Heraldo de la Segunda Invitación, Vol 9, diciembre de 2021

Articulo 1: ORACIÓN DE APERTURA DE LA 5ª CONFERENCIA MUNDIAL (Rafaela Brandolini )

Articulo 3: Una relación con Dios (Oberli Cristian Berger)

Articulo 4: El justo vivirá por la fe (Tyler Crowell)


Articulo 5: Por la fuerza del Amor (Patricia Pires)

Articulo 6: EL VIAJE A SION (Valdeci Machado)

Articulo 7: EL PATRIARCA (João Vendemiatti)



Articulo 13: Para un momento como éste (Kelvin Henson)

Articulo 14: ¿SOY EL GUARDIÁN DE MI HERMANO? (Renilde Pacheco)

Articulo 15: Nunca debemos abandonar a Dios (Adelisa Berger)


Articulo 18: Oración de Clausura (Renee Whitefield)

Articulo 19: El diezmo y la Ley de Consagración (John Pratt)

ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 1 - diciembre de 2021: escrito por Rafaela Brandolini

ORACIÓN DE APERTURA DE LA 5ª CONFERENCIA MUNDIAL DE LA IGLESIA DE CRISTO

Señor, Dios creador, elevamos juntos nuestros pensamientos para darte las gracias y rezarte.

Gracias por esta casa, que fue erigida para alabar tu santo nombre, a través del esfuerzo y la dedicación de los que viven para esta Obra, siendo el fruto de la contribución de muchos que están aquí, cada uno con su propia manera de contribuir.

Te damos las gracias por haber hecho posible que tu pueblo se reúna en esta casa para la 5ª Conferencia Mundial de tu Iglesia, con el único objetivo de recibir más instrucciones sobre tu voluntad, de boca de tu representante en la Tierra, el profeta Maurício Artur Berger, que nos guía como una luz para que no caminemos por senderos oscuros, y así proteger a tu pueblo de las garras de los lobos voraces que intentan incesantemente destruir esta Obra.

Te rogamos que nos asistas Padre, a tu pueblo, en esta conferencia, y nos concedas tu gracia, y que esta asamblea sea para tu honor y gloria divina. Y que seamos tenidos por dignos a tus ojos, y que esta casa, que es para ti, reciba constantemente tu santa presencia.

Te rogamos que todos los que han entrado hoy en esta casa, lo hayan hecho para honrar y glorificar tu santo nombre, que cada sentimiento y acción aquí, sea para honrar y glorificar tu santo nombre. Y al salir de esta casa, que sean revestidos con el poder de tu palabra y prediquen la buena nueva a todos los que los rodean, para que el mundo sepa que tus promesas, recibidas a través de los profetas de antaño, como una revelación para estos últimos días, se están cumpliendo.

Te rogamos, oh Dios, que todos los que nos asisten sientan el poder de tu espíritu ahora presente aquí, y que, como un pentecostés, se derrame en sus corazones la confirmación de que tú estás al frente de esta gran e impresionante Obra.

Por lo tanto, que seamos tus trabajadores sin cesar, para llevar almas a ti, y que nos protejas de todo hombre que conspira contra su pueblo, para que su maldad e iniquidad caigan sobre él, y sus artimañas queden en nada. Para que todos sepan que eres un Dios poderoso y justo, pero si se arrepienten, que tu tierna misericordia sea una prueba de tu amor incondicional que está a disposición de todos tus hijos, como un Padre que ama a quien él mismo ha engendrado.

Te rogamos que construyas estacas para Sión en otras ciudades, para que esta obra sea poderosa y se extienda rápidamente por todo el mundo.

Oh Señor, acuérdate de tu siervo Maurício Artur Berger, que tanto se ha esforzado por servirte en todas las cosas, y que sabes que camina constantemente en la aflicción, por ver que estas personas desatienden tus palabras, que son las suyas, porque he aquí que tú, oh Señor, hablas por medio de tu profeta, y cuando desatienden, no se dan cuenta de que desatienden a su propio Dios, al que dicen servir.

Ignorando tu instrucción de que nada prosperará si no atendemos a tus directrices, y que al no cuidarlo como has dicho en más de una revelación, estamos transgrediendo en la ley, una transgresión parecida a romper un mandamiento.

Por último, te rogamos, oh Dios, que esta tu iglesia sea como un sol, con su luz esplendorosa, brillando en lo alto, como señal de que tu obra ha comenzado, una vez más, entre los hijos de los hombres, para sacar a tu pueblo de las tinieblas, y que vean que ahora hay un ejército de siervos fieles dispuestos a hacer todo por tu nombre para pelear la buena batalla, levantando sus estandartes, que son las presentes revelaciones y El Libro Sellado, a todos los que buscan servirte, y que tus ángeles nos rodeen y nos lleven a la victoria en tu nombre, Jesucristo.

Amén.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 2 - diciembre de 2021: Revelación

Revelación del Señor - noviembre de 2021

Conferencia de presentación, noviembre de 2021

1. Así dice el Señor: Yo soy Jesucristo, el hijo del Dios vivo, el que creó el cielo y la tierra y todo lo que la llena, por lo tanto, escuchad estas palabras mías, vosotros que sois el pueblo remanente de mi iglesia en la última parte de la plenitud de los tiempos, porque os doy a conocer mi voluntad a través de mi siervo Mauricio Artur Berger.

*Parte de la revelación en la que el Señor me ordena bajar del púlpito y transmitir estas palabras a la hermana Melva. Sin embargo, como estaba avergonzado, el Señor me permitió hablar con ella en otro momento.

“— My daughter, fear not; pain is part of the probation process, These things I have spoken unto you, that in me, Jesus Christ, ye might have peace.
In the world ye shall have trouble: but be of good cheer; I have overcome the world”

2. He aquí que el campo está blanco, listo para la cosecha, pero he aquí que los obreros son todavía pocos, entre los cuales, los que todavía pecan, como los obreros asalariados de mi viña que tienden a poner sus intereses personales como prioridad por encima de sus deberes hacia mi obra.

3. Estos, junto con los que asintieron a la alianza eterna de la Orden Unida, empezaron a transgredir el verdadero propósito de las inversiones provenientes de las Consagraciones de mi pueblo, que tiene la finalidad de generar recursos para la expansión de mi obra.

4. Sin embargo, os digo: tened cuidado de ahora en adelante; porque he aquí que paso por encima de vuestras transgresiones y borro vuestros errores de delante de mis ojos, con tal de que de ahora en adelante os convirtáis en observadores exactos de mi palabra y de mi voluntad, por medio de mi fiel administrador, Maurício Artur Berger - Y he aquí que si lo hacéis así, no se os imputará ningún pecado, debido a las aflicciones y a las constantes oraciones de mi servidor Maurício, en vuestro favor.

5. Que mi siervo Maurício, por tanto, calme su corazón y sepa que soy yo, Jesucristo, quien dirige la obra. -

6 Empezando por la primera presidencia, porque es mi voluntad que Ronaldo Píffero Medeiros, que es tío de mi servidor Maurício, ocupe el cargo de presidente en lugar de mi servidor Jhon Pratt. Y aunque algunos de vosotros ya están razonando en sus corazones que esto no es posible porque no proviene de ninguna de las ramas de la restauración, sabed que fue preparado por mí desde el principio, cuando mi Padre en la preexistencia ordenó a los sacerdotes según su santo orden, y que fue, según el orden de su Hijo unigénito, llamado y preparado desde la fundación del mundo, según la presciencia de Dios para este propósito. - Siendo mi siervo, por elección, como se describe en Alma 13, un sacerdote para siempre según la orden de Melquisedec.

7 Que mi pueblo lo acepte como primer consejero en la presidencia de mi iglesia con mi siervo Maurício, hasta que a su debido tiempo llegue a comprender todo lo concerniente a mi obra, a fin de cumplir con todas las obligaciones que exige mi evangelio, para que todas las llaves, el poder y la autoridad sean confirmados sobre su cabeza.

8. Y que en lo sucesivo, junto con mi siervo, John Steve Woodby, levante los brazos de mi ungido - Y he aquí que estoy satisfecho con la integridad de mi siervo Steve, he visto la ofrenda que ha hecho y la obra que se propone hacer, que me es grata y que había sido profetizada por mi siervo Moisés, así descrita en el Libro Sellado de Moisés capítulo 5, versículo 24.

9. Y esto os exigiré a vosotros, que sois la primera presidencia: que adquiráis esta propiedad y estas tierras para emprender la agroindustria con el fin de generar riqueza para mi obra y construir una comunidad totalmente autosostenible y capaz de sostener a mi pueblo ante las calamidades que se avecinan. -

10. Y ahora, he aquí que os doy a conocer mi voluntad respecto a los trabajadores de mi viña: Que mi siervo, Valdeci Oliveira Machado, retome su vocación y su apostolado con propiedad. Sin embargo, yo, Jesucristo, lo retiro de la presidencia de la obra misionera.

11. Y que mi servidor, John Irandy Vendemiatti, sea ordenado presidente de la obra misionera en su lugar. - Porque yo, el Señor, lo estoy removiendo de sus funciones como Patriarca Evangelista de mi obra hasta que otro sea nombrado Patriarca Presidente, en el lugar que en los días de antaño pertenecía a mi siervo Hyrum. Y que tu mayordomía se convierta en el oficio para el que has estudiado, y obtendrás de tu profesión el sustento de tu casa, y si eres fiel, bajo el mandato de mi profeta, nada te faltará.

12. Sin embargo, he aquí que te digo que no te dejes engañar más por tus sentimientos, sino que seas amonestado a causa de tu altivez y vanagloria personal, porque son una trampa para tu alma. Pon en orden tu razón de ser entre los trabajadores de mi Viña, sin más maldad, de lo contrario las oblaciones de tu corazón serán para mí, el Señor, como las ofrendas de Caín.

13. Y he aquí que ha llegado la hora de que mi siervo Mauricio organice el Quórum de los Apóstoles.

14. Por lo tanto, es mi voluntad que mis siervos, Joni Carlos Rodrigues Batista y Wagner Zeppenfeld, sean ordenados como Apóstoles de mi iglesia, y que mi siervo, Sidney Amorim dos Santos, sea ordenado primero al Sumo Sacerdocio y Apóstol de mi iglesia, y que mis siervos, José Hernández Chávez y Leonardo Rodrigues da Silva, sean confirmados primero como Élderes y Sumos Sacerdotes por elección y ordenados como Apóstoles de mi iglesia.

15. Y, he aquí, que por un sabio propósito he dispuesto este fin, antes de dejaros al cuidado de mi siervo, Mauricio: Que mi siervo, Diego de Oliveira Ferreira, que había sido preparado desde la fundación del mundo, venga a atender mi voz y ocupe el cargo de Agente Administrativo de mi iglesia en Brasil, en el lugar que antes pertenecía a mi siervo Sidney Gilbert. - Y que el obispo, Robert Leroy Cackler, de acuerdo con Doctrina y Convenios 70, versículo 12, disponga su apoyo.

16. A los demás, que esperan una señal mía, no se les dará más señal que ésta: El campo está blanco, listo para la cosecha, pero los obreros son todavía pocos. - Si tienes el deseo, estás llamado a trabajar.

Amén

*Parte de la revelación en la que el Señor me ordena bajar del púlpito y transmitir estas palabras a la hermana Melva. Sin embargo, como estaba avergonzado, el Señor me permitió hablar con ella en otro momento.

“— Hija mía, no temas; el dolor es parte del proceso de probación, Estas cosas os he dicho, para que en mí, Jesucristo, tengáis paz.
En el mundo tendréis aflicciones, pero tened buen ánimo; yo he vencido al mundo".


MI TESTIMONIO (Melva Cackler)

Tras el final del programa del sábado por la mañana en la conferencia de noviembre de 2021, el Hermano Mauricio nos reunió a algunos de nosotros y me explicó lo que había sucedido mientras daba la revelación. ¡Entendí todo lo que dijo porque fuimos bendecidos con él hablando a través del don de lenguas! Estaba escuchando sus palabras en inglés. Sin embargo, después de que el Hermano Mauricio comenzara a contarme las palabras reales de la revelación, me explicó que no podía completarla, y dijo que tendría que dármela más tarde.

A lo largo de esta experiencia estuve luchando contra las lágrimas, en parte por lo que había sucedido una o dos semanas antes de llegar a Brasil: el Espíritu me había testificado que habría un mensaje para mí durante la entrega de una revelación. Eso fue antes de saber que habría una revelación para que el hermano Mauricio la compartiera. Sin embargo, el sábado por la mañana, cuando no se produjo, supuse que me había equivocado. Entonces, con lágrimas pero con sincera gratitud, pude compartir mi experiencia junto con la recepción de esta bendición especial del Señor a través de su profeta. Entre los testigos de esta experiencia se encuentran mi marido Robert, las hermanas Renee Whitefield, Adelisa Berger y Gessiane Melo Medeiros; y los hermanos Ronaldo Pífero, José Chávez, Bento DAlmeida, Steve Woodby, Samuel Gould y Kelvin Henson.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 3 - diciembre de 2021: escrito por Oberli Cristian Berger

Una relación con Dios

¿Cómo tener una relación con Dios?

Para tener una relación con Dios necesitas creer en Jesús como tu salvador. Cuando esto sucede, tienes acceso a Dios y puedes profundizar tu relación con Él leyendo la Biblia, orando y caminando en sus caminos.

¿Qué significa tener una relación con Dios?

La relación es la unión. Tener una relación con Dios significa tener unión con Él, compartiendo tu vida con Él. La relación con Dios es una relación de amor, cercanía y confianza.

Como toda relación, la relación con Dios crece con el tiempo y con la dedicación (“Acércate a Dios, y él se acercará a ti. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros, los de doble ánimo, limpiad vuestros corazones” Santiago 4:8). A medida que conoces más a Dios y tienes más experiencia con Él, tu relación se hace más profunda y firme.

Nadie puede acercarse a Dios si no está salvado, porque el pecado nos separa de Dios, Jesús vino a salvarte reuniéndote con Dios (Juan 14:6 Jesús le dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino a través de mí). Murió en tu lugar para pagar por tus pecados y resucitó para darte la vida eterna con Dios.

Para ser salvado y tener una relación con Dios, debes arrepentirte de tus pecados, decidir que quieres cambiar tu vida y creer que Jesús es tu salvador que pagó por tus pecados.

Leer la Biblia el Libro de Mormón y el libro Sellado

Es muy difícil tener una relación con una persona que no conoces. En la Biblia conocerás más a Dios, quién es, cómo se relaciona contigo y qué le agrada.

La Biblia el Libro de Mormón y el Libro Sellado son la palabra de Dios. Cuando la lees, Dios te habla ('Toda la Escritura es de inspiración divina, y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en la justicia; a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, y completamente instruido para toda buena obra". 2 Timoteo 3:16-17). Si quieres tener una buena relación con Dios, tienes que escuchar su voz, que está en la Biblia.

Orar

Otra parte muy importante de una relación es hablar. Orar es hablar con Dios. Cuando oras, invitas a Dios a entrar en tu vida y a compartir con él tus pensamientos, emociones, preocupaciones, frustraciones y alegrías ("No os preocupéis por nada, sino dad a conocer a Dios vuestras peticiones por medio de la oración y la petición con acción de gracias. Y la paz de Dios, que supera todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús." Filipenses 4:6-7).

La oración te acerca a Dios y te ayuda a poner a Dios en primer lugar en tu vida. Cuanto más reces, más crearás intimidad con Dios y fortalecerás tu relación.

¡Vivir!

Una relación también está hecha de convivencia. La relación con Dios es práctica. Cuando vives tu vida diaria tratando de agradar a Dios, descubres más sobre Él y creces más cerca de Él ("Para que andéis dignamente delante del Señor, agradándole en todo, fructificando en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios; coronados en toda fuerza, conforme a la potencia de su gloria, en toda paciencia y longanimidad con alegría;" Colosenses 1:10-11).

Tus experiencias de vida con Dios fortalecerán tu relación porque verás a Dios actuar en tu vida. La vida diaria también te ayudará a ver las cosas como las ve Dios, acercándote a él.

EL LIBRO SELLADO DE MORMÓN___________

Libro Sellado de Moisés 14:19-20

19 Y cuando mi pueblo Israel acepte su llamado; entonces tendrás una iglesia que comandar más allá del Jordán, donde les daré una tierra que fluye leche y miel. - Por eso os daré los mandamientos por los que se regirá el pueblo de la alianza; y a todos ellos yo, el Señor, los bautizaré bajo una nube, para que todos puedan entrar en la alianza que hago con toda la nación de Israel en su totalidad.

20 Tienes, pues, un gran desafio: conducir al pueblo de Israel a vivir con rectitud, de acuerdo con mis palabras, después de salir de Egipto. Entonces yo, Moisés, respondí a Dios diciendo que los hijos de Israel nunca creerían en mí, ni obedecerían mi voz, y se burlarían de mí, aunque les diga que el Señor se me ha aparecido; porque no  tienen ninguna estima por mí.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 4 - diciembre de 2021: escrito por Tyler Crowell

El justo vivirá por la fe

Las escrituras dicen que los justos vivirán por la fe y este es un concepto profundo para examinar. Antes de ser llevado, Enoc recibió el testimonio de que agradaba a Dios, pues sin fe es imposible agradar a Dios. Los sentimientos de confianza dentro de nuestro corazón por Dios que nos mueven a la acción se requieren de todos por igual y hoy el Señor está buscando a aquellos que serán aprobados por la fe.

Considere al Patriarca Lehi, la cabeza de una larga progenie, y cómo su fe fue probada. Lehi tenía grandes riquezas. Sin embargo, dejó todas sus riquezas en Jerusalén porque había obtenido una promesa del Señor. Toda su riqueza parecía no tener valor comparada con la tierra de la promesa que le esperaba. De este modo, Lehi actuó con fe al igual que el Mesías, Jesús de Nazaret, que consideró el gozo que se le presentaba, y fue a la cruz para redimirnos a ti y a mí del poder del pecado y de la muerte. Lo que le importaba a Jesús era nuestra salvación. No pensaba en sí mismo. Pensaba en nosotros. Y mira todos los niños que nacieron gracias a su sacrificio, como testificó Isaías, cuando haga su alma una ofrenda por el pecado, verá su descendencia. De manera similar, la descendencia de Lehi fue preservada debido a la fe de Lehi, cuando en respuesta al llamado del Señor dejó todo lo que tenía en su herencia en Jerusalén. Lehi estaba siguiendo los pasos de Abraham, quien también dejó su hogar y su tierra natal para ser un errante y extranjero entre gente extraña. Pero él también por sus actos de fe obtuvo una herencia eterna para él y su descendencia.

Contrasta la fe de Lehi con la de Labán, el guardián del tesoro y un capitán de cincuenta en Jerusalén. Cuando Labán vio las riquezas de Lehi, lo grandes que eran, las codició, hasta el punto de buscar matar a los legítimos dueños para poder poseer la grandeza de esas riquezas para sí mismo. ¿Dónde estaba el corazón de Labán? Estaba en las cosas del mundo, donde la polilla y el óxido corrompen. Ya estaba corrompido en su corazón por su amor a las cosas del mundo, como dice la Escritura: "Si alguno ama al mundo, el amor del padre no está en él". Labán era como los hijos de Israel, que ya se habían entregado con su oro al ídolo del becerro, y no tenían nada que ofrecer al Señor, por lo que perecieron con su oro. Labán era como Simón el hechicero, que pretendía comprar con dinero el don de Dios que sólo podía obtenerse por la fe y la obediencia. El Apóstol Pedro le dijo a Simón el hechicero, "tu dinero perece contigo". Jesús nos advirtió que donde estaba nuestro tesoro, allí estaría también nuestro corazón, y cuando ponemos nuestro corazón en las riquezas y las cosas del mundo, y la fama y la reputación y la admiración y la popularidad en lugar de nuestro hermano o hermana que está en la indigencia o en alguna necesidad, como los nefitas que fueron a su destrucción, nos vendemos por una cosa de nada. Con respecto a esto, Moroni nos pregunta, ¿por qué te preocupas más por tus riquezas que por la gente que te rodea? Es esta persona de la que habla Jesús en la parábola del hombre cuyas riquezas llegaron a ser tan grandes que decidió derribar todos sus graneros y construir otros más grandes para almacenar su abundancia, pero esa noche su alma le fue requerida. La cosecha había pasado y su alma no tenía salvación. ¿De quién serían esas cosas, cuando él ya no estuviera y no tuviera la capacidad de determinar a dónde debían ir? Esto ilustra la importancia de hacer el bien mientras esté a nuestro alcance, de lo contrario es un pecado.

Antes de abandonar el viejo mundo, Lehi exclamó: "He obtenido una tierra prometida". Hablaba de lo que estaba por venir como si ya hubiera sucedido porque tenía mucha fe y confianza en la promesa que Dios le había hecho. Fueron los sentimientos de confianza de Lehi los que le permitieron entrar en el desierto, sin saber a qué se enfrentarían, pero al igual que Abraham, el padre de los fieles, creyendo al que le llamaba. ¿Enfrentaron pruebas en el desierto? ¿Se puso a prueba su fe allí cuando dejaron la comodidad y la conveniencia de su hogar y todo lo que conocían en respuesta al llamado de Dios? Sí. Tuvieron que luchar mucho, y en un momento dado estuvieron a punto de extinguirse por ser perezosos y descuidados. Pero después de prestar atención a las advertencias que se les hicieron, renovaron su confianza y obediencia y terminaron su viaje a su nueva tierra de promisión, donde serían alimentados por el Señor durante mucho tiempo, para prepararlos para cuando Jesús apareciera y creara la sociedad más justa entre ellos. Nada de esto habría sido posible sin la fe de Lehi.

Los hijos mayores de Lehi eran similares a Labán. Murmuraban contra su padre. Como los hijos de Israel que murmuraron en el desierto, querían regresar a Jerusalén, a la comodidad y conveniencia de su seguridad carnal. Lamán y Lemuel se quedaron cortos en su fe. Consideraban a su padre como un hombre visionario. Pusieron en duda su cordura y, de hecho, la veracidad de las visiones que Dios le había dado a través de la fe. Lehi podría haberse puesto del lado de los falsos profetas de su época que decían que Jerusalén no estaba en peligro. Pero Lehi creyó en las palabras de Jeremías, y recibió un testimonio para sí mismo, y trató de trabajar con el pueblo para llevarlo a una fe salvadora, pero el pueblo trató de quitarle la vida. Lamán y Lemuel también murmuraron en la misma medida porque no tenían fe. A veces obedecían sólo después de mucha persuasión, y después de ser llevados a circunstancias muy difíciles. Eran lentos para responder a la voz del Señor su Dios, y tenían que ser continuamente amonestados por su hermano creyente, Nefi, quien tenía tanto la fe como la obediencia que agradaba a Dios y a la que Dios podía responder con su poder milagroso. Incluso después de ser atado con cuerdas con las muñecas y los tobillos hinchados, mientras el barco era conducido hacia atrás y estaba listo para la destrucción, Nefi no murmuró contra el Señor. Mantuvo su corazón puro y su fe firme, y el Señor ciertamente lo libró para que obtuvieran la tierra de la promesa. Cuando Nefi fue agraviado por sus hermanos pero ellos buscaron su perdón, él los perdonó francamente, mostrando que sus sentimientos eran puros ante Dios con respecto a los que se han desviado pero buscan regresar. Y así, por su fe, con cada prueba era aprobado por Dios y justificado un poco más ante los ojos de Dios.

Piensa en la fe de Nefi cuando entró en las puertas de Jerusalén, sin saber qué hacer, pero confiando en que el Espíritu lo guiaría. Ya había enfrentado dos intentos fallidos, donde más de una vez su vida estuvo en peligro. Pero el Señor le había librado de Labán una vez, y el Señor le había librado de sus hermanos en la cueva, que pretendían golpearle con una vara. Seguramente su fe se vio fortalecida mientras caminaba solo hacia Jerusalén, pero no solo, porque Dios estaba con él. ¿Podía realmente enfrentarse a este fuerte capitán de cincuenta y cumplir el mandamiento de obtener las planchas de bronce, para que las generaciones de la simiente de Lehi tuvieran la preciosa palabra de Dios a lo largo de su historia? La situación, al mirar sólo las circunstancias externas, parecía imposible. Pero, ¿hay algo imposible para Dios? Aunque todo el asunto era desconocido por Nefi, él fue guiado por el Espíritu debido a su fe, y Dios ya había preparado el camino. Labán, en su deseo por las cosas del mundo se había vuelto incapaz. El poderoso capitán de cincuenta fue entregado en las manos del hombre de fe. Así de sencillo. Y al igual que David, que por la fe sometió reinos, y quitó el azote y el oprobio de Israel, Nefi prevaleció sobre los que se interpusieron para impedir el plan de Dios. Y Labán, como el hombre con demasiados bienes para sus graneros, perdió tanto sus bienes como su nombramiento de administrador. Dios mismo hizo estas cosas porque no era posible para Nefi en su propia fuerza prevalecer sobre sus enemigos, como habían aprendido por sus intentos anteriores. Por lo tanto, fue por fe que obtuvieron los registros.

Cuando era pequeño, mi padre nos llevó a mí y a mis dos hermanos a la piscina de un edificio donde trabajaba en la universidad. La piscina estaba cerrada y éramos los únicos que estábamos allí porque él tenía la llave. Nos había llevado allí para enseñarnos a nadar. Yo esperaba unas instrucciones y unas lecciones detalladas, pero en lugar de eso nos llevó al trampolín y le indicó a mi hermano mayor que se tirara y nadara hasta él a mitad de la piscina. Mi hermano se metió y nadó hasta mi padre y luego me tocó a mí. Pero yo nunca había nadado. No tenía ninguna de las habilidades necesarias. Y vi que mi padre estaba a una gran distancia de donde yo aterrizaría en el agua. Me preocupaba que, si me hundía, no pudiera llegar a tiempo para salvarme. Sin embargo, me aseguró que no dejaría que me ahogara y me animó lo que vi hacer a mi hermano mayor, así que decidí lanzarme. Cuando caí al agua, me esforcé y luché moviendo los brazos y las piernas para alcanzar a mi padre. En un momento dado me cansé y me asusté y no sabía si podría lograrlo, pero mi padre me indicó que continuara un poco más, y luego un poco más. Finalmente, después de luchar con mis fuerzas, llegué más lejos de lo que esperaba, y alcancé a mi padre, y descubrí que, por primera vez, había aprendido a nadar. Fue gracias a la insistencia de mi padre en que utilizara las habilidades que tenía, en lugar de depender de él para salvarme, que adquirí esta nueva habilidad. Fue tanto mi confianza en que él me salvaría si caía en problemas, como mi determinación de alcanzar la meta que me había propuesto, que adquirí una nueva habilidad y alcancé la meta deseada. Es fácil que queramos que Dios lo haga todo por nosotros. Pero Él quiere que crezcamos a partir de nuestras experiencias y que adquiramos seguridad a partir del ejercicio de nuestra fe, poco a poco, hasta que seamos hábiles y cumplidos. Todo campeón alcanza su éxito a través de mucha lucha y esfuerzo, incluyendo pruebas, fracasos y decepciones, pero es en la superación de esas cosas que triunfamos.

Hoy Dios está moviendo su mano por segunda vez para recuperar a su pueblo, llamando de nuevo en busca de aquellos que se aprueben por la fe. Se está moviendo de manera milagrosa para llevar a cabo sus propósitos. Está buscando un pueblo al que pueda formar y equipar para que sea el ejemplo para el mundo de lo que busca de toda la humanidad. Nuestra respuesta al movimiento de su mano en este tiempo, y la fe que ejerzamos, nos calificará para su obra, al igual que los grandes pueblos de la antigüedad fueron calificados por su fe en Dios, a través de las pruebas de su tiempo, cuando Dios habló antiguamente.

¿Quién creerá nuestro informe de que Dios está llamando de nuevo, a través de las páginas de la escritura, y por su propia voz a su pueblo, y está razonando con ellos en la simplicidad y la verdad por el pacto eterno? Como en los días de Enoc, algunos oirán, y otros se ofenderán y se apartarán. Pero Dios reunirá de cada tribu y nación a los que sean aptos para su propósito. Aquellos que ejercerán un poco de fe, y un poco más, hasta que puedan vivir por la fe, y de hecho encontrar la vida de la que habló Jesús. "El que pierda su vida por mí, la encontrará".

