo habría hecho mejor..." y cosas similares. En lugar de estar agradecidos por la bendición que hemos recibido, a menudo hay hostilidad hacia aquellos que trajeron estas cosas a la luz - como está escrito: "[2 Nefi 12:46-49 (2 Nefi 29:4 LDS)] 46Mas así dice Dios el Señor: "¡Ah necios, tendrán una Biblia, y procederá de los judíos, mi pueblo del antiguo pacto! 47 Y ¿cómo les agradecen a los judíos la Biblia que han recibido de ellos? 48 Sí, ¿qué pretenden los gentiles? 49 ¿Se acuerdan de las peregrinaciones, de los afanes, de los dolores de los judíos, y de su diligencia para conmigo en aportar salvación a los gentiles?”.

Podríamos preguntarnos de forma similar: ¿Recordamos los trabajos y sufrimientos que los videntes han soportado para traernos estas antiguas palabras, grabadas por la mano de Mormón?

Amados hermanos, el brazo de Dios no está acortado para que no pueda cumplir sus palabras. Él ha bendecido y bendecirá a esos videntes - pero más que eso - mucho más que eso - ¡él bendecirá a todos los que escuchen y obedezcan esas preciosas palabras! y ÉL castigará a los transgresores porque así está escrito: "2 Nefi 12:66 (2 Nefi 29:11 LDS) Pues juzgaré al mundo conforme a los libros que serán escritos, a cada uno según sus obras, según lo que esté escrito”.

Padre santo que estás en los cielos, te pedimos en nombre de Jesús, nuestro Señor, que nos des la gracia de escuchar y obedecer tu voz en todas las cosas. Danos empatía para que podamos sentir las luchas y los sufrimientos de aquellos que sacrificaron tanto para que podamos tener en nuestras manos las riquezas de la eternidad, incluso tu palabra eterna. Impúlsanos por tu Espíritu a recordar siempre los sufrimientos de tu hijo y el precio grande y eterno que se pagó por nuestra redención, y ayúdanos, oh precioso Señor y Dios, a que nos purifiquemos como tus verdaderos hijos. Así, como tu imagen en la tierra, llevaremos la salvación a las almas de los hombres, Gloria a tu Nombre eterno, Paz entre todos los que escuchan y obedecen. Alegría entre los redimidos del Señor y así demostrar con el ejemplo la verdad y la fidelidad en "Toda palabra que sale de la boca de Dios".  Amén.

Autor Apóstol Peter Gould, Maná de la Mañana 10 de Septiembre de 2021

pt Português
X