Nefi profetizó de aquellos en los últimos días que serían llevados cautivos por el diablo debido a su seguridad carnal, cuyos corazones estaban puestos en las cosas del mundo, que estaban cómodos y complacientes en su prosperidad, cómo sus almas estaban siendo engañadas por el diablo, y estaban siendo cuidadosamente y sin saberlo llevados a la destrucción. Jesús nos advirtió en una parábola que el engaño de las riquezas podía ahogar la palabra cuando intentaba crecer y dar fruto en nuestros corazones. No es fácil vivir por fe. No es fácil abandonar nuestra seguridad carnal como hicieron Lehi y Nefi. Pero todos los santos profetas tuvieron que pasar esta prueba. Tuvieron que elegir lo que más les importaba, si estaban dispuestos a abandonar todo para seguir a Jesús. Esto requiere una gran fe, una que es rara en el mundo, pero que sin embargo es alcanzable para la persona que quiere seguir al Señor con pleno propósito de corazón. ¿Estamos mostrando la fe que testifica que somos pueblo de Dios, como aquellos que se aprobaron en la antigüedad por la fe? ¿Concuerdan nuestra fe y nuestras obras con las Sagradas Escrituras?

Los tres hebreos estaban dispuestos a entrar en el horno aunque Dios no los librara. Job tenía tanta fe en Dios que dijo: "aunque me mate, confiaré en él". Muchos ejemplos de las escrituras nos muestran la fe que debemos tener. ¿Crees lo suficiente en las promesas de Dios como para apostar todo lo que tienes a que son verdaderas?

Todos tenemos que responder a la pregunta: ¿ejerceremos nuestra fe hasta el arrepentimiento, para volvernos del mundo a Dios? Si tenemos un poco de fe, ¿la ejerceremos? Si tenemos una gran fe, ¿ejerceremos nuestra fe de una manera grande? No importa cuánta fe tengamos hoy, si la ponemos en uso en la obediencia, nuestra fe crecerá, y mañana tendremos más fe para ejercer en nuestro gran Dios y su camino. Otros a nuestro alrededor pueden encogerse y retroceder. ¿Quiénes seguirán adelante? No importa lo que tengas o cuánto, lo que importa es si estás dispuesto a ofrecer lo que tienes al maestro, Jesucristo. Y así, se cumple en cada uno de nosotros, uno de estos dos resultados. ¿Somos los rectos de corazón de los que hablan las escrituras? ¿Viviremos por fe hasta que, como Enoc, recibamos el testimonio de que hemos agradado a Dios? Tú puedes decidir por ti mismo qué lado elegirás. La Sión de Enoc espera a ese pueblo que elegirá el camino mayor de la fe. ¿Cuál es tu elección?

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 5 - diciembre de 2021: escrito por Patrícia Pires

Por la fuerza del Amor

Queridos hermanos y hermanas, es con gran alegría que estoy aquí hoy para hablar con ustedes.

¡Estoy inmensamente agradecido por la oportunidad de dar mi testimonio de esta obra en la que fui llamada a servir con todo mi amor!

Mi testimonio que quiero compartir con ustedes es sobre el Libro Sellado de Mormón, en el cual pude acompañar a nuestro Profeta Mauricio Berger durante los años que estuvimos casados, pasamos por varias dificultades, pero mi mayor testimonio fue haberlo visto no renunciar al llamado de traducir este libro, ¡que es una obra maravillosa! Todos estamos llamados a servir de alguna manera y con mucho amor y dedicación estamos aquí, pasamos por una pandemia aterrorizados por la pérdida de amigos y familiares, pero nos quedamos y si nos quedamos significa que aún tenemos una enorme misión, esto me da una mayor fuerza para seguir y por eso el nombre de mi discurso que titulé "Por la fuerza del Amor".

El amor que nos tenemos los unos por los otros... No tengo duda del amor de nuestro Padre Celestial por nosotros, Él es Maravilloso, cada día oro dando gracias por la VIDA y por el trabajo que tenemos y el que está por venir! ¡Seamos todos FUERTES, no nos rindamos nunca! En Hechos de los Tres Nefitas capítulo 1 v. 1 a 7 dice:...

1 Cuando intentamos comprender los procedimientos de Dios desde una perspectiva humana, todo el resto de la historia que se nos cuenta parece una fábula, a no ser que Dios conceda a los hijos de los hombres, según la atención y diligencia que le dediquen, conocer sus misterios.

2 Con respecto a esto, he aquí que fue profetizado por los profetas de la antigüedad que estos registros serían sellados, guardados y preservados por la mano del Señor hasta que fueran dados a conocer a todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos; para que pudieran conocer los misterios de Dios contenidos en ellos.

3 Y ahora, antes de que supongas que esto es una tontería, deseo recordarte que hay muchos misterios que permanecen ocultos, que nadie conoce sino Dios mismo. Y he aquí que es por la sabiduría de Dios que estos registros han sido preservados, con el propósito de ampliar el conocimiento de su pueblo en la plenitud de los tiempos; siendo un instrumento en las manos de Dios para cumplir sus grandes y eternos designios entre los hijos de los hombres.

4 Recordando, además, que la necedad presentada por Dios, en el curso de todas las dispensaciones, ha sido el medio por el cual el Señor ha confundido a los sabios y a los maestros de la ley en su pueblo, para realizar su obra entre aquellos que, según la atención y la diligencia que le dedican, llegan a comprender sus misterios, y a traer la salvación a sus almas.

5 Por lo tanto, aquellos que no endurezcan sus corazones cuando estos registros sean finalmente revelados a los hijos de los hombres, serán dotados de sabiduría para entender la mayor parte de la palabra ya revelada, hasta que los misterios de Dios sean dados a conocer en su plenitud. Pero aquellos que endurecen sus corazones cuando estos registros aparezcan entre ellos, incluso el conocimiento que poseen de los primeros libros revelados, se volverán obtusos en sus mentes, hasta que no sepan nada de sus misterios.

6 Este registro, por lo tanto, cuando sea concedido a los hijos de los hombres, será un misterio grande e importante, entre los misterios de Dios; y, por esta razón, no puedes suponer en tu intelecto que es fácil de entender; porque las cosas escritas aquí no siguen los eventos en orden cronológico; pero, como con todas las otras escrituras que nos fueron dejadas por los antiguos profetas, los acontecimientos futuros se anteponen a los temas predominantes, y se vuelven a entrelazar en la misma trama de la historia estando escritos el presente y el pasado; para que, según los dictados del cielo, esta maraña de información componga la sustancia de la fe en los sentimientos de aquellos cuyos corazones son receptivos a la palabra de Dios, por medio del Espíritu Santo.

7 Así, deseo recordar lo dicho por Alma, que "la fe no es un conocimiento perfecto". Lo mismo ocurre con estas palabras mías. Al principio puede que no tengas ninguna certeza con respecto a ellas, hasta que despiertes tus facultades espirituales poniendo a prueba las palabras de este registro como resultado de lo que fue escrito por los profetas de antaño, ejerciendo una partícula de fe en tu búsqueda del conocimiento de los misterios de Dios, aunque sólo tengas el deseo de conocer la verdad detrás de mis palabras, y deja que ese deseo opere en tu corazón y en tu mente hasta que comprendas la plenitud de esos misterios, para que con toda diligencia añadas a tu fe la virtud de esta nueva percepción.

Por eso os pido a todos que oréis por sabiduría... todos los días y que no endurezcáis vuestros corazones.

Y seguimos las palabras en el cap. 10 vs, 1 a 3...

1 Dejémonos mover por una causa superior, en la que el hermano vela por el hermano; y la Iglesia de Cristo, en su conjunto, vela por todos sus miembros; para que no haya necesitados, enfermos y afligidos entre nosotros, para que nos mostremos como verdaderos discípulos de nuestro Señor, Jesucristo, y seamos dignos representantes de su nombre entre un mundo corrompido y tergiversado.

2 Dejad, pues, de quejaros y de refunfuñar; porque nada puede ser más destructivo para los hombres de carne y hueso que quejarse continuamente. Dejad de reprochar a vuestros hermanos, y amaos los unos a los otros, como Cristo nos ha amado, porque esto no sólo nos capacita para ser sus discípulos, sino que nos identifica como tales.

3 Dejad de ser ociosos; porque esto es lo que se requiere de nosotros, como siervos de un gran Rey, ser vigorosos en nuestros asuntos, no importa lo que estemos comprometidos a hacer con nuestras propias manos, haciéndolo con todo el esfuerzo de nuestro corazón, mente y alma para el honor y la gloria de nuestro Señor.

Repito entonces...(" haciendo esto con todo el esfuerzo de nuestro corazón, mente y alma, para el honor y la gloria de nuestro Señor"). Y para terminar leeremos las palabras que aún están en Hechos de los Tres Nefitas en el cap.1 vs. 5 que dicen así:...

5 Por lo tanto, aquellos que no endurezcan sus corazones cuando estos registros sean finalmente revelados a los hijos de los hombres, serán dotados de sabiduría para entender la mayor parte de la palabra ya revelada, hasta que los misterios de Dios sean dados a conocer en su plenitud. Pero aquellos que endurecen sus corazones cuando estos registros aparezcan entre ellos, incluso el conocimiento que poseen de los primeros libros revelados, se volverán obtusos en sus mentes, hasta que no sepan nada de sus misterios.

¿Podemos traer así estas palabras a nuestro presente para estar entonces en comunión con Cristo? Hermanos, he compartido este testimonio con ustedes para invitarlos a leer y dedicarse a las enseñanzas del Libro Sellado, que fue un regalo del Padre Celestial para nuestros días, para que podamos ser mejores personas. Recordando siempre que Cristo nos ama aún sabiendo que somos pecadores, amor incondicional y verdadero.

Que seamos como él entre nosotros. ¡Quiero decirles a cada uno de ustedes que los amo con la Fuerza del Amor! Que el Padre Celestial nos bendiga con la Sabiduría, para que podamos continuar este trabajo con fuerza y fe para cumplir nuestra misión. Este es mi discurso y mi testimonio que comparto con ustedes, en el nombre de Jesucristo. ¡Amén!

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 6 - diciembre de 2021: escrito por Valdeci Machado

EL VIAJE A SION

Quien ha puesto su mano en la Obra no puede permitirse mirar atrás. Tenemos una dirección. Tenemos un camino. Y es desafiador.

Incluso hoy, los judíos dicen: "No hay profeta como Moisés".

Por supuesto, sabemos que no hay ningún hombre como Jesucristo. ¡Y Él es el Líder de todos nosotros!  Siendo Dios, se hizo hombre para redimirnos. - Filipenses 2.

En Apocalipsis 5:9 está escrito: "Y cantaron un cántico nuevo, diciendo: Tú eres digno de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado y nos has redimido para Dios con tu sangre...". ¡Realmente hemos sido comprados a un gran precio! Por la preciosa sangre del cordero de Dios.

Hay hombres y hombres, hay mujeres y mujeres... unos nacieron para ser influenciados otros para influenciar. Algunos nacieron para hacer la historia de la humanidad otros para cambiar el curso de la historia de la humanidad. Este grupo, sí, este grupo aquí, nació para sacudir las estructuras del cielo y de la tierra, naciste para cambiar el destino de muchos.

Moisés era así. Cambió el destino de muchos. Observen:

Moisés actúa como consejero de Dios. Éxodo 32:10-14

Convence a Dios de que no destruya a los hebreos, que adoraban el becerro de oro.

El Pide e insiste en ver la gloria del Padre... ¡y lo consigue! Moisés lo ve de espaldas..., ¡pero lo ve! - Éxodo 33:18-23

¡Qué hombre tan maravilloso era Moisés! Cuántas lecciones se pueden aprender de sus actos.

En sus últimos días, el Señor le llama... "Moisés: ven a hablar conmigo... ven a la cima del monte Sinaí". Suplica: "Señor, ya no soy joven, dijo, tardaré en llegar".... "Y allí fue Moisés, y allí vio venir al Todopoderoso... y el Todopoderoso descendió en una nube y se puso delante de él. Permaneció con el Señor durante 40 días y 40 noches sin comer pan ni beber agua. Éxodo 34:28

¡Qué hombre tan increíble era Moisés! Cuántas experiencias... cuántos milagros en medio de ese pueblo... cuántas enseñanzas dejó entre ellos.

Cuando su viaje terrenal llegó a su fin, estaba cansado. Después de todo, fueron 40 años en el desierto. De todos los que habían salido de Egipto con él, sólo quedaron dos: Josué y Caleb. Estaba triste, pues había perdido a muchos amigos y parientes en ese viaje.

No entró en la tierra prometida. No porque no lo mereciera... sino porque quizás Dios tenía algo aún mejor para Moisés.

Este mensaje pretende recordar al pueblo del pacto que sí, que somos hijos de la promesa, como Isaac. Y al igual que los hebreos vagaban en busca de la tierra prometida, nosotros también nos ponemos en marcha en dirección a la tan soñada Sión. Esa Sión predicha por los profetas de antaño. Sí, allanaremos este camino unidos por el amor. Y así como ese pueblo tenía a Moisés guiándolos, nosotros también tenemos a un Moisés con nosotros. Esta vez progresaremos como pueblo de Dios. Sí, viviremos en unidad y rectitud ante el Altísimo. Aprenderemos del Libro Sellado.

Sí, este Libro, traducido por el poder y el don de Dios. Cuyo traductor tiene una trayectoria impresionante. Que luchó en muchas guerras... algunas que sabía: no las ganaría. Pero él estaba allí, al frente de su pueblo, decidido a soportar todas las adversidades, y glorificando al Todopoderoso. Muchas veces se paró en la cima de la montaña, en busca de guía, de paz. Hizo de sus amigos un refugio seguro, y sus amigos también lo hicieron a él.

Sí, está con nosotros, está entre nosotros... y se repiten muchas coincidencias: como el antiguo Moisés, este Moisés tiene un desprendimiento total de las cosas materiales. Posee muchas virtudes cristianas. Le hemos visto profetizar varias veces. Podemos dar fe de ello. Hemos estado presentes en algunas revelaciones dadas por el Señor, en las que se paró puntualmente, y nos guió a los hogares de personas necesitadas que necesitaban ayuda urgente. Está lleno de compasión y empatía. Siempre dispuesto a servir, en cualquier momento y lugar. Da su vida, si es necesario, sin dudarlo, por cualquiera de nosotros. - Juan 15:13

Es cierto que no utilizó tantas señales como las que Dios dio a Moisés para sacar a su pueblo de la esclavitud en Egipto.

No dividió el Mar Rojo, no hizo brotar agua de una roca en el desierto. Pero fue precisamente en un desierto, donde estaba solo, sin amigos, donde este Moisés tuvo probablemente su mayor confrontación. Luchó valientemente contra las huestes enemigas, y allí, en aquel desierto, expuesto, solo y desamparado, conquistó parte de su triunfo, que podrá ser total si permanecemos a su lado, y fieles a las enseñanzas del Libro Sellado.

Tal vez llegue el día en que declare, como lo hizo el Moisés del Antiguo Testamento: "Reúne a todos los élderes y a tus oficiales ante mí, y diré estas palabras en sus oídos, y tomaré el cielo y la tierra por testigos contra ellos." Es mi más ferviente oración y deseo, que no se repita lo que profetizó Moisés al final de su vida, "porque sé que después de mi muerte ciertamente os corromperéis, y os apartaréis del camino que os he mandado; entonces os alcanzará este mal en los últimos días, cuando hagáis lo malo ante los ojos del Señor, para provocarlo a la ira con la obra de vuestras manos."

Queridos y estimados hermanos. Sí, hermanos en Aquel que se ofreció a sí mismo como el cordero del sacrificio. Preparémonos para ser dignos de la sangre pura y sin pecado derramada por cada uno de los presentes en esta Conferencia.

Que nuestra vida y nuestras obras sean dignas de la expiación de nuestro Maestro Jesucristo. Que permanezcamos en la luz del camino indicado por este único Moisés. Tal vez no estemos en la condición de esclavitud, como lo estaba el pueblo hebreo, pero date cuenta de que hace poco tiempo estábamos sometidos a otro tipo de cautiverio: el cautiverio de la religión, de la doctrina mezclada con la filosofía de los hombres, y de esta manera estábamos siendo cuidadosamente conducidos al infierno. - 2 Nefi 28. Este Moisés nos saca de ese recinto, y nos lleva a un lugar seguro, donde hay riquezas de luz, donde comenzamos la construcción de una Iglesia sin muros, donde podemos llegar a ser piedras vivas, y ser edificados una casa espiritual y un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por Jesucristo. - I Pedro 2:25. ]

Este Moisés nos lleva a conocer el modo correcto de celebrar la Ordenación del Sacramento, que hasta hace poco nadie sobre la faz de la tierra hacía de la manera correcta, la que el Salvador había instituido entre sus discípulos en la antigüedad. Y de esta manera, tenemos la promesa de tener su Espíritu con nosotros y entre nosotros. Siendo ésta sólo una de las piezas del tablero de ajedrez que faltaba, y que Él vuelve a sacar a la luz para honor y gloria de nuestro Dios.

Comparta con sus amigos y familiares el Espíritu encontrado en esta Conferencia.

Si tienes la voluntad de formar filas junto a este ejército que se está formando, de estar hombro con hombro con estos increíbles hombres y mujeres que tienen la pretensión de edificar Sión, de ser un testigo de Dios en cada momento de tu vida, en todas las cosas y en todos los lugares en los que te encuentres, y en consecuencia, de llorar con los que lloran, de consolar a los que necesitan consuelo, de cuidar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, de cuidar a los enfermos, de tender la mano a los pobres y a los afligidos. ...si tienes dentro de ti el deseo de marcar la diferencia en la vida de muchas personas, entonces ¿qué te impide pactar, si no lo has hecho ya, para servir al Padre Eterno? ¿Pactar para tomar realmente el nombre de Jesucristo? ¿Qué te detiene, querido hermano, querida hermana?

Si te fijas bien, y piensas que no tendrás éxito. Pensar que no eres lo suficientemente fuerte, que tienes tantos problemas y que serías incapaz de ayudar a nadie, y si tienes la impresión de que el enemigo está permanentemente a tu alrededor y ruge como un león furioso, buscando devorarte... llénate de valor y recuerda: ¡El Sueño de Dios es mejor, y mucho más grande que tu sueño! Que a veces tus planes no son los de Dios. - Isaías 55:8-10

Creed, ¡Él ve mucho más allá de lo que vosotros veis! Confía... Jesucristo vino para que tengas vida, y la tengas en abundancia. - Juan 10:10

Créeme, no es una coincidencia que estés aquí hoy, ¡no hay coincidencias!

Comparto estas palabras con ustedes, en el nombre de nuestro Señor y Redentor Jesucristo. ¡Amén!

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 7 - diciembre de 2021: escrito por João Vendemiatti

EL PATRIARCA

Buenos días hermanos y hermanas

Es un placer dirigirme a ustedes hoy. La Conferencia General es siempre una ocasión muy especial. A causa de este importante tiempo en el que el Espíritu del Padre se derrama en una abundancia sin igual, podemos ver los esfuerzos del enemigo tanto para obstaculizar la conferencia como para entorpecer a los hermanos y hermanas que buscan venir aquí. Así que sé que muchos de ustedes probablemente se enfrentaron a situaciones difíciles para poder estar hoy aquí. Gracias a todos por su presencia y los sacrificios que han hecho.

En mi intervención de hoy me gustaría explicar el papel del Patriarca, ya que tenemos muchos miembros nuevos que no conocen el papel de esta vocación y cargo, así como algunos miembros de la restauración que, por sus tradiciones, tienen un conocimiento superficial de esta vocación. También me gustaría, como Patriarca de la Iglesia de Cristo, dar algunos consejos que considero importantes.

Para empezar, me gustaría leer la revelación dada a José Smith III el 15 de abril de 1901, conocida como la sección 125 de doctrina y pactos de la RLDS.

D&C 125: 3a El patriarca es un ministro evangélico. Los deberes de este oficio son ser un ministro evangélico; predicar, enseñar, exponer, exhortar, ser un avivador; y visitar las sucursales y los distritos como la sabiduría dirige, invita, pide, o como el Espíritu de Dios determina y requiere;

Como vemos en el punto "a", el Patriarca predica, enseña, exhorta, reaviva la fe de los miembros y visita las unidades de la iglesia según la sabiduría o el Espíritu.

Inmediatamente después, en el punto B del mismo versículo, leemos:

D&C 125: 3b para consolar a los santos; para ser un padre para la iglesia; para aconsejar y asesorar a los individuos que los buscan; para imponer las manos para el otorgamiento de bendiciones espirituales, y, si se conduce así, para señalar el linaje de aquel que es bendecido.

Aquí el Señor especifica más los deberes del llamado. En primer lugar, me gustaría traer sobre el verso en la sección 125 '3b" de asesorar a la Iglesia y las personas que vienen a mí. Quiero decir que como padre de la iglesia, según las directrices y asignaciones de esta revelación, estoy disponible para cualquiera que necesite asesoramiento para su vida, dificultades, problemas familiares, etc. Hoy en día, podemos traspasar las barreras de la distancia gracias a la tecnología. Así que cualquiera que necesite o quiera una entrevista conmigo, puede ponerse en contacto conmigo para programarla y podemos hacerla por videoconferencia para los que no puedan venir aquí.

El segundo tema que me gustaría tratar es el de las bendiciones patriarcales.

¿Qué son las bendiciones patriarcales?

La Bendición Patriarcal es una bendición que el patriarca otorga a los miembros y que servirá de mapa para desplegar de vez en cuando, con consejos, promesas, deberes y bendiciones reservadas del Padre Celestial a sus hijos. La Bendición Patriarcal es una revelación individual para la persona que la recibe y puede llegar a ella y a las generaciones siguientes.

Cuando nacemos, atravesamos lo que llamamos el "velo del olvido", no tenemos memoria total de nuestra vida antes de nacer en la tierra. La Bendición Patriarcal viene a ayudarnos, a informarnos de algunas bendiciones, promesas y deberes que hemos recibido o nos hemos comprometido individualmente a lo largo de nuestra existencia.

Puede ser un mapa no sólo para esta vida mortal, sino para todo nuestro viaje. De nuestra vida anterior, nuestra vida actual y nuestra vida futura.

La bendición patriarcal puede proporcionarnos información sobre nuestros dones, nuestras capacidades, las llamadas, las dificultades que encontraremos, los consejos y las promesas de bendición. Nos da una perspectiva eterna de nuestro papel, responsabilidades y bendiciones.

Otro factor importante de la Bendición Patriarcal, es revelar el linaje de la tribu de Israel a la que perteneceremos, o al que pertenecemos. Cada tribu de Israel tiene el nombre de su patriarca, los hijos de Israel, con la excepción de la tribu de José que tenía su doble parte de la herencia dividida entre sus hijos, Efraín y Manasés.  Los hijos de Jacob recibieron las bendiciones patriarcales de su padre, bendiciones que perduran para todos sus descendientes y miembros, literales o adoptados, de esas tribus. La Bendición Patriarcal es tan sagrada que perdura incluso después de siglos o milenios.

Otra bendición patriarcal que me gustaría mencionar, es la dada por Lehi. Bendice a sus hijos, dándoles promesas, deberes y consejos. Y al final, también otorga una bendición patriarcal a Zoram, prometiendo a sus descendientes la prosperidad en la tierra siempre que hagan caso de los consejos de Nefi.

Podemos ver que las bendiciones dadas por Lehi se cumplieron todas, no sólo inmediatamente, sino que se cumplieron a lo largo de muchas generaciones como podemos ver a lo largo de la narrativa del Libro de Mormón.

Las bendiciones patriarcales recibidas en diferentes ramas de la restauración pueden ser válidas si los patriarcas estuvieron inspirados al hacerlas y fueron dadas antes de abril de 2019.

Cuando el Evangelio entra en apostasía o herejía, que el Sacerdocio mayor es quitado a los hijos de los hombres, el poder patriarcal es cambiado al sacerdocio aarónico para que los hijos del convenio puedan recibir bendiciones para ayudarlos a regresar a la Luz del Evangelio. Este conocimiento fue dado a través de la revelación al Profeta Maurício Berger en la revelación dada el 29 de mayo al 2 de junio de 2019 verso que me gustaría citar aquí:

"15 Contempla, pues, mis designios respecto a cada uno de ellos, comenzando por mi siervo Juan Irandy Vendemiatti, pues he escuchado tus oraciones y los deseos de tu corazón han subido a mí; y me has llamado para que te dé a conocer la voluntad del Señor, tu Dios, en cuanto a tu llamado y elección en esta vida, que yo, el Señor, te he hecho levantar en estos últimos días, para servir junto con mi siervo elegido, a quien desde hace mucho tiempo has sido ordenado para este propósito, estando juntos de nuevo y ocupando la presidencia de mi iglesia en estos últimos días, como Patriarca Evangelista, no Patriarca Presidente, pues este lugar pertenece por derecho a la simiente elegida. El evangelista, sin embargo, ocupa la misma posición patriarcal y obtiene la misma porción que le corresponde al patriarca presidente, pero termina con la llegada de la muerte. Te imbuyes del conocimiento necesario para tu oficio en la orden de Melquisedec, ya que estoy retirando tus cargos que he asignado temporalmente a la orden aarónica para mantener las bendiciones patriarcales sobre mi pueblo elegido después de que perdieron el sacerdocio superior, pero que ahora, yo, el Señor restituyo sobre ti. Y que a partir de ahora retendrás las llaves de las bendiciones patriarcales sobre la cabeza de mi pueblo en la tierra que erigiré para ti. Procura, pues, conocer con diligencia los principales requisitos de tu llamamiento y elección, y no permitas ninguna indolencia por tu parte, porque ésta es tu administración, y yo, el Señor tu Dios, te la volveré a exigir en el último día.

Como pueden ver los hermanos, el Señor me da una enorme bendición, pero también una advertencia, de que no puedo ser indolente en mi llamado, pues esta es mi mayordomía y el Padre me lo exigirá en el último día.

Así que, para no ser negligente en mi responsabilidad de aconsejaros, me gustaría dar un consejo general a toda la iglesia en este momento como vuestro patriarca y preocupado por vuestro bienestar físico y espiritual. Me gustaría hablar de la fe temeraria.

En el capítulo 10 del Evangelio de Mateo, Jesús aconseja a sus apóstoles que sean "inofensivos como la paloma y prudentes como la serpiente", y Jesús continúa el consejo diciendo que serían llevados a juicio, serían encarcelados, etc. Pero Jesús continúa el consejo de que si son perseguidos en una ciudad, que huyan a otra. Jesús no les estaba diciendo que fueran a los gobernantes y fueran arrestados a propósito para demostrar su fe.

Después de su resurrección, Jesús dice a los apóstoles y discípulos:

"Y estas señales seguirán a los que crean: en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán serpientes; y si beben algo mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos, y sanarán. (Marcos 16:17-18)

¿Cómo debemos entender estos dos pasajes juntos? Pues bien, Jesús no está diciendo que para demostrar que son verdaderos discípulos, que sean imprudentes y tomen veneno a propósito. Tampoco deben buscar ser detenidos a propósito, ni actuar con ningún tipo de imprudencia. Aconseja a los apóstoles que estén atentos, que usen la sabiduría, que cumplan sus enseñanzas.

Como vemos, la fe debe estar alineada con la prudencia. Si después de respetar la prudencia los que involuntariamente tomaron algo venenoso fueran protegidos por el Señor. También si ocurriera que los discípulos fueran arrestados, se les daría qué decir y algunos discípulos fueron asesinados después de eso.

Pues bien, este sabio consejo dado hace 2000 años sigue siendo válido hoy. He visto a muchos hermanos y hermanas, creyendo en teorías conspirativas, o poniendo indulgentemente su fe en una interpretación de las promesas dadas por el Señor, al no cumplir con los protocolos sanitarios de prevención de Covid-19. Otros hermanos se niegan a vacunarse por preceptos y tradiciones personales en los que no hay apoyo de los dirigentes de la Iglesia.

La ciencia es un proceso de conocimiento en el que la humanidad sube la escalera de la preparación hacia la sociedad celestial. Como se demuestra en el excelente artículo escrito por nuestro profeta en la primera edición del Heraldo de la Segunda Invitación, el conocimiento científico se trae junto con las dispensaciones del Evangelio. Después de la primera visión, el conocimiento del Padre fue derramado en la tierra, en aproximadamente un siglo, el hombre pasó de montar a caballo y carros a construir cohetes y explorar el espacio.

Vemos avances increíbles en todas las áreas del conocimiento, vemos los remedios casi venenosos en la época de José Smith convertirse en medicinas que salvan muchas vidas de muchas enfermedades, algo notable en este campo fue el descubrimiento de la penicilina.

Jesucristo llama a las ondas de comunicación "mi poder" en la revelación que nos dio el año pasado.

Así, el desarrollo científico está directamente relacionado con la luz que trae el Padre y la sociedad celestial cada vez que el Evangelio es traído a la tierra.

Así que, mis queridos hermanos y hermanas, no pretendo violar vuestro derecho de creencia y decisión, sin embargo, os aconsejo, como vuestro Patriarca, para que pueda estar sin mancha ante el Padre, que dejéis de lado vuestras tradiciones y toméis todas las medidas sanitarias, como el uso de mascarillas, alcohol en gel, distanciamiento social y principalmente, que os vacunéis. La fe en creer que Dios te protegerá debe ir acompañada de la prudencia. Me gustaría leer un pasaje del Libro Sellado:

Hechos de los 3 Nefitas 13:16

16 Sin embargo, el Padre no hará nada por sus hijos en la Tierra, mientras exista la posibilidad de que ellos hagan algo por sí mismos. Acuérdate, pues, de estas palabras mías, que vienen de nuevo a ti a través de este registro, para que observes con atención a las aves del cielo, porque ellas no cosechan ni almacenan en graneros, sino que el Padre que está en el cielo las alimenta día a día

Hermanos y hermanas, debemos hacer nuestra parte, ya que la ciencia ha descubierto formas de disminuir las posibilidades de contaminación con protocolos de seguridad y, descubrió una vacuna para disminuir la posibilidad de muerte de quienes contraen el virus, es nuestro deber por fe prudente llevar a cabo estas medidas, pues están a nuestro alcance.

Además, José Smith nunca dijo que todos los justos serían perdonados, sino que a veces los justos también son atrapados durante las calamidades, y para concluir leeré esta cita de José Smith:

"He hecho una aclaración sobre la venida del Hijo del Hombre; también he explicado que la idea de que los santos escaparán de todos los juicios, mientras que los impíos sufrirán, es falsa; pues toda carne está sujeta al sufrimiento, "y los justos difícilmente escaparán". Sin embargo, muchos de los santos pueden escapar, porque el justo vivirá por la fe; sin duda, muchos de ellos serán abatidos por la enfermedad y la peste, a causa de la debilidad de la carne, pero, no obstante, se salvarán en el reino de Dios. De modo que es un principio injusto decir que éste o aquél ha transgredido, porque ha sido víctima de enfermedades o de la muerte, pues toda carne está sujeta a la muerte; y el Salvador dijo: "No juzguéis para no ser juzgados". (Mateo 7:1) (29 de septiembre de 1839) D.H .C. 4:11"

El Señor también advierte en las revelaciones que en el día de esa gran tribulación, si no hacemos lo que Él nos indica que hagamos, tampoco podrá ayudarnos, ya que reveló su voluntad de antemano para que proporcionáramos un medio para salvarnos construyendo los lugares de refugio.

Aconsejo a los hermanos y hermanas que lean las sabias palabras del Profeta Maurício en el Heraldo de la Segunda Invitación, Volumen 1. También invito a todos aquellos que deseen recibir su bendición patriarcal o que deseen saber si la bendición recibida en otra rama fue inspirada, a que me busquen. Y también, todos aquellos que quieran hablar, desahogarse, pedir consejo, acudan a mí para que podamos programar una entrevista.

Estas son las palabras y consejos que os dejo, en el nombre de Jesús, el Cristo, amén.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 8 - diciembre de 2021: escrito por Robert Cackler

El Sacerdocio Aarónico y la Preparación para el Reino

1- Hermanos y hermanas, os saludo en el bendito nombre de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, en cuyo nombre nos reunimos para adorar al Dios todopoderoso y todo-amoroso.

2- Quiero centrar nuestros pensamientos en el Sacerdocio Aarónico y el evangelio preparatorio de la iglesia de Cristo. Este evangelio se compone de las verdades fundamentales que nuestro Señor encargó al Sacerdocio Aarónico para preparar los corazones de las personas para la salvación en Jesucristo, y para la entrada en el Reino de Dios. Esto es en anticipación de la inminente unificación de ese reino de Dios en la tierra con el reino de los cielos, como se describe en Doctrina y Convenios 65

3- El proceso de experimentar el reino se personifica en el relato de la visión de Lehi que se encuentra en 1 Nefi 8 como el fruto que es "deseable para hacer a uno feliz", el fruto que "era el más dulce de todos los que había probado", el fruto que "era blanco, superando toda la blancura que había visto", el fruto que "llenaba mi alma de inmensa alegría" y "era deseable por encima de todos los demás frutos".

4-Más tarde, como se registra en 1 Nefi 11, el hijo de Lehi; Nefi confirmó en presencia de un ser angélico que el significado del árbol que daba el fruto era el "amor de Dios, que se derrama en los corazones de los hijos de los hombres; por lo tanto, es lo más deseable por encima de todas las cosas", a lo que el ángel respondió: "Sí, y la mayor alegría para el alma".

5- Hermanos y hermanas, el evangelio preparatorio se da para preparar nuestros corazones para morar eternamente en esta preciosa y gloriosa condición que proviene del amor de Dios. En respuesta a este amor, el primer deber es imitar este amor y amar a Dios a cambio, poniendo en nuestro corazón los sentimientos que se derivan de su nombre, que son dones de Dios. Jesús ejemplificó estos dones y ahora está enseñando a toda la gente, que quiera escuchar, cómo utilizar estos dones para preparar la llegada del Reino de Dios a la tierra.

6-El Libro Sellado de Moisés 3:60 describe este proceso en relación con el sacerdocio:

"60. Esta es, pues, la clave del sacerdocio y el misterio que quedará sellado en este libro hasta el tiempo del fin, pues no hay nada más sagrado que pueda ser revelado a los hombres de carne y hueso que este conocimiento; Que el nombre de Dios sea invocado en sus corazones, y que los poderes del cielo no pueden ser evocados, en el Santo Sacerdocio del Hijo de Dios, si no es a través de los sentimientos derivados del amor del Hijo unigénito del Padre, cada uno correspondiente a su ministerio, porque, para algunos, como el Espíritu guía, produce diferentes sentimientos, que llamamos dones de Dios."

7-He incluido en el título de mi discurso la frase, Preparación para el Reino, porque creo que esa frase describe el propósito central del Sacerdocio Aarónico: preparar a hombres, mujeres y niños para que sean receptivos al Reino de Dios. Para ello, Jesucristo puso en su Iglesia las ordenanzas y las escrituras como fundamento de nuestra creencia. Y, Él proveyó el sacerdocio para administrar las ordenanzas y enseñar las escrituras del evangelio con inspiración, exponiendo muchos de los grandes misterios del cielo.

8-El propósito de este ministerio sacerdotal se describe en el Libro Sellado de Moisés 3:15: "15 Pero Adán cayó, viniendo a cumplir las exigencias del Padre de ser fructífero y de llenar la tierra con su descendencia, y el Sacerdocio del Hijo de Dios existe para que los pueblos de la tierra lleguen a comprender el plan de salvación y para que los hijos del hombre sepan esperar al Hijo de Dios, que vendrá en la plenitud de los tiempos a redimir de la caída a los que han creído en él para que se liberen del yugo del pecado y de la muerte, para que vuelvan de nuevo a la presencia del Padre."

9-Trabajando con el Sacerdocio mayor, o de Melquisedec, el Sacerdocio Aarónico tiene un papel importante en llevar el conocimiento de la redención, a través del amor y el poder de Jesucristo, a todas las personas. Doctrina y Convenios 107, ha elaborado estos pasajes seleccionados:

"1. Hay, en la iglesia, dos sacerdocios, a saber, el de Melquisedec y el Aarónico, que incluye el Sacerdocio Levítico.

18. El poder y la autoridad del mayor, es decir, del Sacerdocio de Melquisedec, es poseer las llaves de todas las bendiciones espirituales de la iglesia.

20. El poder y la autoridad del menor, es decir, del Sacerdocio Aarónico, es poseer las llaves del ministerio de los ángeles y administrar las ordenanzas externas, la letra del Evangelio, el bautismo de arrepentimiento para la remisión de los pecados, según los convenios y los mandamientos".

10-Con respecto al Sacerdocio Aarónico, la comprensión de las llaves del ministerio de los ángeles se encuentra en las palabras de Cristo que constituyen la letra del Evangelio. La adhesión estricta a las enseñanzas de Cristo es esencial si un poseedor del Sacerdocio Aarónico desea utilizar las llaves de este ministerio. Las palabras escritas por el nefita Jonás, como se registra en Hechos de los Tres Nefitas 12:16, afirman que en los últimos días Jesucristo "recuperará lo que es mío y restaurará su herencia y Mi nombre entre la gente." Los tres versículos siguientes dan un consejo importante que es muy aplicable al Sacerdocio Aarónico: "

17. Estos, por lo tanto, serán colocados en Mi mano izquierda1, hasta que Dios considere oportuno, a su debido tiempo, traerlos de vuelta a Su verdadero redil, y llevarlos de nuevo a Su mano derecha, observando Mis mandamientos tal como se revelan en estas Mis palabras, cuando por fin estos registros sean revelados entre el pueblo del pacto en los últimos días.

18. He aquí, mucho ha sido ya escrito por vuestros antepasados acerca de la autoridad que ha de gobernar Mi Iglesia en la tierra, así como podéis investigar el registro de Mosíah acerca de Alma, porque él recibió la autoridad de Dios, ordenó a los sacerdotes y organizó la Iglesia de Cristo en sus días de acuerdo con el antiguo Orden de Mi Evangelio y ordenó que enseñaran sólo las cosas que él mismo enseñó, las cuales estaban de acuerdo con las enseñanzas de los santos profetas del pasado hasta sus días, sin cambiar nunca lo que estaba previamente escrito.

19. Por eso les dijo que no predicaran, sino el arrepentimiento y la fe en el Señor, para que no aumentara la confusión en el pueblo de sus días; así sucederá también en la última parte de los tiempos, a causa de las muchas interpretaciones que han sido y serán arraigadas en mi evangelio por los preceptos de los hombres, sofocando así mi sana doctrina."

11-Seguir este sabio consejo traerá bendiciones al pueblo de Dios, y los frutos del arrepentimiento se verán claramente a medida que cada miembro del Cuerpo de Cristo viva lo que se expresa en Mosíah 5:12 "Os digo que os acordéis de guardar siempre el nombre escrito en vuestro corazón, para que no estéis a la izquierda de Dios, sino que oigáis y conozcáis la voz por la que seréis llamados, y también el nombre por el que os llamará."

12- Considera la razón por la que el Sacerdocio Aarónico posee las llaves del ministerio de los ángeles. Poseer estas llaves es tener la bendición y la autoridad de Jesucristo, a través de la fe, para usar estas llaves y liberar este ministerio que cambia la vida para llevar a las almas al arrepentimiento, en disposición de convertirse en vasos santificados para el Señor, y piedras vivas del templo espiritual de la iglesia de Cristo. Poseer las llaves indica que uno tiene la autoridad para abrir el camino para que el pueblo de Dios reciba las bendiciones asociadas.

13- El uso de las llaves permite el pleno potencial de la fe como principio de poder y acción. Como explica el Libro Sellado en El Libro Sellado de Moisés 3:71-74, Moisés tenía la autoridad y el poder, por fe y compasión, de liberar los vientos para separar las aguas del mar y salvar al pueblo elegido por Dios. Asimismo, los poseedores del Sacerdocio Aarónico, mediante la fe y los sentimientos correctos, tienen autoridad y poder para preparar a los miembros de la Iglesia para recibir el ministerio de los ángeles y participar en la salvación. Este ministerio, que llama a la gente al arrepentimiento, evoca la comprensión de que uno necesita un Salvador y requiere que uno muera a sí mismo antes de poder recibir la justicia de Cristo, y así convertirse en una nueva criatura en Él.

14-Leamos más sobre el ministerio angelical en las palabras de Moroni en El Libro de Mormón que lleva su nombre, Moroni 7:29-32 "

29. Y porque ha hecho esto, mis amados hermanos, ¿han cesado los milagros? He aquí, os digo que no; tampoco los ángeles han dejado de ejercer su ministerio entre los hijos de los hombres.

30. Porque he aquí, están sujetos a él, para servir según la palabra de su mandamiento, manifestándose a los que tienen una fe fuerte, y una mente firme en toda forma de santidad.

31. Y el oficio de su ministerio es llamar a los hombres al arrepentimiento, y cumplir y realizar la obra de los pactos que el Padre ha hecho con los hijos de los hombres, para preparar el camino entre los hijos de los hombres, declarando la palabra de Cristo a los vasos escogidos del Señor, para que den testimonio de él.

32 Y con ello el Señor Dios prepara el camino para que el resto de los hombres tengan fe en Cristo, para que el Espíritu Santo tenga cabida en sus corazones según su poder; y así el Padre cumple los pactos que hizo con los hijos de los hombres."

15- El Libro Sellado de Moisés 4:38 resume el propósito del ministerio de los ángeles, en este mundo imperfecto y pecador, cuando dice: "Y desde entonces, aunque había guerras entre los hombres, Enoc sabía que Jehová vendría al templo que había construido para el Señor, porque vio a los ángeles descender del cielo, dando testimonio del Padre y del Hijo; y que en la plenitud de los tiempos vendrá a morar con su pueblo, como vino a morar con el pueblo de Enoc, antes de tomarlo, porque será como en los días de Enoc, un pueblo que vive con justicia."

16-Repetimos, el ministerio angelical es llevar las almas a nuestro misericordioso Salvador a través del proceso de arrepentimiento. Este ministerio tiene el propósito de producir un pueblo de corazón puro que viva rectamente.

17-El ministerio de los ángeles comenzó, en este mundo, con Adán como parte del plan de redención. Leemos en El Libro Sellado de Moisés 3:17: "Sucedió, pues, que Dios le propuso a Adán que le proporcionaría un libertador de la esclavitud del pecado y de la muerte, "la Semilla Designada", y junto con esta promesa, Dios designó a Adán para que fuera el primer Sacerdote según el Orden de Su Hijo, pues el evangelio comenzó a ser predicado desde el principio, siendo declarado por santos ángeles, enviados desde la presencia de Dios a Adán y por su propia voz y por el don del Espíritu Santo". Y, como se registra en Hechos de los Tres Nefitas 12:26, los santos ángeles siguen participando en la salvación de las almas entre el pueblo de Dios en la tierra, ya que "celebran junto con esta primera comunión entre ellos y los cielos, entre los cuales muchos escuchan sus cantos de alabanza en la tierra".

18-Considerando además el Sacerdocio Aarónico, ¿cuál es la naturaleza del ministerio de este sacerdocio? Creo que se puede describir con una palabra: sacrificio. Cada portador de este sacerdocio puede ser una gran bendición para las personas que buscan la salvación y para los miembros de la iglesia, si entiende y encarna plenamente el significado de esta palabra. El sacrificio divino elimina el egoísmo y se opone al orgullo. Abre la puerta a la humildad, lo que da lugar a la rectitud de corazón y a un espíritu contrito.

19-Expresiones de sacrificio, que todos los miembros de la iglesia de Cristo pueden experimentar, son la elección de amarse los unos a los otros con amor incondicional, la elección de servir al pueblo de Dios, la obediencia a la ley financiera, la participación en las bendiciones del diezmo y la ley de consagración, el dar y sacrificarse por los demás a través de la ofrenda de ayuno, y muchas otras formas a través de compartir el tiempo y los talentos de uno en los diversos ministerios de la iglesia. En y a través de todo esto, los poseedores del sacerdocio están llamados a liderar con el ejemplo y conocer a través de la experiencia lo que significa el sacrificio en el servicio a los demás.

20-¿Cuáles son las expectativas de Jesús para cada poseedor del Sacerdocio Aarónico? Como se indica en Doctrina y Convenios, Sección 20, el Sacerdocio Aarónico, precisamente los maestros y diáconos, son llamados a cinco aspectos del ministerio: "amonestar, explicar, exhortar y enseñar, e invitar a todos a venir a Cristo".

21-Jesús espera que sus ministros declaren con poder y convicción las palabras de vida eterna para llevar a todos los que quieran a Cristo y a la salvación en Él. Hablando al sacerdocio, Jesús dice en 3 Nefi 11:23 "En verdad os digo que de esta manera bautizaréis a todos los que se arrepientan de sus pecados por vuestras palabras, y deseen ser bautizados en mi nombre; mirad, bajaréis al agua y los bautizaréis en mi nombre". Así que, con esto, vemos lo importante que es el testimonio de una persona para alcanzar a las almas necesitadas con las buenas nuevas del Evangelio.

22-Como se detalla en Doctrina y Convenios, Sección 20, la función del Sacerdocio Aarónico de llevar las bendiciones del evangelio preparatorio a hombres, mujeres y familias tanto dentro como fuera de la iglesia. Se necesitan muchos "para predicar, enseñar, exponer, exhortar, bautizar y administrar el sacramento" (cuando no está presente ningún anciano). Se necesitan muchos "para visitar la casa de cada miembro y exhortarles a la oración" y "atender a todos los deberes familiares". Se necesitan muchos para "velar siempre por la iglesia, para estar con ella y fortalecerla" y "procurar que no haya iniquidad en la iglesia, ni asperezas entre sí; ni mentiras, ni murmuraciones, ni malas palabras." Se necesitan muchos para "ver que la iglesia se reúna con frecuencia, y también para ver que todos los miembros cumplan con su deber".

23- Los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec y otros están actualmente cumpliendo muchos de estos deberes en ausencia de más poseedores del Sacerdocio Aarónico disponibles. Pero, espero el día en que este importante y esencial ministerio funcione en su plenitud entre el pueblo de Dios de la manera que el Señor diseñó, para que todos los que lo deseen puedan estar listos para el reino.

24- Nuestra oración colectiva de hoy es que el Señor está preparando a los individuos para servir en el Sacerdocio Aarónico, y que ellos responderán al llamado de Dios para servir, como Él lo dirige, en este ministerio esencial. Nosotros, como Cuerpo de Cristo, seguimos confiando en que Dios proveerá. Por favor, únanse a mí para hacer de esto un asunto de oración continua ante el Señor.

25-En resumen, creo que el éxito del ministerio del Sacerdocio Aarónico es el resultado de la adopción de los principios que permiten utilizar las llaves del ministerio angélico en beneficio de la humanidad. El éxito del ministerio es una demostración de autoridad en acción. Por lo tanto, cada poseedor del Sacerdocio Aarónico tiene el desafío de usar los dones de Dios para inculcar en sí mismo y en la iglesia una fe fuerte en Jesucristo y una mente firme para abrazar el orden evangélico inmutable y antiguo de Cristo que ahora se está restaurando.

26- En conclusión, si tuviera que expresar en pocas palabras por qué el Señor colocó el Sacerdocio Aarónico en Su iglesia, diría que es para mostrar a todas las personas, por el amor de Jesucristo, que pueden tener la fe para salvarse eternamente en el Reino de Dios. Al aceptar la bendición de la salvación a través de la fe, el arrepentimiento y el bautismo, pueden experimentar la bondad del fruto que Nefi describió como "lo más deseable sobre todas las cosas" y, por la gracia de Dios, pueden sentir en sus corazones la abundancia de buenos sentimientos que el ángel describió como "lo más alegre para el alma". Esta condición sublime, expresada en la condescendencia amorosa del Padre, en la vida de Aquel que vino a salvar a la humanidad del pecado, y a redimir, desde la caída de Adán, a todos los que estén dispuestos a abrazar de corazón los caminos de Cristo.

27- Que el Señor Dios bendiga a su Iglesia para que sea una luz para el mundo. Que cada miembro sea bendecido en su camino con el Señor y valiente en el testimonio del amor de nuestro Salvador y Redentor. Sello este mensaje en su nombre, Jesucristo, Amén.

Robert Cackler
Preparado para la Conferencia de noviembre de 2021

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 9 - diciembre de 2021: escrito por Melva Cackler

Llamados a ser guardianes - proteger a nuestras familias

Os saludo en el nombre del Señor Jesucristo. Es un privilegio estar aquí con ustedes de nuevo. Estoy muy agradecida por las oraciones, el amor y el apoyo de todos los que han hecho posible que asista a esta conferencia. También estoy muy agradecida por todo el apoyo extra que mi esposo me ha dado durante muchos meses difíciles, y que finalmente puede asistir a una conferencia.

En agosto, tras nueve días con Covid-19, acabé en el hospital durante tres días. Después de llegar a casa, luché contra el agotamiento extremo durante varias semanas. Era difícil pensar y recordar cosas. No tenía energía para leer, e incluso tener energía para comer era un reto. Comparto esta información por la experiencia que tuve el 6 de septiembre, justo una semana después de recibir el alta del hospital. Ese día experimenté mi típico agotamiento. Pero a última hora de la tarde, mientras estaba tumbada en la cama, el agotamiento se sintió de repente tranquilo y descansado. Pronto, ni siquiera fui consciente de mi cuerpo agotado, y mi mente se puso muy alerta. No me daba cuenta de lo que me rodeaba ni de mí mismo. Entonces el Señor comenzó a enseñarme. Esta enseñanza duró cerca de una hora, y supe que algunas de esas percepciones debían ser compartidas en la conferencia de noviembre. Más tarde, esa misma noche, me di cuenta de que tenía que intentar recordar algo de lo que había aprendido y encontrar la energía para tomar algunas notas detalladas. Así que, tumbada en la cama, con un cuaderno y un lápiz, pedí al Señor que me ayudara a recordar lo que me habían enseñado, y la energía para escribirlo. Acabé con dos páginas de apuntes, pero era muy consciente de que eso era sólo una pequeña parte de lo que se me había dado.

Algunas de las enseñanzas que recibí se centraron en los versículos del primer y segundo capítulo del Génesis, la advertencia del apóstol Pablo en Efesios 5:25 y algunos versículos del libro de Jacob. Todas estas son escrituras con las que estoy bastante familiarizado. Sin embargo, el Señor me ayudó a ver un mayor significado en ellos, y su importancia en relación con la protección de nuestras familias y ser capaces de prepararse para Sión. Me doy cuenta de que gran parte de lo que voy a compartir se centra en la familia: padres e hijos. Algunos de ustedes están en situaciones diferentes, incluyendo estar casados pero no tener hijos, ser solteros, o en otras circunstancias. Pero por favor encuentren consuelo en saber que el Señor está muy consciente de todo lo que ustedes desean, así como del ministerio que dan para ayudar a traer a Sión.

En el libro de Génesis, leemos que el Señor Dios creó espiritualmente todas las cosas, siendo el hombre el último en ser creado. Sin embargo, en la creación física, el hombre fue creado primero, y del polvo de la tierra. Luego el Señor Dios creó un jardín para este Hombre llamado Adán, con árboles y otras plantas, metales preciosos y animales. Pero Adán se sentía solo, y entonces el Señor Dios hizo una ayuda para él. ¿Cómo creó el Señor a esta mujer? No del polvo de la tierra, como hizo con Adán, sino de una de las costillas de Adán. La mujer, creada a partir de una costilla del hombre, está inseparablemente unida al corazón del hombre. Ella debe ser protegida por él. Podemos considerar no sólo la relación física, sino también la espiritual que un hombre está destinado a tener con su esposa. No es sólo una relación física; está diseñada para ser un vínculo espiritual que el Señor creó, y debe ser experimentado entre un esposo y una esposa.  Estoy seguro de que habrá una mayor comprensión de esta impresionante relación cuando recibamos más información sobre la ronda eterna.

El apóstol Pablo escribió en el capítulo 5 de Efesios, versículo 25: "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella...." Y en el versículo 33: "... cada uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer procure reverenciar [o tener profundo respeto] a su marido". Esta sección de la escritura da una comparación con Cristo y la iglesia, por lo que presenta un significado mucho más amplio y profundo. El apóstol Pablo se refiere a ello como un gran misterio. ¿Es posible que una vez que comprendamos plenamente y vivamos de la manera explicada en los versículos 25 y 33, que entonces seamos capaces de entender este misterio? Y una vez que la comprensión de este misterio se ponga en práctica, ¿experimentaremos entonces una mayor bendición en nuestras familias y en la iglesia, que ayudará aún más a la venida de Sión?

Hermanas, como se indica en la escritura anterior, nuestros esposos tienen esta enorme responsabilidad de amarnos, así como Cristo ama a la iglesia, y de estar dispuestos a dar sus vidas por nosotras, así como Cristo se entregó por la iglesia. En esta escritura en particular, ¿qué se requiere de las esposas de estos hombres? Que los respeten profundamente. Dar respeto a nuestros esposos significa sentimientos como tener una profunda preocupación por ellos; tenemos una alta opinión de ellos; los admiramos; los elogiamos; los apreciamos mucho; necesitamos tener gran amor y compasión por ellos.

Las mujeres están muy bendecidas con el don de la compasión, pero es algo que los hombres necesitan aprender. Adán fue creado como un ser completo y perfecto, así que ¿qué pasó con su sagrado don de la compasión? Creo que lo perdió cuando el Señor Dios tomó una de sus costillas para crear a la mujer. Y me pregunto si esa costilla era la más cercana al corazón de Adán. ¿Somos las mujeres capaces de ayudar a nuestros maridos a entender la compasión a través del profundo respeto y amor que sentimos por ellos? ¿Son ellos capaces de observarla cuando interactuamos con nuestros hijos?

El Señor hace responsable a su pueblo de sus acciones. Un ejemplo muy claro de esto se da en el libro de Jacob, capítulos 2 y 3, SUD y capítulo 2, RLDS. El Señor le ordenó a Jacob que amonestara a los hombres nefitas por sus malos caminos. Pero le apenó mucho tener que hacerlo en presencia de sus esposas e hijos, muchos de cuyos sentimientos eran sumamente tiernos, castos y delicados ante Dios. Les dijo a los hombres que habían roto los corazones de sus tiernas esposas y habían perdido la confianza de sus hijos por sus propios malos ejemplos ante sus familias. Estos capítulos contienen un relato muy descriptivo de un momento en que un grupo de personas se alejó de las enseñanzas del Señor, y también describe el daño y perjuicio que causó a sus familias. Esta escritura fue incluida en la enseñanza que el Señor me dio; sirve como un ejemplo del poder que se tiene dentro de los corazones de los esposos y padres-para  mal, o para bien.

Imagina a un hombre, con su familia a bordo, conduciendo por una autopista muy transitada en un coche caro y potente. De repente pisa el acelerador y empieza a entrar y salir del tráfico a gran velocidad, a veces frenando rápidamente y volviendo a acelerar. Su familia no sabe lo que puede ocurrir a continuación y empieza a sentir pánico. Atemorizados, puede que incluso le pidan que reduzca la velocidad, que deje de hacer lo que está haciendo. Las personas de los vehículos que les rodean también se ven afectadas por el comportamiento de este hombre. Las cosas están fuera de control; el conductor es la única persona que puede poner orden en el miedo y el caos. ¿Cuál es la opción adecuada para este marido y padre? Su mujer y sus hijos dependen completamente de él para responder de forma aceptable, segura y amorosa. Él tiene el llamado y la responsabilidad, como esposo y padre, de proteger a su familia, permitiendo que su esposa e hijos se sientan seguros y protegidos. El hombre tiene una gran responsabilidad como protector de su esposa e hijos.

En nuestros días, como en todas las épocas, el Señor a veces se siente decepcionado con los hombres del sacerdocio y los que no lo son, debido a la forma en que, a sabiendas o sin intención, tratan a sus esposas. Para proteger la estabilidad física, emocional y espiritual de la familia, y los corazones de nuestros hijos, debemos tener un vínculo fuerte entre un esposo y una esposa. Los hijos deben ser capaces de ver y sentir el amor y el respeto entre sus padres. Para tener familias fuertes, debe haber relaciones fuertes como las de Cristo dentro de esas familias. Las familias emocionalmente sanas y espiritualmente sanas son familias fuertes. Las familias fuertes son necesarias para preparar el camino de Sión. Tenemos un llamado y una responsabilidad de asistir en la preparación de la próxima generación para su trabajo de ayudar a traer a Sión.

Los hombres han sido creados con un espíritu protector: son los proveedores. Las mujeres han sido creadas con un espíritu nutritivo: son las que dan la vida. Pero, queridos hermanos y hermanas, ninguno de nosotros es perfecto. Debido a que los hombres son creados para ser protectores, pueden llegar a ser demasiado protectores. Un marido puede ser machista; puede impacientarse o frustrarse y gritar a su familia; puede ser infiel; puede ser abusivo; puede abandonar a su familia. Y una mujer puede despreciar a un hombre que intenta ser un caballero. Una esposa puede gritar y chillar; también puede ser infiel, abusiva o abandonar a su familia. Este tipo de acciones pueden ser el resultado de lo que les ocurrió a estas personas cuando eran niños: a los niños pequeños se les enseña a no mostrar sus emociones e incluso pueden ser ridiculizados por hacerlo. A las niñas se les molesta, e incluso algo peor. Un niño puede sentir que los problemas entre sus padres son culpa de él. Debido a que el pecado y el mal entraron en el mundo, luchamos una batalla difícil. Pero el Señor Dios nos está dando más herramientas espirituales para pelear esas batallas.

Como se afirma en El Libro Sellado de Moisés 5:40, el conocimiento en ese libro (y El Libro Sellado en su totalidad) "no cambiará repentinamente la generación de aquellos que lo obtengan de primera mano" -esa generación somos nosotros, tú y yo- pero "después de esta generación, sus hijos y los hijos de sus hijos estarán llenos de santidad, y los dones derivados del Espíritu Santo serán naturales en su forma de sentir; inhibiendo el poder y la influencia del enemigo dondequiera que prediquen estas buenas nuevas del Reino." Esta promesa es sin duda un incentivo para que seamos los guardianes que protejan a nuestras familias de los caminos del mundo. Es nuestro llamado a preparar a esta próxima generación para la gran obra que se les ha encomendado.

Es muy importante que nuestras familias estén unidas para apoyarse mutuamente, porque "Sión comienza en nuestra propia casa" (Hechos de los Tres Nefitas 10:5). Continuando en este capítulo, "Si las directrices de nuestro hogar son las enseñanzas de Jesucristo, entonces viviremos en hogares donde reine el gozo, cuyas ramas de nuestra posteridad estarán firmemente arraigadas en los frutos del Espíritu Santo: amor, gozo, paz, longanimidad, mansedumbre, bondad, fe, mansedumbre y templanza; siendo éstos los sentimientos que deben llenar nuestra morada terrenal, por ser un refugio celestial. Y, he aquí, la alegría es uno de sus frutos y rebosará a través de las paredes en los hogares de Sión.

"La unidad que se requiere de nosotros como discípulos de Cristo no tiene estructura si sus fundamentos no están firmemente establecidos entre las familias de Sión. Cuanto más unidos estemos a los miembros de nuestras familias, mayor será la fortaleza de las estructuras de nuestra unidad como pueblo de Dios" (Hechos de los 3 Nefitas 10:7-8).

Para terminar, estamos llamados a ser guardianes para proteger a nuestras familias y a los demás como familia eclesiástica. Este pequeño grupo de personas de todo el mundo está llamado a ayudar a hacer realidad Sión. Oro para que todos nosotros siempre busquemos diligentemente proteger y fortalecer amorosamente a nuestras familias y a cada uno de nosotros, para que podamos ayudar con el establecimiento de Sión. Que el Señor bendiga a sus hijos, y a su pueblo, mientras ponemos los cimientos espirituales de Sión, la hermosa Ciudad de nuestro Dios. Amén.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 10 - diciembre de 2021: escrito por Maurício Berger

Homenaje al presidente John Paul Pratt

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 11 - diciembre de 2021: escrito por John Steve Woodby

Salir de Babilonia - Una guión antiguo

Buenas tardes, hermanos y hermanas. Siento una gran alegría y amor por estar aquí entre vosotros. Estoy entusiasmado con mi cometido aquí hoy, pues es presentar un antiguo registro sagrado de los tiempos y pueblos relacionados con los del Libro de Mormón y cómo huyeron con éxito de su Babilonia.

En los últimos años han aparecido y se han traducido registros antiguos que revelan la obra del Señor en tiempos pasados, con sus profetas, su estructura social y su gobierno. Este registro fue recopilado por los profetas y los santos hombres de Dios. También guiaron a este pueblo justo que buscaba huir de los orgullosos nefitas y ladrones de Gadiantón, para encontrar un lugar donde pudieran vivir en paz y en un orden común sin guerras. Siguieron las enseñanzas y los estatutos de Dios tal como los enseñaron Nefi y Amón. Sus registros se llevaron a cabo de acuerdo con la dirección dada por Shiblon. Este disco incluye los escritos de algunos nombres que reconocerá: Moroni, Nefi, Shiblon, Samuel el Lamanita, Hagoth, y muchos otros. Detalla su huida y organización tanto temporal como espiritual; también expone sus prácticas en el templo y describe su caminar con los ángeles, sus antepasados e incluso Cristo, en "el camino". Da un relato muy detallado de su visita a Jesucristo y de cómo fueron enseñados por Él. El libro se llama Registro Sagrado de Nemenhah y su traducción se completó en 2015. Tiene más de 600 páginas y contiene algunos relatos más impactantes de los tratos de Dios con su antiguo pueblo. Es prudente mencionar que según la sabiduría de los hombres, este registro debe ser considerado apócrifo; sin embargo, como todas las cosas, debe ser probado por el Espíritu Santo. Te reto a que lo leas y lo hagas.

Mi propósito hoy es compartir con ustedes una pequeña muestra de este antiguo registro que nos habla directamente desde el polvo. Contiene mucha profecía para estos últimos días y la culminación de la Iglesia restaurada de los SEÑORES. Estas personas son descendientes de Lehi, Ismael, Zoram, Muleck y Levi. Este registro está entrelazado con los profetas y el pueblo del Libro de Mormón. Se trata de un registro extenso y detallado que se ha mantenido durante cientos de años, incluso hasta tiempos bastante recientes, hasta la llegada del hombre blanco a Norteamérica. De hecho, cuando los mormones entraron en el valle de San Pete, en Utah, fueron recibidos por los nativos americanos que habían sido advertidos en sueños y visiones de su llegada y de su completa conquista de la región. Tras su conversión a la nueva religión, varios de los jefes de los americanos se reunieron con Brigham Young para entregarle en su resguardo una copia de las bibliotecas escondidas en las colinas del Wasatch Front como parte de su consagración de la Orden Unida. Se alegraron de que los hombres de la profecía hubieran venido porque eso significaba que podrían dejar el Valle y volver al lugar donde habían venido originalmente. Sin embargo, el presidente Brigham Young les informó que tendrían que quedarse con ellos "porque no tenemos aquí para traducir estos registros".

Mi propósito hoy es compartir con ustedes una pequeña muestra de este antiguo registro que nos habla directamente desde el polvo. Contiene mucha profecía para estos últimos días y la culminación de la Iglesia restaurada del Señor. Estas personas son descendientes de Lehi, Ismael, Zoram, Muleck y Levi. Este registro está entrelazado con los profetas y el pueblo del Libro de Mormón. Se trata de un registro extenso y detallado que se ha mantenido durante cientos de años, incluso hasta tiempos bastante recientes, hasta la llegada del hombre blanco a Norteamérica. De hecho, cuando los mormones entraron en el valle de San Pete, en Utah, fueron recibidos por los nativos americanos que habían sido advertidos en sueños y visiones de su llegada y de su completa conquista de la región. Tras su conversión a la nueva religión, varios de los jefes de los americanos se reunieron con Brigham Young para entregarle una copia de las bibliotecas escondidas en las colinas del Wasatch Front como parte de su consagración de la Orden Unida. Se alegraron de que los hombres de la profecía hubieran venido porque eso significaba que podrían dejar el Valle y volver al lugar donde habían venido originalmente. Sin embargo, el presidente Brigham Young les informó que tendrían que quedarse con ellos "porque no tenemos aquí para traducir estos registros".

La huida de Hagoth al desierto del norte - un breve resumen

Hagoth construyó barcos y partió de la tierra del sur con su familia y 12 familias nefitas y 12 amonitas. Viajaron hacia el norte a lo largo de la costa del Pacífico hasta la desembocadura del río Colorado, remontando el Colorado hasta una zona conocida como las cuatro esquinas, donde se asentaron durante un tiempo. Se les conoció como el pueblo Nemenhah. Abandonaron las cuatro esquinas y establecieron dos nuevos asentamientos: uno en las Grandes Llanuras y el otro más al norte, en las montañas, donde permanecieron sin ser profanados por los ladrones de Gadiantón.

Hagmeni Verso 5 (el hijo de Hagmeni):

"Y sucedió que cuando buscábamos una buena piedra con la que construir nuestra ciudad, descubrimos en las montañas, tumbas de un pueblo antiguo. En estas tumbas, encontramos registros del pueblo jaredita, como los que tradujo Mosiah. Por lo tanto, utilizamos estas mismas tumbas para mantener nuestros propios registros, y colocamos copias de estas planchas, que Shiblon y Nefi habían proporcionado a nuestro pueblo. Allí se guarda el registro de todos nuestros hechos, nuestras leyes y nuestras historias.

Verso: 6

Pero en este registro escribo sobre el registro de las obras del espíritu entre los nemenitas, pues prosperamos mucho porque guardamos los estatutos de Dios. En la medida en que nuestro pueblo gozaba de los dones del espíritu en exceso, sí, nuestros hombres y mujeres curaban a los enfermos mediante la administración de la fe. Y también hicieron profecías y recibieron visiones. Y hablaban en toda clase de lenguas, e interpretaban las lenguas. Llegaron a ser grandes en comprensión y sabiduría, especialmente en el uso de plantas y hierbas para la curación. Tanto es así, que Mentinah se convirtió en un lugar de encuentro para la enseñanza de la curación.

VS 8-9: Cristo responde a la oración de Hagmeni

Hagmeni, he aquí que yo soy Jesucristo, el hijo del Dios vivo. Escúchame, porque he escuchado tu petición en nombre de Nemenhah. Porque has orado con fe, responderé a tu oración. Hace sólo un año que llamé a Samuel de en medio de Nemenhah, en el lejano norte, para que fuera a profetizar contra mi pueblo, los nefitas, en la tierra del sur. No recordáis que permaneció con vosotros durante muchos días a su paso por vuestra tierra. ¿Y no recuerdas la profecía que te di? Sí, en verdad, le revelé que no pasarían 5 años desde el momento en que comenzó a profetizar a los nefitas y a la tierra del sur, hasta la señal de mi venida, del día en que vendría a redimir a todo mi pueblo.

Por lo tanto, te doy esta misma señal para que estés atento. Habrá grandes señales y luces en los cielos. Y en la noche anterior a mi venida, no habrá oscuridad en el cielo del sur. Te parecerá que el cielo se reduce a la mitad. Cuando mires hacia el norte, he aquí que el cielo estará oscuro, pero sólo como al atardecer. Pero cuando se gire hacia el sur, el cielo será tan brillante como el día. Así que habrá un día, y una noche, y un día, y será como un día. Esta es una señal por la que sabrás que he venido al mundo. Velad, pues, con diligencia, porque a mi debido tiempo, cuando haya terminado la obra que el Padre me ha encomendado, os visitaré y me veréis tal como soy.

En el Libro de Ougou, profetiza sobre la Iglesia de la Restauración:

"Y he aquí que nos mostró otro libro junto con el primero en manos de un profeta, y sucedió que este profeta hizo que tuviera lugar mucha restauración en la reunión y unión de los gentiles. Pero he aquí que el otro libro era sobre el pueblo de esta tierra prometida, y recordaba a los gentiles nuestra posteridad. Y vimos que este pequeño libro era grande en espíritu y era poderoso para convencer a los gentiles de venir a Cristo. Sí, nos alegramos mucho al saber que el libro daba testimonio de nuestra parentela. Entonces vimos que los gentiles volvieron a organizar y regular la Iglesia en esta tierra, y su obra creció y prosperó enormemente.

Pero también crecieron y prosperaron en las cosas del mundo. Sí, se volvieron extremadamente ricos y la mayoría de ellos se hincharon de orgullo, lo que fue extremadamente pesado y difícil de soportar para los humildes y justos de entre ellos.

Ougou VS 180: "Las palabras de Cristo continúan.

Porque habéis visto que voy a suscitar un profeta para los gentiles, y por él voy a reunir a mis hijos de fuera de los cuatro puntos cardinales. Pero su trabajo será una INICIATIVA de restauración, no una CULMINACIÓN. Sí, comenzará a poner los cimientos de una gran obra y mis elegidos comenzarán a reunirse de todas las naciones de la tierra. Y muchos se trasladarán incluso a esta Tierra Santa, y prosperarán. Tú, incluso yo los prosperaré en exceso y los pondré a prueba.

Ougou VS 181: Y comenzarán a cumplir muchos de mis estatutos, pero cambiarán algunos y olvidarán otros. Traeré el báculo de José de entre ellos y lo entregarán a todo el mundo. En esto serán bendecidos y serán añadidos a los hijos de la alianza. A ti, la paz, te los traeré al final de la obra. Y los prosperaré, y los probaré. 182: Pero no lograrán reunir el resto de su posteridad. Digo como pueblo que se olvidarán de mi mandamiento con respecto a tu posteridad e incluso participarán en la esclavitud y la destrucción de tu posteridad y la de tu parentela en la tierra del sur.

En Heinmet 8-22, profetizó sobre la condena de la Iglesia a la sexta generación

8. Y esto será una señal para quien la tierra pueda dar este registro: En los últimos días, el Señor volverá a levantar su Iglesia para el pueblo. Sí, a través de un profeta, Él comenzará a restaurar lo que parecía estar dormido en muchas vidas de los hombres. Y, a través de Su Iglesia, hará que los Dones del Espíritu se derramen una vez más sobre la tierra para sanarla.

9. Pero he aquí que antes de que esta pequeña iglesia haya tenido una sola generación para crecer, y los santos comiencen a disfrutar una vez más de las grandes bendiciones del cielo, rechazarán incluso las cosas que el Señor proveerá con su propia mano poderosa. Sí, antes de que haya pasado una generación, el Señor declarará a los propios santos de Dios bajo su poderosa condenación, y esta condenación no se levantará hasta la sexta generación.

10. Sí, esta condena estará en vigor hasta que los hijos de la restauración comiencen finalmente a apartar sus corazones del mundo y de Babilonia. Y esto será un dolor de cabeza para ellos. Porque tendrán los grandes dones que el Señor les dará antes de que se aparten de sus caminos, y aún recordarán los Dones del Espíritu que Él hizo derramar sobre sus antepasados.

11. Pero he aquí que habrán sido dirigidos por pastores cuyas preocupaciones son el lucro y las grandes riquezas, e incluso sus intentos de vivir la Ley de Consagración se verán enturbiados y contaminados por los principios del mundo que sus líderes introducirán en sus experiencias. Sí, y fracasarán totalmente en vivir la ley que contiene y controla la abundancia. Al final, sí, y para cuando el Señor se impaciente con ellos, habrán abandonado casi por completo la Ley de Consagración.

12. Ahora los exhorto a contemplar la paciencia y la longanimidad del Señor. ¿Es alguna vez efímera? Os digo que no. Él espera mucho tiempo por su paciencia y da a los hijos de los hombres muchas oportunidades para arrepentirse. Pero no creas que se puede confiar en que Él desvíe su mirada mientras tú te burlas de sus santas leyes. No hay que burlarse de Él, no, ni ridiculizarlo.

13. Porque los que se consideran santos, sí, los que confían en su longanimidad, pero lo hacen con mala intención, deben pensar que están a salvo en un lugar donde el Señor ocultará y protegerá a sus hijos elegidos y escogidos. ¿Pero puede ser así cuando sus hijos desprecian su consejo y dejan de lado sus mandamientos? Lo que es peor, ¿puede ser así cuando hacen votos solemnes y pactos con Él para guardar sus leyes y sus mandamientos, pero se alejan de ellos casi en el mismo aliento? Yo les digo: ¡No!

14. He aquí que la condenación que recae sobre ellos desde su primera generación, no comenzará a ser levantada hasta la sexta. En ese día habrá pocos entre los santos que verán el camino de la redención de la maldición lanzada sobre sus padres. Sí, apartarán su rostro de Babilonia y dejarán de poner su corazón en las cosas del mundo. Sí, ya no verán su administración como algo que tiene que ver sólo con ellos mismos, sino que considerarán que el sufrimiento de los demás también es suyo.

15. Sí, dejarán de construir más allá de lo que realmente necesitan, pero con su excedente construirán incluso un toldo para su vecino. Sí, se convertirán en administradores del escabel del Señor y dejarán de envanecerse. Dejarán de intentar arrebatar al Señor lo que es suyo. Lanzarán sus torres y sus grandes edificios y volverán a abrazar la tierra.

16. Pues, ¿no está escrito que, así como los cielos derramarán tal bendición que no habrá lugar para acomodarla en el almacén, así la tierra dará de su generosidad en abundancia? Sí, la Tierra también derramará las palabras de advertencia, y los corazones de los hijos se volverán hacia sus padres. Sí, todo lo que la tierra hace para sostener y guardar con seguridad, Ella lo derramará sobre los habitantes de la tierra, y los corazones de los padres se volverán hacia sus hijos.

17. Por eso caerán bendiciones de los cielos, y se derramarán bendiciones de la tierra, y toda la tierra se llenará a rebosar. Sí, entonces la faz de la tierra se inundará de justicia. Así que de una maldición fluirán bendiciones, y esto está dentro del poder de todos los santos en los últimos días. Pero sólo si lo hacen. Sí, sólo cuando se alejen de Babilonia.

18. Pero he aquí que pensarán que están esperando al Señor. Sí, dirán que están esperando su palabra. ¡Pero mira! Ya lo ha dicho. ¿Crees que no puedes mirar a tus antepasados, que sintieron esta efusión de las bendiciones del Cielo y de la Tierra y no aprendieron a llevar a Sión en sus corazones?

19. ¿Crees que debes esperar que los sabios vean la locura de sus propias enseñanzas? ¿Qué? ¿Acaso el escriba o el fariseo, o el doctor de las leyes de los hombres discernirán su condena? ¡No! Pero clamarán por la paz y la seguridad cuando toda la seguridad haya desaparecido. Ay y tres veces ay de los que así confían en el brazo de la carne. En verdad, se asombrarán cuando el Señor recompense a los que entienden e invocan su santo nombre, y detenga su mano a los que sólo invocan su nombre en la vanidad.

20. Y toda la tierra estará en confusión en ese día. Y he aquí que los santos gritarán: ¿Por qué el Señor no nos advirtió de esta calamidad? ¿Por qué no se nos advirtió antes de que llegara la tribulación? ¿No somos el pueblo elegido del Señor? ¿No hemos levantado nuestros altares al Señor y le hemos construido grandes templos? ¿Y por qué nos trata así, para que suframos a la vista de todo el mundo, siendo su propio pueblo?

21. Y así el pueblo elevará su queja a su Dios. Pero lo que es peor, antes de que les llegue la calamidad, se hincharán en su orgullo y afirmarán que el suyo es el único acceso al Cielo. Sí, despreciarán la profecía y sólo mirarán a sus pastores, creyendo que el Señor no hará otra cosa que revelar sus secretos a sus siervos, los profetas. Y, creyendo que sus pastores son los profetas de los que hablan las Escrituras, esperarán la palabra de tales profetas y serán fieles a la voluntad de los mismos.

22. Pero, ¿pueden llamarse siervos suyos los que trabajan bajo la condena del Señor? Les concederé que le amen y le sirvan. Pero, ¿podemos decir que Él emplea a tales pastores para que sean los pastores de su rebaño?

En el registro de Ougou, describe la base del gobierno de Nemenhah.

"Esta es la forma de nuestro gobierno: cada pueblo es gobernado por un consejo de hombres y mujeres elegidos por las madres de nuestro pueblo. Así que toda mujer que tuviera un hijo tenía un voto, y como no toda mujer porta, toda mujer que alcanzara la edad de agencia (16 años), también tenía un voto. Por lo tanto, sin la voz de las madres en los pueblos, nadie puede ganar poder sobre Nemenhah. Por lo tanto, para todas las cosas temporales, el pueblo eligió su propio consejo, y para todas las cosas espirituales, el Señor eligió su consejo a través de su profeta y del espíritu de profecía. Todo esto se hizo siguiendo el patrón dado por Nefi cuando vivía entre los nemenhah. Ahora bien, a este sistema se adhirieron también todos los nemenhitas de las llanuras y muchos de los lamonitas de la tierra del norte, y supuso un gran obstáculo para Gadiantón, porque, mientras que entre los nefitas de la tierra del sur los hombres se corrompían fácilmente a causa de su fuerza, los nemenhitas fueron preservados de este mal por la mansedumbre de nuestras mujeres. Sí, los hombres hacen combinaciones para ganar. Pero las mujeres hacen pactos por el bien de todo su pueblo.

2 Samuel 3:15-19 (Cumorah)

15. Y he aquí que aparté un hermoso lugar donde esta biblioteca pudiera guardarse con seguridad. Y el lugar estaba a cierta distancia de la ciudad. Pues, me pareció conveniente que mi gente viajara al lugar de custodia para hacer copias de las obras. En esto, pensé, la gente por el sacrificio de obtener los registros podría encontrar mayor valor en ellos. Y así se demostró. Porque cuando el pueblo peregrinaba al lugar donde se guardaban los registros, se sacrificaba para hacerlo. Y su sacrificio fue aceptado por el Señor, y fueron bendecidos.

16. Ahora bien, el lugar que he reservado para guardar los registros se llama Cuhmohrhah (Cumorah), y lo he llamado así por mandato de Dios. Pues el Espíritu me habló en una visión de una colina con un nombre tal que guardaría los registros del pueblo hasta el día de la restauración. Por eso llamé al lugar con este extraño nombre, y así fue conocido entre toda la gente de Corianton.

17. Y el lugar era muy adecuado para ello. Porque, había en la colina que yo llamaba Cuhmohrhah, una profunda cavidad de roca. Y formaba un pasillo y una gran sala. Y no había ningún manantial ni emisión de agua en la cavidad. Así que el lugar era seguro y seco. Y he aquí que era lo suficientemente grande como para albergar todos los libros, las planchas y los pergaminos que el Espíritu tuvo a bien hacerme depositar allí.

18. Y he aquí que los libros son muy numerosos. Y benefician en gran medida a mi pueblo por el almacenamiento de los conocimientos que contienen. El conocimiento de los abuelos que sostienen a mi pueblo en un recuerdo de todo lo que el Señor ha enseñado a su pueblo desde el momento en que condujo a Layee y a su familia al desierto. Sí, e incluso desde antes de esa época.

19. Este lugar es sagrado para los Nemenhah de Corianton. Porque contiene los escritos sagrados de nuestros padres. Y en la cavidad hay copias de las Placas de Latón, que Lehi, nuestro padre, trajo consigo desde la tierra de Jerusalén. Y estas son las planchas que Nefi, su hijo, obtuvo a gran costo para sí mismo.

2 Samuel 1:1&5-9 (El linaje de Samuel el Lamanita)

1. He aquí, yo soy Samuel, a quien los nefitas llaman Samuel el Lamanita, y he escrito un poco sobre algunos de mi pueblo. Porque no quiero que mis descendientes olviden la historia de sus padres, y quiero asegurar el recuerdo de estos acontecimientos.

5. Por lo tanto, reclamo el linaje de mis padres, incluso de Nefi y Lehi de antaño, y también de Mulek y Leví. Y fue este mismo linaje por el que mis antepasados de antaño fueron llamados a ser Sacerdotes y Profetas del pueblo. Por eso, cuando mi Dios me manda hablar, abro la boca. Y he aquí que cuando mi Dios me manda escribir, tomo mi estilete y escribo lo que Él me manda. Y no me disculpo por las cosas que escribo para las generaciones de mi propia posteridad, a las que sé que llegará este registro.

6. Ahora, he de escribir un poco sobre mi propio trabajo y sobre el pequeño trabajo con el que el Señor ha tenido a bien cargarme durante los días de mi vida.

7. He aquí que, mientras trabajaba en el Camino, el Señor me llamó y me tomó de la mano. Y me ordenó en una visión y una revelación que bajara a la Tierra del Sur y testificara contra los nefitas, especialmente contra los habitantes de la ciudad de Zarahemlah. Y he aquí que no rechacé a mi Dios, sino que hice mi viaje a la Tierra del Sur para hacer lo que Él me mandaba.

8. Y soy un Lamanita en apariencia. Porque mi madre desciende de aquellos lamanitas que se aliaron con Moroni para no volver a tomar la espada contra los nefitas. Y pasaron a formar parte de los antinefitas, que ahora se llaman amonitas. Y mi padre es el hijo de Isabel que escuchó la voz del Salvador cuando Alma el Profeta envió a sus hijos a los lamanitas para predicarles el evangelio de la paz.

9. Por eso mi piel es oscura, al igual que mi cabello. Y he aquí que me parezco en todo a los lamanitas, excepto que mis ojos son grises en lugar de marrones. Y cuando me dirigí al pueblo de Zarahemlah, era joven y de buena estatura. Por lo tanto, la gente apenas escuchaba mis palabras porque no tenía edad y porque era lamanita.

2 Samuel 8:10-11 Samuel registra las palabras de Cristo sobre la restauración:

10. Pero he aquí que, como los gentiles habrán languidecido durante mucho tiempo en la escasez de mi espíritu, cuando se les entregue una restauración de mi evangelio, se deleitarán completamente con esa restauración. Y antes de haberlo recibido todo, se envanecerán. E inmediatamente comenzarán a dividir mi Iglesia, y la cortarán en pedazos. Sí, los hombres serán divididos de las mujeres, y los hijos de sus padres. Sí, e incluso harán división en el ministerio, los jóvenes divididos de los viejos. Y con la división viene una gran confusión. Porque una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse en pie.

11. Escribe, pues, esta profecía en un libro y consérvala. Y en el día de la gran tribulación, cuando incluso mis propios Profetas designados se sientan en la confusión, sacaré mis palabras del polvo. Sí, desde la tierra silbarán mis palabras, y aunque hagan todo lo posible por encubrirlas de nuevo, mis palabras se darán a conocer y se descubrirá su locura. He aquí que los que aún ven con los ojos del espíritu leerán estos registros, y de esta profecía muy especialmente, y me suplicarán de nuevo, buscando mi rostro. Y cuando lo hagan, me mostraré ante ellos con gran poder. Entonces la restauración volverá a proceder sin que el orgullo lo impida.

2 Samuel 12:10-14 Samuel nos da su consejo:

10. Si eres sabio, buscarás en estos días los registros y recuerdos de tus padres y tus abuelos. Sin embargo, en sus palabras, encontrará una enseña. He aquí que hemos hecho un experimento sobre los pactos hechos en el Templo. Sí, viendo lo que le sucedería a Nefi en el Sur, dejamos Babilonia y nos reunimos para establecer Sión. Y he aquí, hijos míos, que gozamos de paz incluso cuando la Tierra del Sur se movía bajo la maldad que los ladrones de Gadiantón hicieron venir entre la gente.

11. ¿Y sus días son tan diferentes a los nuestros? ¿Están sus gobiernos llenos de corrupción y maldad? ¿Compran sus gobernantes sus puestos de poder y autoridad? ¿Se levanta una nación contra otra en aras del beneficio? ¿Acaso los ricos persiguen a los pobres, y los ricos retienen sus bienes? He aquí que veo tu día y conozco las condiciones en las que trabajas. Sí, y también veo que muchos de mis propios descendientes, incluso la mayoría, caminan en la confusión durante el día, y en completa ceguera hacen su trabajo secreto por la noche.

12. Vosotros que os llamáis santos, escuchad mis palabras. Soy una voz que susurra desde el polvo. Viví en esta tierra en un día en que la gente tenía todas las cosas en común. Y he aquí que cuando todas las cosas estaban en conmoción y los corazones de los hombres se habían enfriado, sí, y cuando el Señor hizo descender su furia del cielo para destruir la maldad de la faz de la tierra, he aquí que vimos la señal y nos llenamos de alegría. Sí, cuando todos los demás se habían desvanecido por el humo y la oscuridad de la destrucción, elevamos un canto de alabanza y acción de gracias.

13 Vivís en tiempos tan peligrosos. Pero que también mires hacia arriba con alegría y agradecimiento. Con fe puedes retomar el pacto que hicieron tus antepasados y volver a establecer Sión en la tierra.

14 Pero si no escucháis la voz de advertencia que el Señor os hará llegar desde el polvo, he aquí que os digo que os dejaréis llevar por la soberbia de vuestros corazones, y no seréis hallados irreprochables en vuestros días. Y cuando la ira del Señor se enciende contra ti, ¿cómo puedes suplicar al Señor que detenga su poderosa mano? Sí, ¿qué excusa puedes poner?

Manti 11:4-6 El profeta predice los líderes de nuestra iglesia:

4. Y los que piensen gobernar la iglesia, también comenzarán a hacerlo con un ojo para apaciguar a los hombres y no para complacer a su Creador. Piensan que satisfaciendo a los hombres y a los gobernantes no serán molestados por ellos. He aquí que os digo, y oíd mi voz, todos los que sois de mi casa, y habéis recibido estas cosas que os he escrito: Todos los que buscan el placer de los hombres, esperando apaciguarlos, serán más perturbados por ellos. Sí, te molestarán en tus leyes y te pondrán en esclavitud. Os molestarán con vuestros hijos y se os romperá el corazón por culpa de ellos. Os molestarán en las calles de vuestras ciudades por los caminos. Sí, incluso entrarán en vuestras casas, en vuestras iglesias y en vuestros Lugares Santos para molestaros y perturbaros. Todo esto será sólo porque los estimas más que a tu Dios.

5. Y en el día en que mis escritos suban a vosotros desde el polvo, habrá tanta irritación en esta tierra que se encontrarán unos pocos que miren al pasado en busca de un modelo y un camino por el que puedan vivir más plenamente los caminos del Señor. Sí, durante generaciones mirarán a sus jefes, a quienes apostaron para que los condujeran a la justicia y a los caminos del Señor, para que siguieran el camino correcto para guardar los mandamientos y sus propios pactos en los días que vivan, sólo para encontrar que no han sido conducidos fuera de Babilonia, sino que han construido Babilonia en sus corazones a causa de sus enseñanzas.

6. Sí, digo que unos pocos, y serán unos pocos preciosos, comenzarán a reflexionar sobre todo lo que se les ha enseñado y buscarán un camino diferente al que sus líderes, incluso los pastores de Sión, habrán trazado para ellos. Porque se les habrá enseñado desde su juventud que el único camino al cielo es el que han enseñado los sabios. He aquí que este es el mal y proviene de la maldad en los corazones de los hombres conspiradores.

Moroni habla de registros sellados:

7. Y ahora, durante la mayor parte de mi vida los registros de los nefitas han dormido dentro de la biblioteca de Corianton en Cumora, y viajé al lugar donde se guardan los registros y abrí de nuevo la caja en la que había colocado las planchas, la espada de Labán y el Urim y Tumim con su peto, y saqué las planchas y escribí en ellas el resumen que Ether había hecho de la historia de su pueblo.

8. y cuando volví a leer las últimas cosas que había escrito en el disco, mi corazón se hinchó dentro de mí, hasta el punto de pensar que se rompería. 8. Y me volvieron a asaltar los recuerdos de los horribles hechos y atrocidades de la guerra y de ambas partes en ella.

9. Y consideré necesario y lleno de necesidad que añadiera un poco más a mi propio historial allí, y el Espíritu también me manifestó que lo hiciera. Y seguí el Camino y vi el pequeño rebaño de gentiles que el Señor traería a esta tierra en los últimos días. Y le pregunté al Señor qué cosas debía añadir a mi registro, pues el Espíritu me manifestó que mi registro saldría de la tierra para el remanente de los hijos de Lehi que quedaba en la tierra a través de este pequeño rebaño. Y se convertirían en una pequeña nación entre las naciones y comenzarían a hacer una gran obra por la cual el registro de los nefitas se extendería sobre la faz de toda la tierra.

10. Y el Espíritu se movió sobre mí y me mostró lo que debía añadir a mi propio registro para su beneficio. Y después de haber completado el trabajo, sellé las placas restantes con una banda, porque los Nefitas ya no existen. Pero ahora el Espíritu me susurra que la porción sellada puede volver a ser útil para el remanente, y que puede ser llenada al final por aquellos que el Señor llama de nuevo para registrar los hechos de su pueblo.

11. Y fueron cuatrocientos sesenta y dos años desde la venida del Señor a los nefitas y a Nemenhah, que hice estas cosas, y estoy satisfecho de que vendrá un gran bien de las cosas que están registradas en el libro de mi padre. Y llevarán al pueblo incluso de derramamiento de sangre en derramamiento de sangre, como lo harán los nefitas y los jareditas. Por lo tanto, puede ser que estos registros sean al menos tan útiles para los sobrevivientes de esa época como lo fueron para los sobrevivientes nefitas de mi propia ciudad. 12. Porque si en los últimos días puede quedar alguien que renuncie a esta maldad y se arrepienta y se aleje de ella por completo, que incluso la posibilidad de que una generación pueda levantarse sin el recuerdo de los caídos, entonces Sión se establecerá de nuevo.

12. Porque si puede quedar en los últimos días alguien que abandone esta maldad y se arrepienta y se aparte completamente de ella, para que incluso exista la posibilidad de que se levante una generación sin el recuerdo de los caídos, entonces Sión será establecida de nuevo. Sí, si es que el Señor puede traer a Sión de nuevo, ella estará entre un pueblo que ha dejado las cosas del mundo y su iniquidad en preparación para una generación de paz.

13. Y vi que el Señor obrará en los corazones de los hombres como le parezca. Y el Espíritu Santo se esfuerza continuamente con todos los hombres y mujeres que tienen la capacidad de dejar de lado el mundo y su maldad. Y he visto que el Señor utilizará a los gentiles para hacer una gran obra y una gran preparación. Pero no traerán a Sión de nuevo. Sin embargo, ellos prepararán el camino antes que los que lo harán.

14. Sí, aunque Juan el Bautista no podía hacer el sacrificio expiatorio, podía preparar el camino para Aquel que sí podía. Sí, lloró con arrepentimiento en un desierto de maldad y se preparó un camino para que ciertas almas buenas recibieran a su Hacedor. E incluso en medio de la terrible maldad, Él los consoló y fueron muy iluminados y engrandecidos.

15. He andado por el Camino y he visto el día de la maldad. Y puedes creer que el día que he visto supera toda la maldad de todas las épocas. Pero he visto que el registro que he hecho sellar en una caja y colocar en la biblioteca de Corianton, incluso en Cumorah, será elegido por el Señor y entregado a un profeta en los últimos días. Y aunque ese profeta no se encuentre perfecto en todas las cosas, el libro que saldrá a la luz a través de él será para los gentiles una guía y un ancla. Y a través de él se preparará una generación para salir de nuevo de Babilonia y establecer Sión de nuevo en esta tierra bendita.

16. Y vi también que los gentiles se extenderán por toda la faz de la tierra, y su sangre se mezclará con todas las razas de la tierra. Y cuando esto ocurra entre el remanente de la casa de Lehi, surgirá de esta mezcla un remanente de la casa de Israel. Y vi que este pequeño rebaño volverá a establecer un Cielo en la tierra, incluso Sión en medio de la locura.

17. Sí, he aquí que en los últimos días el espíritu de sus padres difuntos resucitará y hablará a la materia de sus cuerpos como un espíritu familiar que les habla desde el polvo. Y algunos de ellos se volcarán en esta curiosidad y romperán con todo lo que se considera sabio. Y volverán al desierto, pues aunque la tierra esté cubierta de gente, así se considerará. Y se despojarán de los grilletes de su cautiverio, y se pondrán un hermoso vestido, y se adornarán para el banquete de bodas, y llenarán sus lámparas, y esperarán al Señor. Y Él los conocerá y los acogerá.

18. Y he aquí que los gentiles que también salgan con ellos de Babilonia y derramen los pecados del mundo, pues los habrán tomado por completo, serán injertados con ellos hasta la Casa de Israel. Sí, que la sangre de Isaac y Jacob en ellos se levantará de nuevo dentro de ellos y se recordará a sus padres. Y volverán a caminar en Sión y serán contados entre el pueblo.

Palabras del Profeta Ougou:

127.Por lo tanto, vosotros Nemenhah, las cosas que escribís las conservaré para el final de los tiempos, cuando restaure mi remanente. Cuando en mi propio tiempo termine mi obra, sí, mi extraña obra. Permanezcan en los lugares sagrados y sean pacientes, por lo tanto, ustedes Nemenhah. Porque, el registro de tus obras lo pondré como ejemplo para la redención de la tierra y el establecimiento de Sión. Y esto será una gran piedra de tropiezo para los gentiles y será vejatorio para ellos. Porque se habrán establecido en mi nombre para este propósito, y construirán un fundamento. Pero la culminación de la inauguración de la plenitud de los tiempos, y la plenitud del conocimiento, y la plenitud de la sabiduría, y la plenitud del Espíritu, se llevará a cabo por los débiles, no por los sabios, y no por los mansos, y no por los poderosos. Sí, será por el esclavo, no por el amo.

Manti 12:1 Manti enseña sobre el Espíritu Santo:

1. Y ahora os digo que, porque habéis llevado vuestros corazones a los Padres, los corazones de los Padres son llevados a vosotros. Por eso habéis recibido estos escritos y los meditáis en vuestros corazones. Te ruego y amonesto que sometas todas estas cosas a la confirmación del Espíritu Santo. Y si lo hacéis, vuestras mentes se iluminarán y recibiréis de Él la verdad de las cosas que leáis en ellas. Y he aquí, si los lees con buena intención, teniendo fe en Aquel que es poderoso para salvar, entonces el Espíritu Santo te manifestará la verdad de estos registros.

Hermanos y hermanas, hoy no he tocado más que una pizca de este disco. Edificará, asombrará, inspirará y elevará a todos los que buscan el rostro de Cristo. Encuentro este antiguo registro de gran valor... para nosotros... en este tiempo... en este lugar.

Recuerden que el Señor primero llama a su pueblo... y luego lo prepara.

Que Dios nos bendiga y que el Espíritu nos acompañe. En el nombre de nuestro Salvador, Jesucristo, Amén.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 12 - diciembre de 2021: escrito por Maurício Artur Berger

Abandonar los preceptos de Babilonia, una guía antigua con destellos de luz actual

"Las revelaciones antiguas no pueden adecuarse a nuestras condiciones; fueron dadas a otras personas, que vivieron antes que nosotros"

"The former revelations cannot be suited to our conditions; they were given to other people, who were before us"
Joseph Smith Junior
History of the Church, volume 2, p. 52

Kalil Habib era un consumado minero de oro y un acaudalado agricultor que, de repente, vendió su granja y todo lo que poseía para conseguir recursos suficientes para ir en busca de diamantes.

Una locura, ¿verdad?

Un hombre rico que vende todo lo que ha adquirido a lo largo de su vida para emprender una búsqueda casi "utópica" de algo que creía más valioso que todo lo que ya poseía.

Sin embargo, por extraño que parezca, Jesús lo enseñó:

"El reino de los cielos es como un mercader ambulante que buscaba perlas excelentes, y cuando encontró una perla de gran valor, fue y vendió rápidamente todas las cosas que tenía para ir tras ella".

(Mateo 13:45, 46).

En relación con esto, tal vez podamos entender la predisposición de Kalil Habib, al cambiar el oro que tenía, en busca de algo aún más valioso: el diamante, si entendemos un poco las razones de Jesús:

"el cual, siendo en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como un robo, sino que renunció a todo lo que tenía para tomar la forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres en la carne..."

- Filipenses 2:6-7

- Pero, ¿por qué Jesús, siendo Dios, iba a renunciar a todo lo que tenía en el cielo, para venir a sufrir en la carne a semejanza de los hombres?

No hay otra razón que encontrar, por sí mismo, entre los corazones endurecidos de los seres humanos, algunos que son verdaderos diamantes.

El oro, como todo el mundo sabe, cuando se extrae de la tierra, necesita ser purificado mediante el fuego de algunas impurezas incrustadas en su interior.

Los diamantes, en cambio, para quien no lo sepa, no son tan bonitos y vistosos cuando se encuentran. Antes, el diamante no es más que una piedra en bruto, sin mucho valor para los ojos descuidados, pero para un especialista en piedras preciosas, hay ahí, en medio de esa piedra rústica, una hermosa joya de gran valor para ser cortada y pulida. Sin embargo, no necesitan ser purificados como el oro, pues en su interior los diamantes son puros, cristalinos e intactos, ya que nada penetra en su interior salvo la luz, que finalmente los hace brillar.

¿Con quién podemos comparar estos dos grupos? Bien - Los primeros, podemos compararlos con los adoradores del Padre que, como el oro, con sus impurezas, llenan las iglesias con su forma fanática de adoración, y los segundos, semejantes a los diamantes que hay que pulir, a los verdaderos adoradores que el Padre desea atraer hacia sí para que le adoren en Espíritu y en Verdad.

En busca de ellos, fue que Jesús, desde la posición de soberano que tenía en el cielo junto al Padre, vino a convertirse en el más humillado de todos los hombres de la tierra, para encontrar algo de mayor valor que los simples adoradores formales, que son valiosos sí, como el oro recién acuñado, pero no comparables a los diamantes, como es el caso de los verdaderos adoradores, cuyo valor inestimable está oculto en ellos mismos, y no en la ropa que llevan, en los piercings, en los tatuajes y en los cabellos largos o coloreados, que no son muy atractivos a los ojos de los líderes religiosos en general, sino que para Cristo, como experto en piedras preciosas, es de suma importancia mirar más allá de la apariencia, para encontrar dentro de esos corazones petrificados, un verdadero diamante, que finalmente, después de ser pulido y abrillantado, hará brillar su verdadero valor a los ojos del mundo.

Sin embargo, aunque uno se deje pulir, para revelar el diamante que lleva en su corazón, es necesario que responda a la llamada de Dios a través de sus profetas. - ¿Cómo lo hacemos?

El texto de MOISES 5:23-25 en el libro sellado, en partes, explica esto cuando dice:

"23 (...) Cuando, en la plenitud de los tiempos, llegue la hora de abrir el conocimiento de este libro (...), los hombres de esta generación no estarán plenamente preparados para entender las verdades aquí expuestas, *excepto los que buscan los misterios de Dios en sus corazones*."
LIBRO SELLADO DE MOISÉS 5:23
------------------------------------
"24 Porque habrá un Moisés entre ellos... 25 Que será el instructor de aquellos que diseñarán los cimientos de una nueva sociedad entre los hijos de los hombres, por cuyos frutos del Espíritu de Dios, *los dones celestiales (como diamantes) que subsisten en sus corazones*, podrán, a través de su guía, ser plenamente desarrollados (pulidos)
LIBRO SELLADO DE MOISÉS 5:24-25

- ¿Ves lo que realmente nos revela este texto? Que, como el oro, no hay gente preparada en esta generación. - La gran mayoría de nosotros, cargamos con algún tipo de impureza para ser estropeada en el fuego de orfebrería cuando Cristo venga en la última parte de la plenitud de los tiempos, excepto unos pocos que, como atestigua el texto que acabamos de leer:

"buscan los misterios de Dios, como diamantes en sus corazones".

Razón por la cual, entiendan que: El Libro Sellado es el manual, yo soy el instructor, o sea, el cortador de diamantes y ustedes, son los alumnos que, al encontrar diamantes en ustedes mismos, para Cristo, se dejan moldear, cortar. - ¿Para que aprendas qué?

Pues bien, si nos remontamos a esta misma época hace un año, cuando en la conferencia de noviembre de 2020 enseñé que las revelaciones dadas en épocas anteriores, como las recibidas por Enoc, Noé y Abraham, no eran adecuadas para los días de Moisés, nos daremos cuenta de que, de forma similar, no es posible vivir la plenitud del evangelio de Jesucristo hoy en día con instrucciones procedentes únicamente de la Biblia, ya que las últimas revelaciones recopiladas en él fueron concebidas para una sociedad que existía hace más de dos mil años, y ni siquiera a través de normas restauracionistas, instituidas para acomodar la sociedad de los santos en el siglo XIX, donde las mujeres no podían cortarse el pelo, llevar pantalones y apenas podían abrir la boca para enseñar a los hombres de la congregación, en la que sólo los varones adultos tenían voz, mientras que los jóvenes no podían ni siquiera expresar sus opiniones.

- ¿Te das cuenta ahora de lo que realmente necesitas aprender?

* Que el mundo moderno en el que vivimos hoy necesita revelaciones actuales y más que eso, necesita ser iluminado a través de la Luz del Evangelio, que brilla de vez en cuando, ampliando nuestro entendimiento, como se describe en PROVERBIOS 4:18 que dice:

"El camino de los justos es como el sol de la mañana,
brillando cada vez más hasta la plena luz del día".

PROVERBIOS 4:18

Este texto me recuerda ese momento en el que nos disponemos a viajar en coche con la familia para visitar a un pariente lejano y decidimos salir antes del amanecer, cuando no podemos ver nada por la oscuridad que nos rodea, excepto la carretera, donde la luz del coche, que según el Salmo 119:105 podemos comparar con las escrituras, tiende a iluminar el Camino. Sin embargo, a medida que pasan las horas, el sol comienza a aparecer en el horizonte y poco a poco su Luz nos permite ver con mayor claridad el hermoso paisaje que se revela a nuestro alrededor, eso sí, con sombras que se van disipando a medida que el sol (que son los profetas) avanza hacia su plenitud, cuando al mediodía, al estar en el centro de la bóveda celeste, elimina toda y cualquier sombra, para empañar nuestra visión.

Bien, así es también con el Evangelio, pues la verdad de Dios fue revelada por etapas, en el curso de varias dispensaciones, y su comprensión se amplió gradualmente en la percepción del pueblo elegido, con la Luz proyectada, de tiempo en tiempo, por los profetas de Dios, con el propósito de disipar entre sus mentes, toda sombra creada por los obstáculos, que los preceptos de los hombres pusieron ante la luz, de la verdad revelada.

A pesar de esta dañina intervención en los propósitos divinos por meros preceptos humanos, debemos observar cuidadosamente las palabras de Jesús en Mateo 9:17, que, "no se puede poner vino nuevo en odres viejos". En formas que no corresponden a las personas de esta segunda invitación a persistir en enmarcar la restauración del siglo XIX en los moldes modernos del siglo XXI.

Porque desde que el padre Adán estuvo en la tierra, la raza humana ha recibido a través de los profetas de Dios y sus registros sagrados, un poco aquí y allá de Su Evangelio, aclarando de vez en cuando la comprensión de Su pueblo en relación con Su voluntad, que no es tan rígida como los hombres predican - un hecho corroborado por el relato bíblico de la mujer que debía ser apedreada de acuerdo con los preceptos de la ley revelada en los días de Moisés, descrita en Deuteronomio 22:22-23.

Mateo 5:17 - Pero que Jesús intervino en su favor, no con el objetivo de "abolir la Ley, ni anular lo dicho por los profetas que le precedieron", en la ocasión en que habla: "el que esté libre de pecado entre vosotros que tire la primera piedra", más bien, era, sólo para demostrar a aquella generación de sus días, que no pretendía anular con su nueva enseñanza, los mandamientos anteriores, exigidos en los días de Moisés a causa del campamento de Israel, donde cualquiera hacía lo que le daba la gana y por tanto, eran necesarias leyes más estrictas en aquella época, sino que ahora, en el meridiano de los tiempos, ponía fin a un proceso menor en favor de una ley mayor, la ley del amor. No por anulación, sino por trascendencia, pues no tenía el mismo significado para la dispensación de Jesús, que el que había tenido para los días de Moisés.

De modo que vemos en la historia del Evangelio, desde los días de Adán hasta los días de la Restauración en el siglo XIX, las cosas de Dios cambiando concisa y gradualmente entre su pueblo, por instrucciones claras e inequívocas, provenientes de los profetas del Señor, pues el pueblo de la alianza había obtenido en dispensaciones pasadas el mismo privilegio que estáis teniendo hoy aquí al recibir nuevas directrices e instrucciones de un profeta vivo, que trascienden las anteriores, tanto para vuestro bienestar momentáneo aquí en esta Tierra, como para vuestra progresión eterna hacia las vistas del cielo.

Por lo tanto, si queremos alcanzar el objetivo de construir la Orden Unido y con él los lugares de refugio de Sión, como el arca de Noé, para salvarnos de las Catástrofes y Calamidades que se avecinan, necesitamos, en primer lugar, como bien ha enseñado el Hermano Woodby, abandonar Babilonia, demoler su falso preceptos y prejuicios que nos ha impuesto una sociedad religiosa nociva para los sentimientos de amor, que por naturaleza deberían llenar, como un diamante oculto, el corazón endurecido del ser humano, y que deberíamos tratar de construir Sión de dentro a fuera, como Enoc, que reunió a todos los que tenían en común, no los preceptos y dogmas de tal o cual iglesia, sino los más nobles y elevados sentimientos de compasión, caridad, comprensión y empatía entre hermanos, sin hacer distinción alguna entre nuestros semejantes, tal como está escrito en las sagradas escrituras, que de vez en cuando, nos recuerdan que Dios, nuestro Padre del cielo, no respeta a las personas, y que su Evangelio debe ser predicado a toda criatura bajo el cielo, por cuya ideología espiritual debemos llevar en nosotros, en nuestros principios sionistas, para deshacer lo que durante siglos nos impregnaron las diversas religiones del mundo y que nada tiene que ver con la verdadera razón por la que Jesucristo estuvo aquí en esta Tierra.

- Y tú, ¿sabes realmente por qué Jesús estuvo aquí en el meridiano del tiempo?

"He venido para que tengan Vida [dijo] y para que la tengan en abundancia".
Juan 10:10

- Pero, ¿qué pasa si? Al reconocer este hecho, que la voluntad inmediata del cielo está contenida en estas palabras de Jesús, "que vino a la tierra con el propósito de que podamos TENER vida y tenerla en abundancia" - ¿No estaríamos, como criaturas racionales que somos; obligados a vivir de acuerdo con estas palabras? - "¿No estamos, de alguna manera, ofendiendo a la Suprema Inteligencia del universo, cuando admitimos la verdad de sus enseñanzas contenidas en las sagradas escrituras y no las obedecemos?" - ¿No nos situamos por debajo de nuestra propia capacidad intelectual, con la que el Cielo nos ha investido, si nos comportamos de forma contraria a las razones por las que Cristo vino y murió por nosotros?

Estamos aquí en este mundo para construir Sión en nuestros corazones; cuyo pasaporte nos permite ser conciudadanos de los santos en el Reino de Dios aquí en esta tierra, y por lo tanto, no estamos obligados, a estar tan involucrados y fanatizados por esta o cualquier otra iglesia que profesa el evangelio de Cristo como para despreciar la música y la vivacidad de las buenas amistades que existen en el mundo exterior, pues debemos entender de una vez por todas que vivir en abundancia, tal como Cristo quiere que vivamos, está íntimamente ligado a nuestra felicidad personal, y disfrutar de la vida, de los amigos, de la novia, o viceversa, del novio, no tiene nada de malo a los ojos de Dios, siempre y cuando no atormente sus pensamientos a causa de los preceptos meramente humanos, de aquellos líderes religiosos del pasado que decían ser emisarios de la verdad, pero que hasta el día de hoy, por el oneroso legado que nos dejaron, nos imponen límites a nuestro vivir.

(Joseph Smith-Historia 1:28-29) A este respecto, nos enteramos por el relato de la Restauración que en la época en que Joseph Smith hijo tuvo su primera visión, cuando sólo tenía catorce años y era aún muy joven, fue perseguido por quienes deberían haber sido sus amigos porque eran miembros de alguna denominación religiosa del siglo XIX - Sin embargo, al suponer que el joven Joe estaba engañado, en lugar de haberlo buscado adecuada y afectuosamente como los buenos cristianos que eran, como nosotros también profesamos ser, no escatimaron esfuerzos para empañar su imagen y reputación.

Más bien - Me abandonaron, - así lo explicó Joseph Smith; y, mezclándome con toda clase de gente, a menudo caí en muchos errores tontos, exhibiendo las faltas de la juventud y las debilidades de la naturaleza humana (...)

A raíz de estos hechos, Joseph informó que: A menudo me he sentido condenada por mis debilidades e imperfecciones.

¡WOW!

- ¿Usted percibió eso?

A causa de la negligencia y los juicios imputados por personas piadosas y temerosas de Dios contra el joven Joseph, éste se sentía a menudo inadecuado a causa de sus debilidades e imperfecciones, y no porque Dios lo condenara - NOTA ESTO -> era Joseph el único que se sentía condenado a la vista del cielo y no porque Dios lo condenara por sus errores derivados de su juventud.

Incluso porque, poco después de su juventud y aparente necedad a los ojos de los demás, Dios le "ENCARGÓ" ser profeta de las naciones. - ¿Cómo es posible, si Dios lo condenó por la tontería natural de la juventud?

Es obvio que su naturaleza juvenil, desprendida de los moldes de los demás, como es el caso de la mayoría de los Jóvenes aquí presentes, no impidió que Dios viera, como un bruto odioso que hay que pulir, el brillo aún intacto que Joseph Smith llevaba en su Corazón.

- Y nosotros, como buenos cristianos que profesamos ser, ¿acogemos adecuadamente y con afecto a los jóvenes que nos rodean?

Sin embargo, a causa de esta intolerancia que le rodeaba, como suele ocurrir con los jóvenes entre nosotros, procedente de personas insensibles a los sentimientos de los demás, a los que no debía ninguna satisfacción de su trayectoria ante el Cielo, él mismo, y sólo él, se sentía inadecuado y abandonado por Dios - poco sabía que era una piedra bruta que Dios estaba tallando para llegar a convertirse, en un precioso diamante en la dispensación final de la plenitud de los tiempos.

Ahora, sin embargo, en vista de esta nueva comprensión de los aparentes errores de Joseph Smith ante Dios en su juventud, yo, siendo un profeta vivo en la actualidad, te advierto, con vehemencia, que no sigas boicoteando tu propia felicidad al condenarte por lo que otros piensan de ti.

Pero guarda en tu corazón los sentimientos de felicidad que debes llevar, como la identificación de un ciudadano de Sión, para que el mundo comprenda que nuestro objetivo común, aquí en esta segunda Invitación, es la búsqueda de la felicidad y no lo contrario, que la mayoría de las veces, nos proponen las castas dominantes de nuestras religiones en general, por lo que debemos aceptar sólo a los que son como nosotros, por la ropa que debemos llevar, el peinado pulcro que debemos tener y la forma de comportarnos entre hermanos, sin percibir, sin embargo, lo que hay de hecho en el Corazón de los que están almidonados por fuera, pero que por dentro pueden estar, como el oro, llenos de impurezas. - Pero nunca el que es diferente, que siempre se viste como quiere, se comporta a menudo de forma irreverente y tiene el pelo largo o se tiñe de cualquier color.

- Mírense a sí mismos, miren a la gente que los rodea. ¿Qué ves? - ¿Diversidad?

¡Sí! Más que eso, veo lo que Dios ve en cada uno de ustedes, la individualidad.

Miren a nuestro presidente, John Paul Pratt, con su larga cabellera y su faja esotérica atada en la frente..., - ¿Quién se atrevería a decir que su corazón no es un verdadero diamante?

No se trata sólo de la diversidad, sino ante todo de la individualidad, cuya esencia es esencial para ejercer nuestra propia voluntad, sin menoscabar nunca el brillo del diamante que llevan nuestros semejantes, cada uno en su propio corazón.

Por lo tanto, los desafío hoy, a ver a los demás en esta segunda invitación, ya no con nuestros ojos prejuiciosos y endurecidos por las líneas de Babilonia, sino como Dios ve, aceptando esta diversidad que existe entre hermanos y hermanas, para que podamos ser considerados hijos e hijas de nuestro Padre que está en el cielo.

Por lo tanto, mi querido y buen amigo, sea cual sea tu creencia, en esta o aquella iglesia, en este o aquel profeta, te aseguro que, la única razón importante a tener en cuenta por ti en el evangelio de Jesucristo, tiene que ver con la verdadera razón por la que estás aquí en este planeta, para que puedas, mientras haya tiempo, vivir de verdad, lejos de las apariencias y los moldes creados por una clase sacerdotal gobernante, como si les dieras a ellos, tus líderes religiosos, lo que Dios, tu Padre, todavía en el cielo, te dio mucho antes de enviarte a este mundo. - Su libre albedrío.

- ¿Y con qué podemos comparar el libre albedrío?

Lo comparo con los dones descritos en la parábola de los talentos, y que algunos de vosotros, tal y como afirmó Jesús, los habéis escondido en la tierra de vuestros corazones, quizás por miedo a denigrar vuestra imagen ante las normas impuestas por las Autoridades Generales de vuestra iglesia, ya que estos llamados líderes religiosos os imponen normas de cómo debéis y no debéis vivir.

En relación con esto, le pregunto: ¿Cuál será el final de aquellos que hoy, en esta época, se dejan guiar ciegamente por tales líderes del Sanedrín moderno, que no ven ni un centímetro de esta importante diversidad frente a ellos?

No te permitas, pues, mi querido y buen amigo, por culpa de estos modernos, pero tan hipócritas fariseos de los días actuales, tanto como lo fueron los que vivieron en los días de Jesús, tener miedo de ser quien eres, y abandonar de una vez por todas el concepto impuesto por Babilonia, en ser lo que las religiones del mundo, según sus moldes, quieren que seas.

No te limites en vivir tu vida de la manera que te hace feliz debido a los conceptos distorsionados en virtud de estos, que se levantan como tus líderes espirituales que vienen de Babilonia, la gran iglesia, tal como está escrito en la SECCIÓN 86 de D&C, versículo 3 que dice:

"(...) el gran perseguidor de la iglesia, la apóstata, la ramera, sí, Babilonia, que hace que todas las naciones beban de su copa, en cuyos corazones se sienta a reinar el enemigo, sí, Satanás: sabréis que siembra cizaña; por eso la cizaña ahoga el trigo y lleva a la iglesia al desierto".

Por lo tanto, guárdense de la hipocresía que encubre los corazones de estos modernos fariseos, que vienen a ustedes con piel de oveja, pero por dentro son lobos voraces, cuyos principios vienen de Babilonia, la madre de estos falsos preceptos. Porque si hemos de edificar Sión con nuestros sentimientos, entonces no podemos hacer caso a lo que dicen, pues acabamos de leer que "el enemigo, es decir, Satanás, reina en sus corazones". Más bien, debemos abandonar a Babilonia y sus falsas verdades.

Ya no podemos ser como ellos quieren que seamos y no podemos aspirar a ser más justos, mejores o más espirituales que los que nos rodean, simplemente porque estos líderes fariseos nos impregnan de los preceptos del ego religioso, la grandeza personal y la notoriedad del eclesiástico moderno, que en ocasiones impregna la sociedad religiosa de nuestros días en su conjunto. Pero sé tú, la mejor versión que puedas ser de ti mismo, porque al final, lo que cuenta eres tú, luchando contra ti mismo, superando tus debilidades y no las de los demás a tu alrededor.

Por lo tanto, sea cual sea tu creencia, como dije antes: en esta o aquella iglesia, en este o aquel profeta, pastor o sacerdote, en esta o aquella doctrina, ten la certeza de una cosa, Dios te quiere al frente de tu vida aquí en este planeta, porque el único trabajo a realizar por ti en este mundo es contigo mismo, en la búsqueda continua de la perfección personal.

Eres tú quien tiene el Martillo y el Cincel en tus manos, y la única piedra bruta que debe ser pulida, abrillantada y refinada para brillar como un diamante en el Templo de Dios, eres tú y nadie más.

Por lo tanto, no pierdas el tiempo tratando de moldear a otra persona golpeándola constantemente con tu martillo, así de poco gastas las energías moldeando esa piedra tosca que eres en una escultura que al final de la vida, no apreciarás.

Cuida que al final de tus días no digas lo que dijo Salomón en el Eclesiastés 12:1: "No me deleito en ella". - Porque esta piedra es tu vida.

Por cierto, repensando, bajo las palabras de Salomón en su día, contenidas en este texto del Eclesiastés, supongo que sería algo parecido a la canción "Filtro Solar" en la época actual. Por lo tanto, llevándolos a NUESTROS días, diría yo:

Recuerda a tu creador en tu juventud espiritual: baila, y baila como si nadie te viera bailar, canta y canta en cualquier momento, siempre que tengas ganas de cantar, viaja, cuenta chistes y si nadie se ríe de ellos, ríete tú de ti mismo, ponte la ropa que quieras, ponte un pendiente, haz piruetas y hazte un tatuaje si lo deseas. - Las chicas no necesitan ir vestidas con faldas y zapatos incómodos, al igual que los chicos no necesitan llevar traje y corbata en la iglesia de Cristo, si eso no es lo que realmente quieren llevar para venir a alabar a Jesús. - Grita, habla, calla, insiste, lánzate, llora, sal, con madurez por supuesto, ríe entre amigos y ríe entre enemigos, vive intensamente, desmesuradamente, vive con responsabilidad o incluso una dosis sin ella, pero vive abundantemente para que puedas dignificar al que murió en la cruz para que nosotros vivamos abundantemente, sin olvidar nunca a nuestro gran Creador y a su hijo, Jesús, como enseñó el sabio rey Salomón.

Vive de tal manera que tu voz difunda los falsos paradigmas impuestos por el clero dominante y si es posible, tal como afirmo que es, entonces juntos, en un orden unido, en una sola voz, podremos también eliminarlos de una vez por todas entre los santos de la Segunda Venida.

- Por supuesto, no es una tarea fácil. Requiere tiempo, requiere un propósito.

Pero si la verdadera causa de nuestras vidas es ser Felices, tal como propone el evangelio de Jesucristo Y EL PLAN DE SALVACIÓN, entonces seremos victoriosos y abundantemente felices en el día a día de nuestra existencia humana en la Tierra.

Sin embargo, muchos hombres y mujeres nobles y grandes que sólo conocemos hoy en las páginas de la Biblia, también tuvieron en su día la misma oportunidad que nosotros estamos teniendo aquí y ahora de construir Sión, pero fracasaron.

Por lo tanto, si no adoptamos inmediatamente una actitud de aceptación, hacia todo lo que este libro ha venido a revelarnos en esta parte crucial de nuestra historia humana en la tierra, entonces el fracaso final será nuestro.

Por lo tanto, mis queridos amigos, los desafío hoy, en esta última hora de la Línea de Tiempo divina, que es la última dispensación de nuestra existencia humana en la tierra, a abandonar de una vez por todas los falsos preceptos de Babilonia, para que no haya ningún fracaso de nuestra parte en la construcción de Sión.

Persevera, por tanto, en tus caminos, sin ninguna culpa por ser lo que eres. Sin embargo, nunca olvides el consejo que te dejo ahora, para que, poco a poco, te dejes pulir, con el objetivo de convertirte en un Verdadero diamante que brille ante el mundo para la Gloria de Dios y de su hijo, Jesús.

En primer lugar, ponga fin a las habladurías cotidianas, porque el que es feliz no pierde el tiempo hablando mal de los demás.

En segundo lugar, que los maridos, sobre todo los que mantienen una cultura machista y una postura predominante en el hogar, eliminen de su forma de hablar, como una astilla de esa piedra tosca que hay que cortar y pulir por sí misma, esas palabras duras que suelen herir y lastimar a sus esposas, sino que en adelante se adornen de bondad, cariño, respeto y amor. Y si no tienes nada bueno que decir en casa, decide callarte, porque la Biblia dice que hasta un tonto con la boca cerrada es considerado sabio y un hombre arrogante, que se dirige a su mujer sin pensar, no es más que un tonto a los ojos de Dios.

Sé, sin embargo, tú, esposa, una mujer que respeta a su marido, sin dejar de ser la mujer poderosa que eres. Sé vivificante en casa y no tengas miedo, libérate de todo lo que esclaviza tu espíritu y permítete ser lo que quieres ser. No permitas que tu marido o cualquier otra persona que te rodea te convierta en la imagen y semejanza de la mujer que él diseñó que fueras, cuando en realidad, no correspondes al ideal que él diseñó para ti. - Pero sé la mujer que Dios te ha facultado para ser.

Pero presta atención a esto, no trates de imponer tu nuevo yo a tu marido, ni le intimides para que crea en lo que quieres que vea en ti, no le molestes con esto y no te enfades si no nota tu cambio inmediatamente, pero demuéstrale, poco a poco, el privilegio que tiene por estar a tu lado y que si no es él, seguro que será otro.

Y créanme maridos, no les estoy dando una razón para que las mujeres se rebelen contra ustedes, sino adjetivos para que ustedes los hombres despierten en relación a sus parejas, antes de que sea demasiado tarde.

En tercer lugar, sed buenos padres, no como suelen ser los adultos, sino como niños, amigos de vuestros hijos e hijas, para que tengan el deseo y la necesidad de jugar con vosotros y para que vosotros estéis siempre dispuestos a jugar con ellos. Luego, cuando sean adolescentes, serán los amigos que les influirán en sus decisiones en la vida.

Al fin y al cabo, hay un niño dormido dentro de cada uno de nosotros y que la mayoría de las veces reprimimos en la búsqueda incesante de ser adultos, grandes y serios, para que nuestros hijos finalmente nos respeten.

¡Por último, sé visto por tu familia, en casa o fuera de ella, como un verdadero diamante, raro y precioso, abriendo tu boca sólo para edificar y hablar cosas buenas entre los miembros de tu familia, para elevar tu existencia y la de los que te rodean, en una VIDA FELIZ, SATISFACTORIA y sobre todo ABUNDANTE! TAL COMO JESÚS QUIERE QUE VIVAMOS.

Por cierto, ¿recuerdas a Kalil Habib, el hombre que mencioné al principio de esta intervención? - Tres años después de iniciar su viaje en busca de algo más valioso para él, ya había gastado todos sus recursos en una mina de diamantes que había arrendado en Europa y, estando al borde de la miseria total, ya no podía pagar a sus empleados, que le dieron la espalda, junto con su familia, porque no tenían la misma convicción que él. Sin embargo, en lugar de rendirse ante su visible fracaso, decidió por su cuenta, utilizar las escasas fuerzas que aún le quedaban, para encontrar alguna joya preciosa que le sacara de aquella terrible situación en la que se encontraba, o bien morir solo, cavando en aquel lugar. Fue cuando, al undécimo golpe de mazo que proyectó contra la pared, ante sus ojos apareció la mayor red de diamantes que jamás haya existido en la tierra, que más tarde reveló las joyas que decorarían las coronas de reyes y monarcas.

- Imagínese ahora que Kalil Habibi se hubiera rendido cuando todo el mundo le dio la espalda.

- "Y contigo, ¿cómo será, ahora que te informo de que puede haber un diamante en bruto en tu corazón?" "¿Dejarás de buscar cuando todo el mundo, incluida tu familia, te dé la espalda, o seguirás escarbando en busca de algo de mayor valor que lo que tienes ahora?"

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 13 - diciembre de 2021: escrito por Kelvin Henson

Para un momento como éste

El mensaje que tengo que compartir hoy es de gran importancia. Espero que os llegue a cada uno de vosotros, que habite en vuestros corazones y despierte vuestros afectos por nuestro Señor Dios. Nuestro Padre del Cielo tiene un plan individual para cada uno de ustedes, y un plan mayor para todos nosotros como un solo cuerpo, la Iglesia de Cristo. Ese gran plan incluye el crecimiento de Su Reino, porque Dios desea que todos Sus hijos escuchen el glorioso Evangelio, y entren en Su iglesia, y participen de las bondades de la misma.

Probablemente no necesito decirles que es importante compartir el evangelio de Cristo con el mundo. Todos los que han aceptado a Jesús en sus vidas están de acuerdo en que es importante. Pero hermanos y hermanas, no creo que sepamos lo importante que es. Si lo supiéramos, me imagino que nuestros cuerpos se derrumbarían en nuestras camas por la noche, con un dolor extremo, debido a los kilómetros de caminata y a la falta de comida que se sacrificarían cada día, con el fin de compartir a Jesús con una persona más, y una más después, y una más después. Nosotros no estamos a este nivel de dedicación, pero no desesperes, porque te aseguro que compartir el evangelio aunque sea con una persona en tu vida, es una victoria.

No debemos ser cristianos solo cuando estamos en la iglesia, debemos ser cristianos en todo momento. Y aunque es cierto que Dios llama a ciertos individuos a trabajar en la obra misionera en lugar de tomar un trabajo, Él desea que todos sus hijos sean misioneros todo el tiempo. Dios quiere que Su evangelio sea compartido a todo el mundo, y por lo tanto sucederá. Y no es necesariamente tu responsabilidad hacer esto. No, el Señor puede usar a quien Él quiera. Pero Él te ha bendecido con la oportunidad de hacer este trabajo.

La Biblia cuenta la historia de una época en la que los judíos se encontraban en una situación precaria bajo el dominio de Persia. El rey Jerjes había firmado una orden de exterminio contra los judíos, aunque no sabía que su propia esposa, la reina Ester, era judía. El primo de Ester, Mardoqueo, la instó a que pidiera al Rey misericordia para su pueblo. Ester era reacia a hacerlo porque acercarse al Rey sin invitación se castigaba con la muerte. Pero Mardoqueo la animó con este mensaje: "Porque si callas en este momento, de otro lugar surgirá el engrandecimiento y la liberación de los judíos, pero tú y la casa de tu padre seréis destruidos; y ¿quién sabe si has llegado al reino para un tiempo como éste?" Ester se armó de valor para dirigirse al Rey en nombre de su pueblo, y éste decidió ser misericordioso con ellos. Le aseguró a Ester que no habría destrucción de su pueblo mientras él gobernara.

Es poco probable que alguno de nosotros se encuentre en una situación tan peligrosa como la de Ester. Pero el mensaje de Mardoqueo sigue siendo bueno para nosotros hoy. El evangelio de Jesús se extenderá por todo el mundo, aunque tú no ayudes en esa labor. Pero ustedes están aquí ahora, y ¿quién sabe si han venido al reino para un tiempo como éste? Hermanos y hermanas, el campo todavía está blanco y listo para la cosecha, así que empujad con todas vuestras fuerzas.

En el libro de Mateo, Jesús cuenta la parábola de los talentos, en la que un señor confió a tres de sus siervos una parte de sus propiedades. El primer siervo recibió cinco talentos y negoció con con ellos y ganó cinco más. Asimismo, el segundo siervo, al que se le dieron dos, ganó dos más. Ambos recibieron elogios del amo. Pero el tercer siervo, al que se le dio un talento, cavó un agujero y lo escondió en la tierra.

Ahora centrémonos un momento en el tercer hombre. Este es un hombre al que se le dio una oportunidad, pero está atascado, simplemente está atascado. No sabemos por qué, tal vez tiene miedo de fracasar, tal vez está contento y no le importa, tal vez no sabe cómo usarla, y por eso simplemente la entierra en la tierra. Leemos esta parábola y no la relacionamos con nosotros mismos, pero creo que la difícil verdad es que con demasiada frecuencia somos como este tercer hombre, y el Señor nos da oportunidades pero no estamos dispuestos a arriesgarnos, no estamos dispuestos a aceptarlo. No debemos seguir estancados. Cuando reces para que el Señor te abra puertas, reza también para tener el valor de atravesarlas.

Considera también al joven gobernante rico, que pensaba que había hecho todo lo que Jesús había enseñado. Pero cuando Jesús le dijo finalmente que vendiera todas sus cosas y las diera a los pobres, se marchó apenado. Las cosas de este mundo se convertirán en polvo, no puedes retenerlas. Tu lealtad no pertenece a tus posesiones, sino a Dios, que te las ha dado y te las puede quitar. Nada en esta tierra puede compararse con la gloria de Dios, y lo que Él tiene reservado para aquellos que lo siguen.

Había un hombre en 1952 llamado Jim Elliot, que era un misionero en Ecuador. El y otros cuatro misioneros estaban tratando de evangelizar al pueblo Huaorani, una tribu remota en la selva de ecuador. Era un pueblo de guerra, que tenía poco contacto con la civilización exterior, viviendo en chozas y cazando con lanzas. Jim Elliot y los misioneros empezaron su labor lentamente, sobrevolándolos en una avioneta y dejando caer mensajes escritos. Al cabo de un tiempo, empezaron a volar en círculo alrededor de la tribu y a bajar una cesta con regalos en su interior. Reconocieron su éxito cuando la tribu empezó a poner sus propios regalos en la cesta para volver al avión.

Tras cuatro años de paciente trabajo, los misioneros decidieron conocer a la tribu en persona. Aterrizaron el avión en la ribera de un río cercano, y pronto fueron recibidos por algunas personas de la tribu. Todo iba bien y se llevaban bien. Incluso llevaron a uno de los miembros de la tribu en el avión.

Y entonces, en una de las visitas de la tribu, los guerreros llegaron con sus lanzas. Los misioneros llevaban armas, pero habían acordado no utilizarlas. Los misioneros reconocieron que ellos conocían a Jesús, y esta gente no, por lo tanto, la vida de la tribu debía ponerse por encima de la suya, para que la tribu pudiera tener aún la oportunidad de oír hablar de Jesús. Así que cuando los guerreros llegaron con las lanzas, los misioneros optaron por permanecer indefensos, y fueron asesinados.

Esto fue un shock para las familias porque habían oído hablar del éxito hasta entonces. Se convirtió en una gran historia en todo Estados Unidos, y en el mundo. Nadie podía entender por qué la tribu se había vuelto contra los hombres tan repentinamente. Unos años después, las esposas de los misioneros, que se habían hecho amigas de uno de los miembros de la tribu, decidieron visitarlos. Rápidamente se hicieron amigas de la tribu y pudieron continuar la labor misionera que sus maridos habían iniciado. Algunas de las familias vivieron con ellas durante muchos años, y gran parte de la tribu aceptó a Jesús y se hizo cristiana. Ten siempre en cuenta a tu audiencia y lo que está preparada para escuchar. A veces la labor será dura y difícil, pero nunca dejes de alcanzarlos.

Uno de los relatos más alentadores del Libro de Mormón es el de los hijos de Mosíah, que rechazaron el derecho a gobernar como rey sobre los nefitas, para poder predicar a sus enemigos, los lamanitas, que no conocían a Dios. No sabían si sus intentos misioneros tendrían éxito, pero pusieron su confianza en el Señor y partieron hacia el desierto. Cuando llegaron a las tierras lamanitas, se separaron para poder compartir el evangelio con más personas. Tuvieron algunas dificultades con los lamanitas, pero finalmente convirtieron a miles de personas a Jesucristo, incluyendo a los de la realeza. Después de escuchar el evangelio, uno de los reyes lamanitas dijo que haría cualquier cosa para ser salvado, que dejaría todo lo que tenía, incluso su reino. Este rey reconoció que su reino no valía nada en comparación con el Reino de Dios. Debemos tener esta misma revelación con nuestros propios reinos, y renunciar a todo intento de construir para nosotros mismos.

No todos los intentos de compartir a Jesús resultan como los imaginamos. Como podemos ver con Esther, Jim Elliot, y los hijos de Mosiah, la respuesta de la gente no siempre será la misma. Pero te animo a que sigas saliendo con fe, y no te preocupes por lo que vaya a pasar, porque en este mundo, los santos de Dios conquistarán, o serán conquistados, y el Señor llama a ambos un éxito.

Y no debemos preocuparnos por obtener resultados de inmediato. Como seguidores de Cristo, a veces lo único que podemos hacer es plantar una semilla. Es posible que nunca sepamos en qué se convierte una semilla que ha sido plantada, y sin embargo podría crecer hasta convertirse en un árbol alto y fuerte. Piense en Abinadi en el Libro de Mormón, quien plantó una semilla en Alma. Alma entonces comenzó una obra en el evangelio que alcanzaría a muchas personas y las iniciaría en su propia obra misionera, incluyendo a los hijos de Mosíah. Pero antes de que Alma comenzara a construir la iglesia, Abinadí fue asesinado. Abinadi nunca vio los resultados de sus labores, y eso está bien.

Casi 40 años después de la muerte de Jim Elliot y los demás misioneros, y de que sus esposas e hijos vivieran con el pueblo huaorani y lo convirtieran a Jesucristo, se tomó la decisión de hacer un documental sobre los misioneros. Los miembros de la tribu llevaron a las esposas y al equipo de filmación a la orilla del río donde habían conocido a los misioneros y su avión, el mismo lugar donde los guerreros los habían matado. Los guerreros fueron señalando los lugares donde habían ocurrido los hechos. El último lugar que señalaron fue la cima de la línea de árboles al otro lado del río. Anunciaron por primera vez que "ahí es donde aparecieron los extranjeros blancos", describieron lo que era una hueste de ángeles que aparecieron por encima de los árboles, cantando juntos en un coro celestial. Esta experiencia, que fue una de las partes principales de esta historia, había permanecido desconocida durante casi 40 años. Pero cuando se dio a conocer al mundo, tuvo un gran impacto en muchas almas que buscaban al Señor, y animó a muchos otros a convertirse en misioneros de Cristo.

No te centres en los resultados de tu labor. El Señor no promete una recompensa por obtener buenos resultados, sólo promete una recompensa para aquellos que trabajan diligentemente.

Todos los que toman el nombre de Jesucristo en sus corazones deben unirse a la obra misionera, pues es necesario que Su evangelio sea escuchado por todos. Salgan con fe y compartan el nombre de Jesucristo, y notarán que muchas personas se interesarán. No salgan con la intención de convertir a la gente a nuestra iglesia, sino que vayan con la intención de convertir a la gente a Jesucristo.

Una vez que conozcan a Jesús, Él los guiará a su iglesia. Jesús tiene que ser el centro de nuestra iglesia, de nuestro trabajo, de toda nuestra vida. Esfuérzate para que llegue el día en que el Señor considere oportuno llamarte su siervo bueno y fiel.

Este trabajo es de la mayor importancia, y debe ser el centro de nuestras vidas. Es necesario compartir a Jesús no sólo con nuestras palabras, sino con todo lo que hacemos. Terminaré ahora con una cita de un hombre llamado Brennan Manning, un cristiano estadounidense que falleció recientemente, y les pido que escuchen atentamente lo que dijo. "La mayor causa de ateísmo en el mundo de hoy es.

Los cristianos, que reconocen a Jesús con sus labios, y salen por la puerta, y lo niegan con su estilo de vida. Eso es lo que un mundo incrédulo simplemente encuentra increíble".

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 14 - diciembre de 2021: escrito por Renilde Pacheco

¿SOY EL GUARDIÁN DE MI HERMANO?

Todos los presentes, o al menos la mayoría, conocemos la clásica respuesta que Caín dio al Señor cuando le preguntaron: "¿Dónde está tu hermano Abel?". Caín respondió: "No lo sé; ¿soy yo el guardián de mi hermano?" (Génesis 4:9).

Esta respuesta de Caín siempre me vino a la mente. Me pregunto si me hicieran esta pregunta: "Renilde, ¿dónde está tu hermano?" No daría la respuesta insultante que dio Caín, pero, seguro que avergonzada, diría: "No lo sé, Señor.

¿Dónde están nuestros hermanos? ¿Es mi responsabilidad saber dónde y cómo está mi hermano? La respuesta de Cain, al igual que la que yo daría, me hizo sentir muy mal. Sobre todo cuando pensé en la grandeza del segundo mandamiento más importante, el de amar al prójimo como a uno mismo. ¿Qué sería amarme a mí mismo? ¿Cómo podría amar y cuidar a mi hermano si no supiera amarme a mí misma? Nadie puede dar a su hermano algo que no posee. Me quedé mucho tiempo tratando de entender lo que sería este amor.

Hace algún tiempo, leí en el capítulo 18 de Mosiah, versículos 8-10:
"Y sucedió que les dijo: Contemplad las aguas de Mormón (porque así fueron llamadas); y ahora, estando vosotros deseosos de entrar en el redil de Dios, y de ser llamados su pueblo; y estando vosotros dispuestos a llevar los unos las cargas de los otros, para que sean ligeras; Sí, y estáis dispuestos a llorar con los que lloran; sí, y consolar a los que necesitan consuelo, y ser testigos de Dios en todo momento y en todas las cosas y en todos los lugares donde os encontréis, incluso hasta la muerte; para que seáis redimidos por Dios, y seáis contados con los de la primera resurrección, para que tengáis vida eterna...

Ahora bien, os digo que si es el deseo de vuestro corazón, ¿qué os impide bautizaros en el nombre del Señor, como testimonio ante él de que habéis pactado con él servirle y guardar sus mandamientos, para que derrame su Espíritu más abundantemente sobre vosotros?"

Esta escritura me pareció extremadamente inalcanzable. ¿Llevar las cargas de los demás, cuando ni siquiera podía llevar mis propias cargas? Y fui más allá: iba a la iglesia constantemente, visitaba a los afligidos en los hospitales, daba comida a los que me lo pedían, y seguía pensando que era una buena madre dentro de mis posibilidades. ¡Ya estaba en mi mejor momento!

En el mes de abril de 2019 ocurrió algo que cambió el sentido de mi existencia. El cambio fue tal que durante un tiempo sentí que mi cordura se ponía a prueba. Cori y yo conocimos una iglesia que aparentemente no parecía una iglesia. Nos encontramos con un profeta que desmitificó todos los conceptos de profeta que yo había aprendido desde mi más tierna infancia. Un hombre accesible, que no hacía falta pedir cita para hablar con él. Conocí un libro, el Libro Sellado, que contenía enseñanzas distintas a las que había llevado en mi corazón sobre el amor al prójimo. Con cada paso que daba para conocer el Libro Sellado y buscar más convicción en sus enseñanzas, algo en mí se transformaba, ganaba más paz, aunque vivía en un torbellino de problemas familiares de salud. Este libro fue un hito en mi vida. Mi percepción de casi todos los conocimientos que tenía estaba marcada entre el antes y el después de conocer las verdades que contenían.

Pero aún me quedaba la pregunta: ¿soy el guardián de mi hermano? Y lo que era tan obvio para mis hermanos venía a penetrar en mí como una medicina homeopática. Una densa y fuerte escama comenzó a caer de mis ojos. Mi mente y mi corazón fueron cambiando poco a poco. Descubrí que sólo podía cuidar de mi hermano en la medida en que me cuidara a mí misma. Tuve que cambiar mis sentimientos. Necesitaba, y todavía necesito, cambiar la lente con la que veo a mi hermano. El secreto de mi búsqueda reside en transformar mis sentimientos de acuerdo con lo que he ido aprendiendo del Libro Sellado. Comencé a rezar con fuerza para que nuevos sentimientos se instalaran en mi mente y en mi corazón.

Nuestro pasaporte para cuidarnos, un asunto que nos falla mucho en casa, es trabajar nuestros sentimientos. Parece sencillo, pero no lo es. Hoy lucho mi propia batalla para acercarme a mis hermanos, trabajando en el mal que habita en mí. No puedo cuidar a un hermano como esperas si mis sentimientos no son compatibles con lo que quieres que sea. Mientras me amoldo a los nobles sentimientos derivados del Altísimo, sigo arrastrándome hacia lo que sería el ideal a los ojos del Señor.

Amarnos a nosotros mismos y al prójimo implica necesariamente trabajar nuestros sentimientos. Este es el gran secreto que el Señor se ha reservado para revelar a su pueblo en estos Últimos Días. Desarrollar los buenos sentimientos derivados de la caridad, nos permite no sólo cuidar de nuestro prójimo, sino también construir la Orden Unida de Enoc y ejercer el Santo Sacerdocio según la Orden del Hijo Unigénito de Dios, como está bien explicado en el Libro Sellado de Moisés 3:61-62.

"61 No podéis, pues, realizar una sola porción de mi obra si no hay entre vosotros los sentimientos derivados de los dones que corresponden a una chispa de mí, el Señor.

62. No, de ninguna manera puede mi pueblo vivir la culminación de mi sacerdocio en una Orden Unida, como sucedió en los días de Enoc, sin que haya en sus corazones los más nobles y elevados sentimientos, todos ellos derivados de la caridad, que es la más pura expresión del amor de Dios entre los hijos de los hombres, ni podéis realizar ningún ministerio, sea de curaciones o de obras poderosas, en mi nombre, sin que haya algunos de los sentimientos derivado de este gran regalo en sus corazones".

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 15 - diciembre de 2021: escrito por Adelisa Berger

Nunca debemos abandonar a Dios

Una hermosa y buena tarde para todos.

Con inmensa alegría y felicidad les damos la bienvenida a la quinta conferencia de la segunda convocatoria.

Mis amados hermanos... Qué bendición que estemos reunidos de nuevo y con el único propósito de la... la obra del Señor.

Hoy quiero hablar de por qué nunca debemos abandonar a Dios.

A menudo escucho a la gente decir... Dios me ha abandonado no escucha mis oraciones.

¿Podría ser? Dios no abandona a sus hijos, son los hijos los que abandonan al Padre.

En el libro sellado de Moisés 4:11-12 Dios le dijo a Enoc: "Hijo mío, profetiza a este pueblo y ordénales que se arrepientan, porque estoy enojado porque sus corazones se han endurecido y han tapado sus oídos para no oír a mis profetas mensajeros y sus ojos para no ver mi obra. Porque he aquí que esta gente, que pretende ser mi pueblo en los últimos días, viene a mí con la boca y los labios, me alaba, pero aparta su corazón de mí.

Hermanos estas actitudes y abandonando a Dios.

Muchas veces en la oración tengo un sentimiento de amor y gratitud: no sólo por ser parte de esta gran y maravillosa obra del Señor, sino por haber sido elegida para dar a luz, criar al niño y estar hoy con el hombre que es nuestro profeta Maurício Berger.

No es fácil ser madre de un profeta: a veces me encuentro en desacuerdo con algo y quiero corregirlo.

Así que creo que siempre he tenido mucha fe y mis sentimientos siempre han sido de amor y también estoy muy agradecida por lo que hacen por mí, y nunca he tenido dudas de que no hay que abandonar los buenos sentimientos, son los regalos de Dios.

Debemos creer siempre que la fe es fundamental para tener sentimientos correctos, y que Dios nunca nos abandona, somos nosotros los que le abandonamos.

Tenemos el privilegio de poder convivir con el profeta, tenemos el privilegio de escuchar las enseñanzas directamente de la boca del profeta.

Pero si sabemos que los sentimientos son dones de Dios, ¿por qué a veces seguimos dudando e incluso faltando al respeto al profeta que vino a guiarnos sobre la voluntad de Dios? Es en este momento cuando abandonamos a nuestro Dios cuando dudamos de la capacidad y la guía del profeta. Sin embargo, en Moisés 12:9 el Señor dijo: "De la misma manera, yo, el Señor, levantaré un Moisés en los últimos días y le daré poder para escribir un registro, pero no le permitiré hablar mucho, pues no soltaré su lengua, sino que escribiré mi ley con el dedo de mi mano, que son los registros de los antiguos profetas de este lugar, para que en esta tierra de ultramar mi pueblo viva según las enseñanzas de un libro de metal".

Hermanos hemos estado aprendiendo mucho sobre los sentimientos y sabemos que los malos sentimientos son del enemigo así que tengan cuidado de no caer en las trampas del diablo.

Como engañan al hombre hasta el punto de calificar lo malo como bueno y lo bueno como malo, eso es lo que ocurre en el mundo actual en todas las denominaciones.

Pero Jesús no nos dejó abandonados cuando se fue, nos envió el Espíritu Santo que se nos da por el don del Espíritu Santo después del bautismo.

Por eso os imploro, hermanos, que permanezcáis juntos en la Iglesia de Cristo y que practiquéis el amor, la gratitud y la caridad. Por medio del Espíritu Santo de Dios y sus dones, dará paz y mansedumbre entre los hijos de Dios.

Los buenos sentimientos como voz en nuestros oídos nos mostrarán el camino a seguir.

Estas fueron las palabras de Nefi en recuerdo de las enseñanzas de Cristo.

Amados hermanos arrepintámonos y sigamos el camino que es estrecho hasta que nos encuentre ante las agradables tribunas de Dios.

Amén.

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 16 - diciembre de 2021: escrito por Bento D'Almeida

Rescatar a todos a través del ministerio de la plenitud del Evangelio de JESUCRISTO

Nos gustaría que los Santos de los Últimos Días y el mundo supieran que por la amorosa misericordia del SEÑOR, no sólo tenemos EL LIBRO SELLADO DE MORON como las nuevas Escrituras Traducidas de las Planchas Mormón por el don y el poder de Dios, conferido por el ministerio de los Ángeles y desde el Cielo al Vidente y Profeta del SEÑOR, hermano Mauricio Berger, pero a través de su ungido y elegido también tenemos muchas revelaciones y orientaciones para cumplir sus propósitos divinos, según las profecías contenidas en las Sagradas Escrituras, ya sea en la Biblia, el Libro de Mormón o en Doctrina y Convenios.

Hemos estado estudiando y asistiendo a las clases del LIBRO SELLADO en línea y hemos tenido la oportunidad de ver nuestro entendimiento incrementado grandemente con las enseñanzas del Profeta Maurício Berger. Su comprensión de las Sagradas Escrituras es profunda y reveladora. Le invitamos a unirse a estas clases en línea uniéndose a amigos o familiares que ya están participando o poniéndose en contacto con los Misioneros y así complementar sus percepciones de las enseñanzas del Libro Sellado y otras escrituras.

He aquí, somos llamados y comisionados por el Señor para establecer Sión y vivir el Orden Sagrado Unido, disuelto en los días de José Smith Jr, con la promesa de que Sión sería redimida en el futuro (D&C 100:12-13). Es un gran privilegio para todos nosotros estar viviendo en este futuro, pues el SEÑOR cumple ahora todo lo que reveló antes a sus siervos los profetas, según Amós 3:7.

Cuando nos enteramos de la aparición de la porción sellada de Mormón y del nuevo ministerio del Ángel Moroni, hicimos lo que corresponde a un Santo de los Últimos Días: ¡fuimos a investigar y a indagar! En poco tiempo recibimos la confirmación de la veracidad del LIBRO SELLADO por el poder del Espíritu Santo.

También recibimos el testimonio del llamado divino del hermano Mauricio Berger, como el Traductor, el Revelador, el Profeta y Vidente, elegido por el SEÑOR. El Señor sabía que a través del testimonio del Espíritu Santo, que da fe de toda la verdad, tendríamos el valor de desprendernos de todo lo bueno que creíamos haber conseguido antes y seguir la voz del Buen Pastor que llama.

Animamos a todos, y a los Santos de los Últimos Días en particular, a hacer lo mismo, a estudiar diligentemente El Libro Sellado y, mediante la oración de fe, a recibir un Testimonio personal por el poder del Espíritu Santo, tal como exhorta una vez más Moroni en el versículo 15. Que todos sigan este precioso don que les fue prometido y así magnifiquen la Unción que recibimos del SEÑOR, antes de nacer, por la cual podemos reconocer la verdad, cuando se nos presenta.

En el Libro Sellado, Nefi, explicó:

15 Pero he aquí que Jesucristo no nos dejó completamente abandonados cuando partió, sino que nos envió su Espíritu Santo, que nos es dado por el don del Espíritu Santo, después del bautismo, mediante la imposición de las manos de los que poseen la debida autoridad, para que seamos capaces de distinguir el bien del mal y tengamos un perfecto discernimiento para separar las tinieblas de la luz que llena nuestros corazones y así elegir seguir el camino de la claridad a través de las enseñanzas de su evangelio.

19 .... con el Espíritu Santo de Dios, a través de sus dones, Sión desbordará paz y mansedumbre entre sus ciudadanos; porque los buenos sentimientos, como una voz en nuestros oídos, tendrán que mostrarnos el camino a seguir, ¡amén! (A3N 6:15-19)

Siempre que hay una Dispensación del Evangelio, el SEÑOR nos lleva a vivir por la Plenitud de Su Evangelio y siempre el propósito superior es establecer una Sociedad Celestial en la Tierra. Vemos en D&C 104 y otras revelaciones que este propósito fue establecido a través de Joseph Smith Jr en el siglo 19 a través de la Ley de Consagración con un llamado a la Orden Unida. Pero debido a que sus corazones estaban más fijados en las cosas del mundo (D&C 101:6-7), el SEÑOR lo disolvió.

Después, especialmente en la década de 1880, los santos crearon varias Órdenes Unidas, pero sin éxito. La Orden Unida sólo puede establecerse bajo la dirección del SEÑOR, en su propio tiempo y a través de su fiel y prudente administrador.(D&C 100:12-13)(Ver Órdenes Unidas en LDS.org)

El profeta Maurício Berger explicó que si José Smith y los primeros Ancianos hubieran cumplido con todo lo que el Señor les había ordenado, seguramente el Libro Sellado de Mormón habría sido traducido en ese momento, ya que contiene las Claves para construir la Sión espiritual en cada corazón. Sin esta Sión establecida en lo más íntimo del corazón de cada uno, la SIÓN física nunca podrá ser construida.

Durante más de 30 años escuché muchas veces que el Libro de Mormón contenía la plenitud del Evangelio. Pero nunca pudieron explicarme por qué. Sólo ahora comprendemos que los nefitas vivían esa Plenitud del Evangelio mediante la observancia de la Ley de Consagración u Orden Unido, según el convenio bautismal descrito en Mosíah 18:8-10.

Lo mismo ocurría entre los Apóstoles en Jerusalén. El Señor también intentó establecer el Orden Unido con el pueblo hebreo dirigido por Moisés en el desierto, pero ellos amaban más las cosas del mundo y no estaban preparados.

Sabemos que los nefitas, debido a que vivían la Ley de Consagración, prosperaron tanto que se volvieron orgullosos, siendo finalmente destruidos y barridos de la tierra por los lamanitas.

Ahora bien, los registros sagrados de Nemenhah, nos muestran que había otro pueblo descendiente de entre los que se unieron al pueblo de Amón, los amonitas, que por el liderazgo de Hagoth (Alma 63:5-8) fueron en barcos a descubrir un lugar para vivir en paz en las tierras del norte, lejos de los ladrones de Gadiantón. Cuando los nefitas fueron destruidos, ya este pueblo del norte vivía en Consagración y Orden Unido, y desde entonces hasta los días de la llegada de los colonizadores al continente americano, quedó un remanente que llevó sus registros a Brigham Young, quien los rechazó porque no tenían quien los tradujera.

Moroni, después de quedarse solo tras la destrucción de su pueblo, vagó por las tierras del norte dirigiéndose a la ciudad de Mentinah, junto con algunos nefitas que habían luchado con él y que encontró en el camino. Mentinah era la ciudad más importante para las bibliotecas y las enseñanzas y ordenanzas del Lugar Alto.

Un joven profeta de 17 años llamado Heinmet, hijo de Pa Natan y Shi-Pahorat, escribió:

6. Por encima de todo, creo que debemos nuestro éxito, como nación y comunidad de naciones, a la Ley de Consagración. Porque, es por la observancia de esta ley que esta nación y sus vecinos salen de Babilonia. Sí, hemos abandonado el mundo y nos hemos adherido a la Ley de Economía del Señor, no teniendo el deseo de obtener ganancias para nuestra propia posesión y dominio, sino más bien, sólo el deseo de ganar abundancia tanto para nosotros como para nuestro prójimo.
(RSN página 266, El libro de Heinmet)

Me gustaría que aprendiéramos la perspectiva del Señor sobre la Ley de Consagración:

1 - He aquí que cuando pactas guardar la Ley de Consagración, pactas confiar en el SEÑOR en todas las cosas, y no apoyarte en tu propio entendimiento. Porque las leyes y los dictados de los hombres se centran en la propiedad. Pero yo os digo que el hombre no tiene propiedad, porque el mundo es el escabel de mis pies. Por lo tanto, ¿cómo puede alguien reclamarlo si no me lo reclama a Mí? Y si no conozco al reclamante, ¿cómo puede entonces alguien reclamar algo que no le pertenece? En verdad, da falso testimonio y lo vomitaré.

2. Por lo tanto, no pienses en tus posesiones como si fueran de tu propiedad. Doy de mi sustancia ante ti para probarte, si serás un buen administrador de mis bienes. El buen administrador ganará más que este mundo en el Reino de mi Padre. Por lo tanto, si deseas riquezas, recuerda que son mías y que se las doy a aquel administrador que cumpla continuamente mis órdenes. De la misma manera, si eres el buen administrador y deseas las riquezas, las desearás sólo porque te permiten realizar aquellas cosas que yo requeriré de ti. Sí, buscarás la riqueza para mis propósitos y no para los tuyos.

3. En verdad te digo que la Ley de Consagración consiste simplemente en que aceptes de Mí el llamado a ser Mi mayordomo y utilices las bendiciones que te doy voluntaria y prudentemente para tu propio mantenimiento. Y lo que no necesites para tu provisión, lo darás gratuitamente a aquellos de Mis hijos que lo necesiten. Sí, darás de tus excedentes a los pobres, a los discapacitados, a los enfermos y a los necesitados. Visitarás a la viuda en su soledad y juzgarás rápidamente las necesidades de los huérfanos y serás como un padre o una madre para ellos.

4 - Y esto lo harás libremente, con alegría en tu corazón, sin que te lo ordenen, y no de mala gana. Porque el que envidia al necesitado me roba. Sí, el que retiene su cosecha y no la da a quien no tiene suficiente, roba el fruto de mi viña y será juzgado. No aprobaré sus obras, y en el día grande y terrible todos los que necesitaban mi sustancia de él, y él no quiso darla, se levantarán contra él con cosas duras, y no lo justificaré.

11. Por lo tanto, mi iglesia debe crecer y no querrán tener necesitados. He aquí que mis santos tendrán todas las cosas en común, y no habrá pobres entre ellos. Sí, ningún niño conocerá jamás la necesidad, ni el hambre, ni la sed, ni el frío, y nunca se oirá en el cielo el llanto de la viuda.

12. Porque es una gran vergüenza ante Mí, que tantos en este día tomen la Ley de Consagración por pacto, y sin embargo el clamor de los necesitados se levanta continuamente de Mis santos. ¿Cómo puede ser esto? ¿Y cómo pueden tantos proclamarse dignos de entrar en Mi Santa Casa, cuando hay tanto mal en su propia casa? ¿Y cómo es posible que tantos piensen que está justificado amasar riquezas ante tanta necesidad?

13. Sí, los niños claman a mí, y sus vientres están vacíos. Y los cojos claman a mí y los enfermos. Y no hay fin de distinción entre los que tienen y los que no tienen. Por lo tanto, ¿puedes mostrarme alguno de mis pabellones y estacas en el que no haya nadie que se presente ante el cuerpo de mis santos y ensalce sus propias virtudes porque su Señor los ha bendecido, pero que se niegue a proporcionar su excedente a los pobres y retenga para sí mismo y para la seguridad de su propio futuro la abundancia que les doy? Yo digo que no hay ninguno que se encuentre en toda mi iglesia. De hecho, todas las mesas están llenas de vómito.

14. ¿Cómo se ha alterado mi palabra? ¿Cómo se ha convertido el púlpito de mi iglesia en un Rameumptum? Es porque mis pastores no han enseñado la Ley de Consagración. Mis pequeños han sido educados en el amor al dinero y el culto a la propiedad. Mis santos se sientan y escuchan a mis pastores y siguen sus enseñanzas. ¿Por qué no deberían hacerlo? Sin embargo, la ley de la propiedad del hombre ha echado raíces en el corazón de los hombres y ensombrece sus almas.

16. Que el que tenga los ojos abiertos, vea y comprenda. Toda mi iglesia está al borde del precipicio debido a las enseñanzas de mis pastores. En verdad, se acercan los tiempos en los que la fuerza de mi pueblo será puesta a prueba. Ese día, si han puesto su corazón en su propiedad, se sentirán amargamente decepcionados. Y que todos los que han acumulado reservas de dinero y no de justicia, tomen de ese dinero y compren guiso con él. He aquí que os digo que con todo su dinero sólo comprarán una medida de harina y un poco de aceite, y harán una última torta para comer antes de morir. Y si no han acumulado reservas de justicia, ¿quién será su profeta para extender la harina y el aceite hasta que termine la hambruna?

17. Pero los que guardan la Ley de Consagración tendrán suficiente para sus necesidades y un excedente aún, incluso en el día de la ira. Entonces los puros de corazón prosperarán, aunque no tengan propiedades. (RSN pg 157)""(fin de la cita)

Me gustaría recordar lo que el Señor enseñó en la revelación de los diezmos:
"Es imperativo comprender la esencia de mi voluntad, para que recibas la PLENITUD DE LA COMPRENSIÓN DE TODAS LAS COSAS.

Todos los santos deben observar la Ley en la que se basa la promesa:

En la Gloria Celestial hay 3 Cielos o grados; para alcanzar el más alto, es necesario que vivamos en aras de algo más grande, y hay una entrega correspondiente para lograr ese fin (13)
- Sólo al desprenderse totalmente de sus posesiones para promover la causa de Sión, el hombre ejerce el más alto de todos los dones de su corazón: promover Mi Reino en beneficio de sus semejantes,
- Vivir en Consagración califica a los hombres para soportar Mi Presencia, como sucedió entre los Enochianos y entre los Nefitas (Apocalipsis sobre el Diezmo, Vs 18)
- La falta de sentimientos correctos hacia la Ley de Consagración inhibe el poder del Sacerdocio entre los hijos de los hombres.
- La Consagración o la Orden Unida santifican a la Nación de Israel

El profeta Mauricio Berger emitió una proclama con una advertencia y un llamamiento: """Estamos entrando en uno de los períodos más oscuros de la historia de la humanidad, si no el más oscuro, ya que implica a todas las naciones del mundo de la humanidad. - D&C 101:11""

3 Si pudiera dar un consejo a los Santos de los Últimos Días, diría que éste es el momento en que todas las ramas del mormonismo deberían "dejar de lado sus diferencias" y unirse para su salvación conjunta, porque la profecía de los tiempos de los gentiles ha llegado, y con ella una enfermedad desoladora (D. y C. 45: 30-31), siendo éste el comienzo de los dolores de aflicción que sobrevendrán a toda la tierra habitada. (Apocalipsis, vers.4) _

6 Por lo tanto, teniendo en cuenta las palabras de Jesús en Mateo 24:21-22, no te engañes pensando que será una gran y poderosa organización religiosa la que te salvará en estos tiempos de tribulación, sino que reflexiona sobre sus palabras de que "si esos días no se acortaran, ninguna carne se salvaría; pero por causa de los elegidos esos días se acortarán."

7 Dice que "ninguna carne se salvaría", mostrando así lo terrible que serán esos días que vendrán sobre nosotros en el futuro. Sin embargo, Él da esperanza a los que escuchan y siguen las instrucciones de sus elegidos.

En el reciente Apocalipsis sobre los diezmos, el Señor nos amonesta y exhorta:

"21 Por lo tanto, si dejas de lado la guía de mi siervo Mauricio y las revelaciones que le fueron entregadas por mi palabra, ¿dónde descansará entonces tu fe? No tenéis nada sin él, y sin su comprensión de todo lo que le enseñaron los ángeles que le visitaron desde el Cielo, nunca podréis construir Sión y un lugar de rescate para salvaguardaros cuando os sobrevenga la desolación repentina.

22 Si no le hacéis caso, al igual que mi siervo José fue desatendido por las autoridades de mi iglesia en los primeros días de la restauración, entonces caeréis, al igual que todos los que lo han intentado antes sin tener guía del Cielo a través del profeta de Dios. Porque he aquí que se acerca la hora en que el sol se oscurecerá y la luna se teñirá de sangre, las estrellas caerán y los cielos y la tierra se balancearán de un lado a otro, y ninguna de las posesiones que tengáis para vuestra seguridad personal tendrá valor alguno para vuestra salvación cuando llegue este día. Razón por la cual Yo, el Señor, te revelé en la conferencia de noviembre de 2020 que muy pronto los cimientos de la tierra serán sacudidos y no habrá lugar seguro al que huir excepto en Sión y sus moradas. Por eso os he animado a erigir el Orden Unido, como el arca de Noé para salvaros en los últimos Días.

"24 ....Se... si no se santifican y se reúnen en los lugares de refugio revelados por el Señor, entonces tendrán que sufrir con la humanidad todas las calamidades predichas por mí, Jesucristo, ... porque no os será posible aguantar; y yo no podré salvaros, porque Dios, mi Padre y vuestro Padre, os lo ha anunciado de antemano por medio de su profeta...."

"28 Si puedes vivir de acuerdo con estos principios, cuán grande y gloriosa será tu recompensa en el Reino Celestial, pues el mundo que conoces, con su lujuria y su sistema monetario, está destinado a disolverse rápidamente, por lo cual, decreté en tiempos antiguos que lo que es atado en la tierra por mi Profeta, el Presidente de mi iglesia entre los hijos de los hombres, por su palabra, lo ataré en el cielo. Entonces, todo lo que mi siervo Mauricio Artur Berger ate en la tierra en estos últimos días, en virtud de las llaves que le han sido conferidas en el sacerdocio de Melquisedec, será atado indefectiblemente en el cielo, y ese poder y esa autoridad son el sello del que hablé que pondría a un administrador fiel y prudente en mi casa en los últimos días." (Fin de la cita)

Que cada uno, puntualmente para sí mismo y en su familia proceda a los cambios y a la forma de ser y vivir revelada por el Señor.

Que rescatemos a todos los que atienden la voz del Maestro y Señor que llama:

"Por tanto, arrepentíos y venid a mí, extremos de la tierra. (RSN 30:34)"

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 17 - diciembre de 2021: escrito por Samuel Gould

El Señor busca un hombre, una mujer y un niño justos

El Plan:  En la Organización del Pre-Amanecer, en presencia de la Iglesia de los Primogénitos, el Padre buscó un espíritu justo en el que pudiera confiar la obra de los cielos1.

Fue Jesús quien se eligió a sí mismo de forma voluntaria para cumplir los deseos del Padre como el Cordero inmolado desde la fundación del Mundo que da todo el honor y la gloria al Padre de las Luces2.

El Padre buscó entonces un Justo, el primer Adán, para que naciera a través del proceso terrenal de vivir en el período de prueba de un día sobre la tierra con una compañera Eva para dar a luz a todos los vivientes con el acento de Jesús, el Hijo Unigénito de Dios.3

Seth: Seth surgió como un "alma viviente" sobre la tierra a imagen y semejanza del primer Adán y, del mismo modo, Jesús fue el segundo Adán, que surgió como un "espíritu vivificante" a imagen y semejanza del Padre, tal como fueron elegidos y escogidos por Dios en la aurora en la plena expresión de su fe en el plan del Padre.4

Pregunta: ¿Cómo recordamos nuestra alianza en el alba para asegurar nuestra elección en la tierra y no caminar en la ceguera de este día?

El Padre está buscando un hombre justo, una mujer justa o un niño justo para cumplir la esperanza del cielo de acuerdo con su santo propósito, tal y como fue pactado con las bendiciones del cielo puestas sobre nuestras cabezas para ser aprovechadas en nuestro ministerio.5

Abraham:  Para que el Padre pueda tener la prosperidad del cielo en la tierra tal como se refleja en las luces desplegadas en los cielos como las estrellas de las constelaciones.6

Sí, el Señor de la Cosecha está procesando espiritualmente las miríadas de las arenas del mar de la gente y elevándolas para que sean las estrellas de los cielos de acuerdo con el plan del Padre de las luces.7

Enoc: Cuando el Señor buscó al único niño justo para cumplir la esperanza del cielo en la tierra, seleccionó al joven de Enoc que descansaba bajo un olivo.

Vio en Enoc el espíritu de siervo voluntario que había presenciado en los cielos en la Pre-Amanecer cuando las bendiciones del cielo fueron puestas sobre su cabeza.

Sí, como "Hombre Justo" cumpliría su potencial formado a través de las pruebas que enfrentaría ante sus semejantes y aquellos "Ángeles Vigilantes" que abandonaron su primer estado para traer progenie a la tierra.

El muchacho Enoc replicaría los nombres de Dios que habitaban como sentimientos en su corazón que reflejaban el fruto del Espíritu derivado de los dones del Espíritu de Dios Todopoderoso que replicaría a través de la Sociedad Sionica que reuniría en una ciudad de justicia.8

Vio que este muchacho multiplicaría los talentos recibidos de los cielos en otros, como las verdaderas arenas de los mares que se elevarían como las estrellas de los cielos.

Al hacerlo, creó la esperanza del cielo en la tierra, al construirse la ciudad de nuestro Dios, Sión.

En la ciudad de Sión, eran de un solo corazón y una sola mente, ya que se perfeccionaron caminando en toda justicia sin tener ningún pobre entre ellos.9

Esta Orden Unida de Enoc nació dentro de una persona justa que lo extendería a la familia, la congregación, la ciudad y en los últimos días de esta Segunda Invitación.10

Miriam:  Cuando el Padre buscó a una mujer justa, encontró a Miriam, una niña de seis años para llevar las noticias del cielo a la tierra, que anunciarían el nacimiento terrenal de su hermano que sería conocido en la tierra como Moisés.

Esta niña llevó al cielo el mensaje relativo al nacimiento de su joven hermano, lo vio salir bañado en la luz de los cielos, su colocación en el precioso cesto que flotaba en el Nilo, su recuperación por la hija del faraón, la selección de su madre Jocabed como nodriza y del padre Amram como maestro de los caminos del Señor y madurar para realizar el servicio de profetisa en medio de la presidencia de Moisés y Aarón y Hur.11

Sem:  Cuando el Señor de la viña buscó un hombre justo para desarrollar la nueva sociedad sobre la faz de la tierra, encontró al hijo de Noé que todos conocemos como Sem, para establecer la ciudad Salem, para convertirse en el hombre, incluso con el título funcional de Melquisedec, Rey de la Justicia.12

Siendo Sem el mayor, se convirtió en el menor, para establecer la Iglesia a través de Abraham a quien bendijo con una multiplicidad de bendiciones de los cielos que habían sido colocadas sobre su cabeza en la organización previa al amanecer de los Espíritus.13

Abraham pagó los diezmos de todo lo que tenía a este hombre, Sem, el Melquisedec, guardián del Almacén del Señor.14

Del mismo modo, Jacob hizo un voto de que daría el décimo, o diezmo, a la obra de Dios cuando se separara de su madre Rebeca y de su padre y hermano.15

El 30 de junio de 2021, el Vidente Mauricio Arthur Berger, recibió una revelación a través de los Intérpretes sobre las tres leyes financieras del diezmo, la Consagración y la Orden de Enoc.16

La Ley del Diezmo (también conocida como Ley Telestial):  Esta décima parte es el punto de partida de compartir las cosas terrenales para que podamos ser enriquecidos con la riqueza de los cielos en las cosas espirituales en nuestro desarrollo de ser un grano de arena para convertirnos en una luz de los cielos.

Las leyes financieras del Señor de la Cosecha son transformadoras, tal y como se da en la Parábola de los Talentos de los que Dios nos ha dotado, ya sea uno, dos o cinco.17

La expectativa inicial es que entremos a través de la Ley del Diezmo y nos desarrollemos en la duplicación de los talentos físicos y espirituales que hemos recibido y recibiremos para que podamos tener dos talentos.

Los nueve (9) dones del Espíritu son dados separadamente al nuevo miembro de la novia de Cristo mientras desarrollan su fe inicialmente a través de la Ley del Diezmo.

Estos que el Señor ha seleccionado para ser manifestados, nutridos y desarrollados por ustedes en el gran gozo de participar, testificar y enseñar a otros acerca de los nueve (9) frutos del Espíritu que han experimentado.18

La Ley de Consagración (también conocida como Ley Terrenal):  Esta es una ley de la promesa de que podríamos ir a la perfección, tomando nuestros dos talentos y desarrollándolos en cuatro talentos, primero físicamente y segundo espiritualmente.

Esta ley fue expresada al joven obediente que vino a Cristo preguntando: "¿Qué me falta todavía?", a lo que Jesús dijo: "Si quieres ser perfecto, ve, vende lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; y ven y sígueme".  Estos son los requisitos para entrar en la Ley de Consagración.19

Así, a medida que desarrollamos las promesas sumamente preciosas en los siete pasos (por ejemplo, fe, virtud, conocimiento, templanza, paciencia, piedad, bondad fraternal, caridad), tomaremos los dos talentos recibidos bajo la promesa de la Ley del Diezmo, y los duplicaremos de nuevo, para que tengamos cuatro talentos dados a nosotros en nuestra mayordomía, primero físicamente, y segundo espiritualmente.20

Este camino se ha dejado de lado para que podamos seguir la igualdad de oportunidades en las cosas físicas, así como las bendiciones espirituales a medida que somos transformados por la poderosa mano de Dios.  Si no somos iguales en las cosas físicas, cómo podríamos ser iguales en las bendiciones espirituales.21

Orden de Enoc, Ley del Excedente (también conocida como Ley Celestial): Habiendo ganado cinco talentos, ahora es nuestro gozo duplicar esos talentos en el servicio a la obra del Señor para que podamos tener diez talentos para ejercer en nuestra mayordomía de las bendiciones tanto físicas como espirituales del cielo de arriba mientras establecemos la ciudad de la Nueva Jerusalén en la tierra para que la Jerusalén celestial pueda descender de los cielos.

Las recompensas eternas están escritas en el corazón de los cielos, en el seno del Padre, como aquellos que proceden del festín de las palabras de las Planchas de Mormón bajo los siete sellos, también conocido como el Libro de los Siete Sellos bajo las enseñanzas de Jesús desde el templo espiritual y físico del Señor durante el reino milenario de Jesús.22

Aquí en esta tierra, seremos perfeccionados durante los mil años para vivir y morar y cumplir los planes eternos del Padre de las luces.

Al que haya desarrollado los cuatro talentos se le concederá la administración de cuatro ciudades y al que haya desarrollado los diez talentos se le concederá la administración de diez ciudades cuando Dios plante los cielos con los que salgan de Sión.23

Visión:  Hace algunas semanas se me dio una visión nocturna de los hermanos Joseph Fredrick Smith y Jeffery Johnson con algunos otros, durmiendo en el suelo en una tienda mientras yo estaba de pie para entregar las palabras de vida eterna. La palabra del Señor al hermano Joseph fue que se levantara y declarara la verdad del Libro Sellado de Mormón para que hubiera aceite en los vasos del Señor en la tierra de Sion. Es nuestro deber mientras la ventana de la promesa aún está abierta.

Vírgenes de la Restauración:  Debemos tener el aceite del Espíritu Santo en nuestras vasijas ardiendo brillantemente con el testimonio de la obra del Padre en el Cielo a través de su hijo Jesús, nuestro compañero en esta Segunda Invitación.24

¿Quién, entre las diez vírgenes de la Restauración, saldrá con la verdad y la fuerza espiritual como los sabios administradores de la herencia del Señor en la tierra, tal como se ejemplifica en la unión de las labores físicas y espirituales ante el Señor, y quién entregará el aceite del Espíritu Santo de la Promesa en los vasos que ahora no tienen esperanza de entrar en la cena de las bodas del Señor, tal como se da en esta Segunda Invitación?

El tiempo es efímero, los obreros son pocos, pero es nuestro llamado a persuadir a las Vírgenes de esta obra de Restauración para que se investiguen con las palabras grabadas de la verdad mediante la morada del Espíritu Santo, para dotarlas de la promesa plena del Sacerdocio de Melquisedec, de modo que la obra de Dios pueda brillar con su luz eterna en todo el mundo mientras establecemos la causa de Sión, construimos el templo del Señor y la nueva Jerusalén bajo la dirección de nuestro compañero de trabajo, Jesucristo.

¿Serás tú ese niño o niña justo, ese hombre o mujer justo, que Dios pueda usar para hacer su obra en esta Segunda Invitación como Dios hizo con Enoc, Miriam, Sem, Moisés, José, y ahora con el Vidente Mauricio Arturo Berger?25

Hermano Samuel Shule Gould

Referencias

Definición de Justo - Los justos son aquellos que han sido justificados, o declarados no culpables, o verdaderamente sin cargos ante Dios y el Hombre y la Naturaleza, personas que viven en una relación correcta con Dios, unos con otros y con la creación natural. Desde un punto de vista bíblico, la justicia significa amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos y está arraigada en el carácter y la naturaleza de Dios.

1 D&C 107:18-19 (RLDS 104:9) y Gen 9:22-23 y Heb 12:22-23
2 Génesis 3:1-3, Abr 3:27

Abr 3:27 "Y el Señor dijo: ¿A quién enviaré? Y uno respondió como el Hijo del Hombre: Aquí estoy, envíame. Y otro respondió y dijo: Heme aquí, envíame a mí. Y el Señor dijo: Enviaré al primero".

3 1 Cor 15:45
4 Gn 6:10 y Heb 1:3
5 Al 13:3-4 (RLDS 9:65-67) y 2 Pe 1-9-10 y Gen 18:25, 19:35
6 Gn 22:21
7 Ef 2:4-7
8 Libro Sellado de Moisés 4:16-17
9 Gn 7:23
10 Hechos de los 3 Nefitas 10:5

11 Jasher 68:1, 4, 14 y Libro Sellado de Moisés 13:2-4 y Ex 6:20
Jasher 68:1 En aquel tiempo el espíritu de Dios estaba sobre Miriam, hija de Amram, hermana de Aarón, y ella salió y profetizó sobre la casa, diciendo: He aquí que nos nacerá un hijo de mi padre y de mi madre esta vez, y él salvará a Israel de las manos de Egipto...

4 Y al cabo de siete meses desde su concepción, dio a luz un hijo, y toda la casa se llenó de una gran luz como la del sol y la luna en el momento de su brillo ...

14 Y su hermana Miriam se puso de pie a lo lejos para saber qué se haría con él, y qué sería de sus palabras.

12 Al 13:18 (RLDS Al 10:12-14), Jasher 16:11-12, y T&S vol. 6, p. 746
Jasher 16:11 Y Adonisedec, rey de Jerusalén, que era Sem, salió con sus hombres a recibir a Abram y a su pueblo, con pan y vino, y permanecieron juntos en el valle de Melec. 12 Y Adonisedec bendijo a Abram, y Abram le dio la décima parte de todo lo que había traído del botín de sus enemigos, porque Adonisedec era sacerdote ante Dios.

T&S Vol 6, P746 "... Y con el conocimiento superior de hombres como Noé, Sem, (que era Melquisedec) y Abraham, el padre de los fieles, tres contemporáneos, que poseían las llaves del orden más elevado del sacerdocio: conectando la creación, y la caída; memorizando la justicia de Enoc; y gloriándose en la construcción del arca para la salvación de un mundo; conservando todavía el modelo y el patrón de esa arca ..."

13 Libro Sellado de Moisés 9:4, y Palabras de Jesús a través de Moroni V21
21 Esta ordenanza, que ha sido requerida desde el principio, y restaurada de nuevo en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, para que no se impongan apresuradamente las manos sobre la cabeza de un hombre que tenga un cargo de supervisión en el oficio de sumo sacerdote, sino que sus pies pasen primero por la ablución de esa ordenanza, bajo las manos de uno mayor, para que aquel sobre el que se transmita alguna autoridad, conserve en sí mismo el mismo concepto de grandeza que este que ha tomado posesión de él, comportándose desde entonces con el espíritu de uno menor (Lucas 9:46-48).

14 Gn 14:20 y Al 13:15; (RLDS Al 10:8)
15 Isaac Gn 28:22
16 Heraldo de la Segunda Invitación, Vol 5, Ago 2021, por John Paul Pratt.

Heraldo de la Segunda Invitación, Vol 5, noviembre 2021

17 Mateo 25:13-31
18 Moroni 10:8-17 (RLDS Moroni 10:9-12)
19 Mateo 19:20-21
20 2 Pedro 1:4-7, Juan 1:51
21 D&C 78:6 (RLDS 77:1f)
22 Apocalipsis 5:1-5
23 Isa 51:11,16
24 D&C 45:56-58 (RLDS 45:10 b-d)
25 Lucas 14:21 y 3 Ne 20:36-40 (RLDS 3 Ne 9:74-78)

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 18 - diciembre de 2021: escrito por Renee Whitefield

Oración de Clausura

Padre Celestial,

Que tu nombre sea santificado entre nosotros y dentro de nosotros.  Al final de este día y también cuando clausuremos esta conferencia, te pedimos que nos ayudes a desarrollar los dones y los sentimientos correspondientes de tus asombrosos atributos dentro de nuestras almas; y ayúdanos a poseer continuamente la ciudadanía de Sión en nuestros corazones.

Por medio del Espíritu Santo, recuérdanos por favor que debemos permanecer en contacto unos con otros durante los meses siguientes, independientemente de nuestras diferencias de idioma, o de cualquier otra diferencia que imaginemos.  Recordamos que en la torre de Babel confundiste las lenguas y dispersaste a los pueblos por los cuatro puntos cardinales.  Sin embargo, queremos ser bendecidos con la fe del hermano de Jared, a quien se le concedió su oración para que su grupo de familiares y amigos tuvieran el mismo idioma y permanecieran juntos. Hoy me dirijo a vosotros, pidiendo un don similar. Sabemos que debe haber una oposición en todas las cosas; y como el hermano de Jared, sabemos que tú, no puedes mentir, Padre. Por lo tanto, concédenos la fe y la diligencia para aprender plenamente el lenguaje puro que se nos prometió en el Libro Sellado.  Queremos desarrollar ese lenguaje puro a la perfección dentro de nuestras almas, con toda la energía de nuestros corazones y con todo el enfoque de nuestras mentes con una unidad que está en oposición a la separación que a veces sentimos cuando no entendemos un lenguaje hablado. Ayúdanos mientras trabajamos para entender este lenguaje puro con todas nuestras fuerzas, para que tu nombre inefable sea glorificado en nosotros.

Sabemos que el viaje de los jareditas a la Tierra Prometida implicó olas montañosas que se estrellaron contra sus barcos, pero Jesús tocó las piedras que fueron sacadas de la montaña para dar luz a los jareditas. Del mismo modo, bendícenos para que nos convirtamos en piedras vivas y seamos una luz para el mundo, y te glorifiquemos. Nos damos cuenta de que seremos probados con respecto a las cosas que hemos aprendido aquí en esta conferencia, y deseamos sinceramente conquistar todas las pruebas que tenemos el privilegio de recibir de ti hasta la próxima conferencia. Ayúdanos a "probar todas las cosas".  Por muy difíciles, por muy dolorosas, por muy montañosas que parezcan las circunstancias, danos los sentimientos correspondientes para creer, esperar y soportar todas las cosas, porque tu nombre nunca falla.  Gracias, Padre, por conservar los recuerdos de las épocas pasadas, para que siempre recordemos ofrecerte un sacrificio de alabanza en nuestros momentos más oscuros, incluso como hicieron los jareditas cuando fueron tragados por las olas de la montaña y se sumergieron en las profundidades del vasto océano.

Padre, estamos comprometidos juntos a rescatar a Sión, a construir la Orden Unida, así como la Sociedad Fuentes de Aguas Vivas en estos últimos días, y nos damos cuenta de que no estamos solos en el trabajo.  Hay ángeles entre nosotros, y tú has enviado a tu siervo bueno y fiel, y por lo tanto parte del reino de los cielos ya está aquí. ¿Cómo no vamos a alabar tu santo nombre, Padre, sabiendo que ya se nos han concedido bendiciones tan gloriosas?  Unidos, podemos cambiar el paisaje que se presenta ante nosotros.  Que tu reino venga en su plenitud, y que se haga tu voluntad en la tierra, literalmente, como se hace tu voluntad en el cielo.

Y ahora, inmersos en el indecible nombre de Jesucristo, cuyo nombre es tan excelente como el tuyo, te pedimos estas bendiciones, y te alabamos con cantos de alegría por todo lo que nos has regalado en este día, y en épocas pasadas, y también en las generaciones venideras. "Amén".

2 ARAUTO ESPANHOL

Volumen 9, artículo 19 - diciembre de 2021: escrito por John Paul Pratt

El diezmo y la Ley de Consagración

En esta edición especial del Heraldo, publicamos de nuevo el Artículo del Presidente John P Pratt con respecto al diezmo y la ley de consagración para ser estudiado así como fue requerido por el Profeta Maurício Artur Berger.

A partir del 30 de junio de 2021 se recibió una nueva revelación que aclara algunos puntos importantes sobre la ley del diezmo y la ley de la consagración tal como se aplica en la Orden Unida. También enfatiza la necesidad de comenzar inmediatamente a vivir la consagración a un nivel superior porque la ley está diseñada para salvar a los santos de las catástrofes que están a punto de ocurrir en el mundo. La necesidad de construir ciudades de refugio antes de que nos sobrevengan las calamidades es ahora tan importante como lo fue para Noé construir el arca antes de que llegaran las aguas del Gran Diluvio.

En los días de Enoc, su pueblo aprendió a vivir juntos en el amor. Tenían todas las cosas en común y no había pobres entre ellos. Vivían la ley celestial del cielo y por eso estaban preparados para ir al cielo y fueron finalmente trasladados algún tiempo antes del Gran Diluvio.

Noé fue llamado a construir un arca para salvar a los que escucharan las advertencias del Señor. La construcción de ese gigantesco barco fue un proyecto enorme. Requería grandes sumas de materiales y mano de obra y tardó varios años en construirse. El Señor no construyó el arca para Noé, sino que se requirieron grandes sacrificios para construir esa nave que preservaría tanto a la humanidad como a los animales.

Vivimos en tiempos similares a los de Noé, siendo antes de la venida de la segunda gran destrucción de los soberbios y los malvados para limpiar la tierra en preparación para el glorioso reino milenario de Jesucristo. Grandes destrucciones son predichas en las escrituras, pero el Señor ha prometido que sus santos serán preservados en lugares santos, ciudades de refugio, construidas por aquellos que creen en sus advertencias y que también desean vivir la ley celestial de tener todas las cosas en común, sin pobres entre ellos.  El Señor no construirá estas ciudades, sino que, como el arca, serán construidas por el sacrificio y el trabajo duro de los santos.

El Señor ha llamado a Mauricio Artur Berger para que sea el vidente en estos últimos días para iniciar la construcción de ciudades de refugio y para preparar la fundación de la ciudad de Sión, la Nueva Jerusalén, que se construirá en el condado de Jackson, Missouri. Se requiere mucho dinero y muchos recursos para estos proyectos de construcción. Aquellos en la ciudad de Enoc regresarán para unirse a ellos. Todos se regocijarán juntos porque ambas ciudades estarán viviendo las mismas leyes y tendrán experiencias similares para compartir.

Este artículo explica algunas de las aclaraciones dadas en la reciente revelación sobre la ley del diezmo y la ley de la consagración que deben ser implementadas para construir las necesarias ciudades de refugio a tiempo para salvar a los santos de los devastadores desastres, flagelos y sequías que vendrán.

En los días del Profeta Joseph Smith, se hizo un intento de vivir la Orden Unido. Fracasó por varias razones, entre ellas que la gente no tenía suficiente amor entre sí, sino que se peleaban y contaminaban la tierra sagrada. Debido a eso fueron expulsados de Missouri y se les dio la ley del diezmo que era más fácil de vivir, y un paso preparatorio para vivir la ley de la consagración.

Diezmo

En 1838 el Señor reveló a Joseph Smith la ley del diezmo para la Iglesia contenida en el D&C 119 (SUD). Es un convenio eterno y el mandamiento mínimo requerido para todos los miembros dignos de la Iglesia. Esa ley tiene dos partes distintas.

La primera parte es que, como principio de sus diezmos, todos los miembros nuevos debían dar todo su excedente a la Iglesia para ser utilizado para tres propósitos (1) para la construcción del templo, (2) para poner los cimientos de Sión y el sacerdocio, y (3) para las deudas de la Primera Presidencia (D&C 119:2). La nueva revelación explica que estos tres propósitos corresponden en detalle a los diezmos pagados en los días de Moisés, y son de hecho parte de una ley eterna.

Esta parte inicial de la ley aparentemente nunca se ha implementado completamente en ninguna de las ramas de la restauración desde los días de José Smith, pero en la nueva revelación el Señor declara explícitamente que de hecho todavía se requiere de todos los que se unen a esta iglesia que nunca han sido miembros de ninguna de las ramas de la restauración de los últimos días.

La segunda parte de la ley del diezmo consiste en "pagar continuamente la décima parte de todos sus intereses anualmente" (D&C 119:4). La revelación continúa diciendo que ésta es "una ley permanente para ellos para siempre" y que aquellos en Sión que no guarden esta ley "no serán hallados dignos de morar entre vosotros" y que si el pueblo de Sión en su conjunto ignora esta ley, que "no será una tierra de Sión para vosotros" (D&C 119:4-6).

La nueva revelación hace hincapié en la importancia de que todos los miembros paguen el diezmo. No es opcional, sino que es un mandamiento. Después de citar el mandamiento de Malaquías de traer los diezmos a la casa del tesoro (Malaquías. 3:10), el Señor explica:

"Es imperativo, por lo tanto, comprender la esencia de mi voluntad para que podáis recibir la plena comprensión de todas las cosas - Uno de los deberes que todos los santos deben observar indefectiblemente es la ley en la que se basa esta promesa, pues en la gloria celestial hay tres cielos, o grados, y para alcanzar el más alto, es necesario que viváis a favor de algo mayor, con la correspondiente entrega a lo que se busca para alcanzar ese fin". - v. 12 (énfasis añadido)”.

En 1838, inmediatamente después de que se diera esa revelación, el obispo Edward Partridge interpretó que el diezmo debía ser el 10% del interés que se podía ganar sobre el "patrimonio neto" de cada uno, lo que se entendía como los activos líquidos de cada uno. Eso no significaba mucho diezmo para la mayoría de los miembros. Puso el ejemplo de que un hombre con un patrimonio neto de 1.000 dólares podría invertir ese dinero a un tipo de interés del 6% anual para ganar 60 dólares de interés. Sobre eso, ¡sólo pagaría 6 dólares de diezmo en todo el año!

Esa pequeña cantidad de diezmo no sería en absoluto opresiva para los pobres, que, en muchos casos, no deberían ningún diezmo. Además, esta cantidad mínima de diezmo no sería suficiente para construir las ciudades de refugio que se necesitan. Este nivel mínimo de diezmo es una ley eterna en la Iglesia. Se le dio a la Iglesia sólo después de que no vivieran la ley superior de la consagración. El nombre de "diezmo del excedente" se da a esta ley en la nueva revelación para distinguirla del "diezmo de Moisés", que era una ley superior, descrita en la ley de Moisés en la Biblia, y que es el punto de entrada para vivir la ley de la consagración. Esto nos lleva a la ley superior de la consagración tal y como se aplica en la Orden Unida.

La Orden Unido

El Libro Sellado contiene instrucciones explícitas sobre cómo implementar la Orden Unido de acuerdo con el método utilizado con éxito por los nefitas después de haber sido enseñados por el Salvador tras la Resurrección. En particular, establece que el nivel de entrada al Orden Unido era el "diezmo de Moisés":

“se permitía una consagración parcial de cada familia, comenzando por el diezmo exigido por la ley de Moisés, y así progresivamente hasta la cantidad que cada uno aceptara dar en su corazón, sin ningún resentimiento... comenzaron consagrando sólo el diezmo de todo lo que poseían y dando continuamente el diezmo de todo lo que producían" - Hechos de 3 Nefitas 9:2-3.

Por lo tanto, es necesario entender lo que es el "diezmo de Moisés" como se describe en la ley de Moisés en la Biblia. Esto se explica en la nueva revelación:

"... la ley de la consagración, cuya ley es mayor que la ley del diezmo y que comienza con la ley de Moisés y no con la ley del excedente. A su vez, exige un diezmo progresivo de todo y no del excedente" - v. 7 (énfasis añadido).

Después de revisar las escrituras sobre las diversas partes del diezmo de Moisés, el versículo 19 de la nueva revelación cita este mismo versículo de El Libro Sellado. También explica que el principio es la base sobre la que se calcula la "décima parte". En lugar de ser una décima parte sólo de los intereses, excedentes o sobrantes de uno, es una décima parte de todas las posesiones:

"Sin embargo, todo miembro que quiera participar en la ley de consagración debe comenzar con el diezmo de Moisés, llegando a contribuir con el diezmo de todo lo que tiene, como lo enseñó mi siervo Mauricio. Y esto implica el diezmo de todo, casas, coches y bienes en general, o el 20, 30, 40, 50, y hasta el 100% de todo lo que tengan, quienes entrarán en la Orden Unida, como cada uno determine en su corazón." - v. 27.

En esta escritura, la palabra "diezmo" es sinónimo de "una décima parte". Una vez que los miembros se han unido a la Orden Unida, se espera que a medida que sientan un mayor amor por los demás y un mayor deseo de construir el reino, aliviar el sufrimiento de los pobres y preparar ciudades de refugio para que los santos sobrevivan a la tribulación venidera, aumenten el porcentaje de su participación hasta llegar finalmente al objetivo del 100%.

Para unirse a la Orden Unida, póngase en contacto con el Obispo Presidente (bishopinzion@gmail.com) si no se ha unido ya previamente. La Orden Unida está abierta a todos aquellos que han sido bautizados en una de las ramas de la restauración, aceptan El Libro Sellado, a Mauricio como vidente del Señor, a los líderes de la Iglesia, y que lo demuestran participando del sacramento en las reuniones de esta Iglesia. Es decir, no es necesario haber sido bautizado y confirmado como miembro, especialmente en el caso de que uno esté alejado de todos los ancianos, o por cualquier otra razón no haya tenido la oportunidad de unirse oficialmente a esta iglesia.

La orden de Enoc

En la revelación, el Señor se refiere a los que participan en la Orden Unida a nivel del 100% como que han entrado en la "Orden Unida de Enoc", o simplemente, la "Orden de Enoc". Afirma que en la restauración se ha sabido desde el principio que la ciudad de Sión sólo puede fundarse sobre los principios del reino celestial:

Pero he aquí, no han aprendido a ser obedientes a las cosas que exigí de sus manos, sino que están llenos de toda clase de maldades, y no dan de sus bienes, como corresponde a los santos, a los pobres y afligidos de entre ellos; y no están unidos según la unión requerida por la ley del reino celestial; y Sión no puede ser edificada a menos que sea por los principios de la ley del reino celestial; de lo contrario, no puedo recibirla para mí.  - D&C 105:3-5 (énfasis añadido).

Con respecto a las finanzas, eso significa que el pueblo debe tener todas las cosas en común, sin que haya pobres entre ellos. El enfatiza que Sus leyes son inmutables y que así se ha requerido de todo su pueblo desde el principio, y se requiere para calificar para el nivel más alto del reino celestial. El Señor explica que:

"... sólo con la condición de desprenderse por completo de sus posesiones, a fin de hacer avanzar la causa de Sión, es que el hombre ejerce en su corazón el más alto de todos los dones, el de promover mi reino en beneficio de sus semejantes, lo cual, a su vez, los califica para llevar mi presencia, tal como sucedió entre los enoquianos y también entre los nefitas." - v. 17.

Considere un ejemplo de lo que significaría estar en el nivel 100% cuando el sistema está completamente en su lugar: una partida de caza de búfalos de los nativos americanos. El búfalo puede ser capturado por un solo miembro del grupo, o varios podrían haber disparado flechas o lanzado lanzas. Además, otros miembros pueden haber ayudado a dirigir al búfalo en una dirección determinada para que otros puedan dispararle. Cuando se mata al búfalo, no se considera que sea para un solo hombre, ni siquiera para el grupo de cazadores, sino que puede ser para que lo comparta toda la aldea. Si lo mata un solo hombre, no se cree dueño de él por tener la primera opción de carne, sino que todo el búfalo se entrega a los que lo prepararán para compartirlo según las necesidades de cada uno. Así, todo lo que se produce es para Sión, dado por el amor que se tienen unos a otros. Todos prosperan juntos.

Por supuesto, se espera que todos contribuyan a producir o ayudar según sus capacidades. El Señor ha dicho: "No estarás ocioso; porque el que esté ocioso no comerá el pan ni se pondrá la ropa del trabajador" (D&C 42:42). De nuevo, si todos se aman, entonces todos querrán contribuir con lo que puedan.

Entonces, ¿qué significa estar en el nivel del 100% ahora? Los Hechos de los Tres Nefitas explican que en la práctica, no siempre daban todo lo que producían, sólo para recibir una porción de vuelta para ellos. Era más práctico guardar para uno mismo lo que era necesario para sostener la vida, como la comida, la ropa y la vivienda:

Entendemos que la ley de Cristo no requiere que sacrifiquemos todo, sólo requiere que vivamos los principios básicos de la consagración en los que se requiere que nuestras riquezas estén a disposición del Señor, y que, aunque retengamos alguna parte de todo lo que producimos en nuestros propios almacenes, sin embargo el Señor espera que estemos dispuestos, si es necesario, a sacrificar nuestras casas, tierras y haciendas, para que haya una justa distribución de las riquezas. - Hechos de los  3 Nefitas 9:8.

El punto es que "consagraron" todo lo que tenían al grupo. Además, no se consideraban dueños de sus bienes, sino sólo "administradores". Recuerda que "del Señor es la tierra y su plenitud" (Salmo 24:1, 1 Cor. 10:26). Es decir, en realidad, sólo somos administradores de lo que habitualmente se considera como "propiedad". La Orden de Enoc es simplemente un reconocimiento formal de que en realidad sólo somos mayordomos.

En cuanto a los detalles sobre cuál es exactamente la base sobre la que se calcula el 10% -100% de lo que uno produce, la revelación afirma que eso lo determina cada uno según los dictados de su propio corazón (v. 27). Sin embargo, se subraya que el fundamento principal es el amor que se tiene por los demás y el deseo de aliviar su sufrimiento, tanto ahora como cuando lleguen las grandes calamidades. Se cita el ejemplo de Ananías y Safira, que declararon públicamente que daban todo el producto de la venta de unas tierras, cuando en realidad estaban reteniendo una parte porque no confiaban plenamente en las promesas del Señor de cuidar de ellos. Ambos murieron en el lugar donde mintieron al Señor.

En cuanto a los pobres que necesitan recibir ayuda financiera de la Orden, eso será un asunto que se tomará individualmente en cada caso siguiendo el patrón dado en los Hechos de los Tres Nefitas.

Se espera que todos los miembros de la Iglesia comprendan la necesidad de unirse a la Orden Unida en el nivel más alto en el que se sientan capaces. También es importante recordar que el mínimo para todos los miembros es pagar el diezmo del excedente.

Este artículo sólo ha sido una introducción y una visión general de la revelación, que se ha publicado por separado. Estudienla  con atención porque contiene varias páginas de información detallada tanto sobre estas leyes, como sobre la necesidad de participar para estar protegidos de las calamidades que se avecinan y también sobre las bendiciones que se derivarán de haber ayudado a construir las ciudades de refugio.

El Señor está haciendo todo lo que puede para prepararnos para las próximas catástrofes, pero tenemos que hacer nuestra parte aceptando sus revelaciones y actuando en consecuencia. Que todos seamos de un solo corazón y una sola mente y nos preparemos a nosotros mismos y a nuestros hijos para estar realmente en la presencia del Señor.

pt Português
X